Toldot/ Generaciones…

Bereshit/ Génesis 29:19 – 28-9

 

A primera vista la Torah pareciera una serie de narraciones que nos cuentan historias interesantes y asombrosas. En Bereshit/Génesis por ejemplo nos cuentan la historia de la Creación del mundo, la vida de los patriarcas y sus esposas y la llegada del pueblo hebreo a Egipto donde quedan largo tiempo viviendo como “esclavos”…

Si es la primera vez que lees la Torah o la Biblia y nunca escuchaste sobre la Kabbalah, es muy probable que pases desapercibido que cada una de estas historias es una lección sobre cómo acercarnos a la Luz del Creador. No se trata de historias cronológicas sobre una serie de personajes que pertenecen a un linaje o descendencia escogida y que figuran como  “el pueblo elegido”… se trata de lecciones que de alguna forma son explicadas como cuando le queremos transmitir a un niño una lección importante para su vida con una historia.

En nuestro caso, como como niños cuando a nivel espiritual se refiere y la Torah es aún más poderosa que una recopilación de historias para niños con moralejas, estas lecciones en realidad tienen como fin enseñanarnos cómo conectarnos con las Leyes Universales que gobiernan a La Creación y a la humanidad. Las Leyes Universales no son mandamientos como los que nos han hecho creer, de hacer o no hacer… estas leyes nos hablan de aspectos que son inamovibles como la misma ley de gravedad y que aunque nos portemos bien o mal, dicha ley siempre funcionará de igual forma para todos, por lo que se trata de comprender su funcionamiento para que en vez de perder el tiempo y esfuerzo peleando contra una fuerza inalterable, mejor actuar de forma productiva aprendiendo a fluir con ella de manera armónica.

Este primer libro es la semilla de la Torah completa y esta es la razón por la que encontramos tanta profundidad y sabiduría en él, pues en esencia aquí está contenida la base de todas las enseñanzas de la Torah completa… enseñanzas para la vida diaria de cualquier persona que habita este mundo; no son historias extraordinarias de personas santas! Son las historias de cada uno de nosotros, con sus alegrías y tristezas, amores y venganzas y todo aquello que tarde o temprano nos lleva al encuentro con La Luz mientras vamos subiendo en la escalera de la consciencia.

La lección de esta semana “Toldot/ Generaciones” nos explica cómo el camino a la redención se empieza a dar finalmente, luego de la salida de Avraham y Sarah de su tierra natal, atravesando y trascendiendo las limitantes que les separaban de sus misiones de vida, hasta finalmente culminar aquello que abrió las puertas para que sus generaciones posteriores alcanzaran el objetivo al que estaban y estamos todos destinados a llegar…

«La liberación de nuestra consciencia y el encuentro con la Luz del Creador.»

Toldot narra las vidas de Esav y Yaakov nietos de Avraham e hijos de Yitsjak y Rivká. Estos hermanos gemelos que se diferenciaban por tener atributos tan opuestos como el día y la noche.

Esav de atributos inclinados al cuerpo físico y el mundo material. Hombre fuerte y hábil en el trabajo del campo (Maljut); mientras que Yaakov se inclinaba al conocimiento y estudio de los secretos del Cielo, sus atributos eran de connotación más espiritual y de anhelo por la Luz.

La Torah nos cuenta que la lucha entre ambos hermanos dió inició desde que estaban en el vientre de su madre Rivká y la Kabbalah nos explica que Esav y Yaakov representan la lucha constante entre el la Luz y la Oscuridad que todos experimentamos en nuestro interior a lo largo de nuestra vida y a cada segundo de ella. Por lo tanto la Parashá Toldot nos deja enseñanzas importantes sobre el entendimiento de nuestra naturaleza mientras habitamos en este mundo en donde la lucha entre Luz y oscuridad o el “bien y el mal” son el reto de vida de todo ser humano.

Nuestra Alma es la parte de Luz en nosotros mientras que el EGO es la parte de oscuridad que habita en nuestro interior. Es una batalla constante en la que todos y cada uno de nosotros participamos queramos o no y estemos conscientes o no de ello. Sin embargo el requisito primordial para tener oportunidad de victoria es…

“El RECONOCIMIENTO DE QUE ESTO ES UNA BATALLA”

Si no podemos entender esto, no tendremos oportunidad de vencer a nuestro propio lado oscuro, pues el Oponente/ EGO/ Satán, nunca descansa!

De la historia de Esav y Yaakov aprendemos a utilizar tanto nuestro lado positivo como negativo para acercarnos a La Luz y al Creador, y esto es a lo que se refiere cuando dice la Torah: “Amarás al señor tu Dios con todo el corazón”… porque el corazón puede amar o puede odiar, puede inclinarse a lo positivo o a lo negativo y la Kabbalah nos explica que aún el odio o cualquier situación por más negativa que sea, siempre tiene dos polos (positivo y negativo) y de igual forma con las situaciones contrarias como el amor y la felicidad.

TODO EN LA VIDA TIENE DOS LADOS QUE HACEN LA TOTALIDAD, como las dos caras de una moneda.

Así podemos explicar que el EGO puede parecer algo muy negativo, pero en realidad no lo es del todo… su función como explica la Kabbalah es alejarnos lo más posible de la Luz para despertar el deseo natural por ella y así provocar el impulso que nos inclina a su búsqueda.

El EGO, cuando se inclina a su lado positivo es lo que genera el autoestima, el amor propio y el deseo de logro. Pero cuando vibra en la negatividad es cuando provoca que las personas no tengan un autoestima saludable, no reconozcan su propio valor, no tengan deseos de superación o se sientan superiores a los demás o incluso provoca actuar en modo de complacencia con la intensión de hacer que los demás nos aprecien.

Un EGO saludable, en equilibrio y bajo la diligencia del Alma nos permite apreciar nuestra propia fuerza y reconocer que somos capaces de hacer cosas grandes que nos permitan compartir con otros y revelar Luz.

Todos nosotros poseemos rasgos positivos y negativos y lo importante es poder reconocerlos así como estar conscientes de ellos. De esta manera podemos saber cuáles son nuestras debilidades y aún así ponerlas al servicio de la Luz de manera que evitamos que los rasgos negativos aporten energía al lado oscuro y este se fortalezcan nosotros. Por lo tanto no se trata de matar al EGO o borrarlo por completo, sino de trabajar sobre él para inclinarlo a la Luz… después de todo el Satán es un servidor del Creador enviado al mundo físico para jugar el papel de Oponente al cual tenemos que vencer para alcanzar la meta!

En esta historia de Esav y Yaakov nos cuentan cómo la inclinación a la negatividad puede hacernos caer en un nivel tal de pérdida de aspectos importantes que cambien por completo el rumbo de nuestra vida.

Esav era un hombre muy negativo y que apreciaba poco aquellas cosas que no parecían de importancia o significaban ganancias en el mundo material. La historia dice que un día regreso a casa después de haber estado de cacería, haber violado a una doncella y haber matado a un hombre. Estaba agotado y al volver encontró a su hermano Yaakov quien había preparado “sopa de lentejas” para la cena.

Esav con ímpetu de superioridad le dijo a su hermano que le sirviera un plato de sopa. Yaakov se negó al principio y Esav insistió diciendo que pagaría lo que fuera de ser necesario… así Yaakov le dijo que a cambio del plato de sopa accediera a ceder el derecho a la “PRIMOGENITURA” que se le había otorgado a Esav por haber salido del vientre de su madre antes que Yaakov al momento de nacer.

El Zóhar nos dice al respecto:

Esav era tan negativo incluso antes de nacer y solamente pensaba en su propio beneficio con egoísmo constante. Se cuenta que el día que Rivká dió a Luz a los gemelos, Yaakov estaba en posición de salir de su vientre de primero, pero Esav que era mucho más fuerte físicamente, tomó el talón de su hermano y lo jaló para abrirse paso y así ser el primero en salir.

Cuando Yaakov pidió la primogenitura de Esav a cambio del plato de lentejas, este accedió pues para él no significaba nada la herencia espiritual de su padre y poco pensó en la riqueza material en ese momento.

La Kabbalah nos explica que aunque parece tonto creer que a causa de esta situación es que se haya iniciado la batalla final entre el bien y el mal, es así como ocurren eventos de gran magnitud en la vida; pues todo el mundo hace intercambios en la vida, pero es necesario tener el cuidado de no renunciar a cosas muy importantes por obtener breves momentos de autocomplacencia o placer. El EGO nos hace sentir que nuestras necesidades inmediatas son tan urgentes que perdemos la capacidad de visión amplia que nos da la perspectiva de trazar objetivos a largo plazo, perdiendo de vista también los efectos próximos de nuestras causas actuales.

Y ese es el significado de esta parte de la historia con el plato de lentejas en cambio a la primogenitura… preguntémonos entonces, ¿cuantas veces hemos cometido errores de este nivel, otorgando prioridad a nuestro deseos y necesidades del ahora que tienden a ser caprichos del EGO para probar nuestra determinación ante la resistencia?

«Una complacencia inmediata del EGO puede hacernos cometer errores fatales que afecten negativamente los frutos de nuestra vida a largo plazo e incluso llegando así a afectar a nuestras futuras generaciones».

Este es el deseo del EGO conectando a la negatividad, activando y fortaleciendo los atributos negativos de cada uno.

Más adelante en esta lección se nos da una profunda explicación sobre la importancia de saber restringir la energía de “juicio” o negatividad que todos tenemos dentro.

Según la Kabbalah en los códigos que representan los patriarcas…

Avraham= energía de misericordia (+)
Yitsjak = energía de juicio de la Luz (-)
Yaakov = energía de equilibrio entre misericordia y juicio (+/-)

Dado que Yitsjak representaba la energía de “juicio” el Creador había dado la instrucción de no ir a Egipto, ya que Egipto representa al EGO en su más pura esencia (-) y al unir “juicio + EGO” (-/-) el resultado sería devastador pues se habría desatado la energía negativa en su totalidad y sin restricciones para que reinara en el Universo.

Esto nos enseña la importancia de saber reconocer nuestros propios atributos de “juicio” y de esta manera saber mantenernos alejados de todas aquellas energías que pueden sumar aún más negatividad, así como hacer uso de las herramientas de la Kabbalah para cuando hemos sido lastimados o nos hemos enojado por causa de otros y de esta manera no permitir que nuestras emociones se descontrolen.


En cuanto al ADN espiritual…

Los hijos gemelos de Yitsjak, Esav y Yaakov ambos habían heredado la energía de juicio de su padre pero como bien nos explica la Kabbalah todo tiene dos polos opuestos o dos caras de una misma moneda y en el caso de los hermanos la energía espiritual se distribuyó de la siguiente forma:

Esav: (-) juicio
Yaakov: (+) misericordia

Y siendo Yitsjak (-) de la misma polaridad de Esav (-) y además este último el primogénito por derecho de nacimiento al momento de salir primero del vientre de Rivká, Yitsjak reconoció su misma energía en Esav y por ello se convenció de otorgar su bendición patriarcal sobre él.

Cuando Rivká escucho esto, claramente entendió el error que su esposo estaba a punto de cometer, ya que ella había experimentado la energía de ambos hijos en su interior y bajo la guía del propio Creador fue inspirada a guiar la energía de forma adecuada para cada uno de sus hijos y permitir así posteriormente la manifestación correcta de la energía espiritual en el mundo material.

Rivká indicó a Yaakov que se presentaría ante su padre el día que éste brindara la bendición sobre Esav y se haría pasar por él; y ya que Yitsjak había perdido la vista a causa de la edad, Rivká haría los preparativos necesarios para evitar que el “engaño aparente” se hiciera evidente.

A primera vista podemos decir que Yaakov y Rivká actuarían de forma incorrecta, pero tomando en cuenta que Esav había intercambiado su primogenitura a Yaakov por el plato de lentejas… el Creador permitió a Rivká tomar control de la situación sabiendo que la energía de juicio de su esposo le impediría tomar la decisión correcta que sintonizaría la energía de forma adecuada. Aquí el instinto de madre toma un papel importante pues una madre siempre sabrá a ciencia cierta lo que habita en lo profundo del corazón de un hijo y debe saber actuar con discernimiento, sabiduría y determinación por el bien de su descendencia y como guía de la misma.

El plan funcionó según la intención y así Yaakov recibió la bendición patriarcal…

Pero cuando Esav regresó horas más tarde y se enteró de lo acontecido ardió en furia y el deseo por darle muerte a su hermano surgió en él como sucedió generaciones anteriores entre Kayín y Havel.

En ese momento Rivká sabía que el siguiente paso a tomar era separar ambas energías no solo para evitar una desgracia sino porque el momento de iniciar el gran viaje de su vida, había llegado para Yaakov. El punto de inicio de la misión de Yaakov se había dado en el momento de recibir la bendición patriarcal. La responsabilidad era muy grande y esto implicaba una limpieza profunda de su karma así como la realización de su Tikún (corrección almatica), esto liberaría el espacio necesario en su vasija y le permitirá revelar toda la Luz que estaba destinado a revelar para el mundo…

“Ser el canal para permitir la llegada al mundo de las 12 tribus de Israel”

El código aquí se describe de la siguiente forma:

– Las 12 tribus: representan los atributos positivos de los 12 signos del Zodiaco que nos ayudan a liberarnos de la influencia astral que ejercen sobre nosotros.

– Israel: es el estado de consciencia elevado donde nos liberamos del EGO

Las acciones que llevó a cabo Yaakov en su vida afectaron y continúan afectando el futuro de toda la humanidad.

 

Cuando somos conscientes de que la Torah es el manual que explica el ciclo de energía disponible cada semana y nos vamos haciendo conscientes de los ciclos de nuestra vida, entendiendo las experiencias que nos van alineando a nuestras misión de vida, podemos percibir claramente que todas estas historias son nuestra propia historia… y muchas veces en el sentido más literal de la palabra, según vamos creciendo y superando los retos que se nos presentan en la vida.

Utilizar esta herramienta es como tener un GPS para la vida que nos señala las rutas mas convenientes e incluso el tiempo aproximado que nos tomará transitar la ruta. Esto nos aporta certeza y paz, pues dejamos de transitar a ciegas por los caminos de la vida y la la capacidad de entendimiento se hace cada vez mas clara de manera que tenemos la oportunidad de crecer un poco mucho cada semana, aún más de lo que podríamos sin vamos por la vida en automático y sin un mapa que nos sirva de guía.

Con esto, terminamos la lección de esta semana y nos vemos la próxima para estudiar la parashá de «Vayetsé».

 

Les deseo una hermosa semana y que puedan aprovechar toda la energía disponible para su más alto bien!

La Tefa.-