Saturno Rx ingresa en Capricornio…

¡Pausa para madurar!

Saturno retrógrado en casa significa «estructura y disciplina al 100%», nos trae un shift de energía para que evaluamos con responsabilidad y enfoque nuestros objetivos a largo plazo, para que nos permitamos reconocer si estamos aferrados a un concepto de éxito que se mantiene estático en el tiempo, en lugar de evolucionar con la experiencia. De manera que si te sientes responsable de sostener un concepto de éxito haciendo algo que ya llevas muuuucho tiempo haciendo y no da señales de crecimiento, el riguroso Saturno dice:

¡Ya basta de perder el tiempo!

Recordemos que Saturno es Kronos, el dios del tiempo y por eso el llamado a ser más responsables en la manera que invertimos el tiempo, será un tema clave para esta temporada.

Cuando el planeta de la estructura, los limites y la autoridad se dispone a la revisión y a la reflexión (retrogradación), «es para madurar». Saturno Rx nos brinda energía para comprender que cuando vamos más lento podemos hacer crecer la solidez y que detenernos ante lo importante es una señal de maduración.

«Este sabio llega a casa y nos irradia capacidad para madurar en relación a las necesidades, los límites y la autoridad interior»

Nos invita a tomarnos un tiempo para entender mejor el mundo que nos rodea y aprovechar para crecer desde adentro, creando solidez y mayor capacidad de comprensión de nuestros propios límites.

El 2020 comenzó con la muy muy intensa conjunción de Saturno y Plutón en Capricornio, eso significó el detonante de la caída de nuestros sistemas, modelos y organización global tradicional ya obsoleta.

Se trató de un derrumbe necesario para forzarnos a crear una nueva estructura y aquí estamos, ya algunos, levantándonos, reinventándonos, recuperándonos y reiniciando hacia una vida mejor alineada con nuestro propósito genuino.

Saturno ha sido el gran protagonista del 2020, por las conjunciones que está haciendo en los dos signos a los que rigen a la Cabra y el Aguador (ambos de su propiedad y regencia)… Esto es algo así como esos éxitos musicales en colaboración entre grandes artistas que marcan un antes y un después en la historia de la música. Saturno a mostrado su impecable y muy bien sincronizada melodía, el poder implacable de sus notas que son capaces de hacer vibrar muy alto al sistema completo.

Saturno empezó su retrogradación en Acuario, una de sus casas, el pasado 10 de Mayo hasta el 1 de Julio, ahora regresa a su otra casa en Capricornio y allí retrogradará hasta el 28 de Septiembre, para luego volver a avanzar directo y reingresar en Acuario el 17 de Diciembre 2020.

Nos recuerda la necesidad de tomar responsabilidad de forma renovada, para la construcción de un nuevo paradigma, un nuevo modelo, sistema y organización general para el Nuevo Mundo; Saturno esta presentando un gran límite, contundente y drástico, al sistema de vida al que estábamos acostumbrados, la dificultad y el caos se vivirá en medida de nuestra resistencia y falta de consciencia.

La intensidad que brota de Saturno mucho tiene que ver con el pasaje de Capricornio a Acuario y de regreso a Capriconrio, los dos signos a los que rige, y las colaboraciones que ha realizado a su paso con los planetas Júpiter y Plutón que allí también se encuentran. Durante ese viaje de retrogradación, volverá a acercarse a Plutón formando una conjunción en Septiembre, para luego avanzar y entrar a Acuario nuevamente el 17 de Diciembre en plena conjunción con Júpiter.

En español: Mucho trabajo de responsabilidad y disciplina para realizar los cambios y cierres necesarios para realmente y de una vez por todas avanzar y crecer.

Recordemos que la fase de retrogradación de un planeta no indica que sea un tiempo ni buen ni malo, ni positivo ni negativo. Simplemente es una fase natural de su tránsito, proceso que nos involucra de forma natural para inclinarnos a la reflexión, revisión y la nueva integración de la información y energías que son necesarias para el desarrollo de nuestra Psique.

Así que no le temamos al viejo Saturno, aprendamos a apreciar su sabiduría y a aceptar que un poco de disciplina y orden siempre es bueno para llegar al éxito.

La Tefa.