Sagitario/ Kislev «Confianza y Fortaleza Interior»

Por: Jennifer Kelly

Una de las formas de aproximarnos a la energía del mes es a través de la comprensión que el nacimiento de la luna marca el inicio de un tiempo nuevo. Darnos cuenta de nuestra absoluta ignorancia al respecto, nos debería conmover y motivarnos a indagar en cada tiempo y su mensaje, con el objetivo de transformarnos en autores de nuestra propia renovación. Cambiando el lugar de  piloto automático a manual. 

El signo de Sagitario corresponde al mes hebreo Kislev. Este pertenece a la columna central de los signos de fuego, gobernado por Júpiter (“Tzedek” en hebreo) y por las letras Sámej y Guímel. La letra Sámej creó el signo de Sagitario y proviene de la frase Somej Noflim (apoyando a los caídos). Sagitario en hebreo es llamado Keshet, o arcoíris. 

El símbolo astrológico del mes de Kislev es el arco, como el arco iris que se ve en el cielo cuando deja de llover.

En efecto, el primer arco iris que se vio después del Diluvio, apareció en el mes de Kislev. (Génesis 9:12 13): “Y Dios dijo, ésta es la señal del pacto que he puesto entre Mí y vosotros, y entre todo ser viviente que está con vosotros para la eternidad. Mi arco que he puesto en las nubes, será la señal del pacto entre Mí y la tierra.” Estas palabras fueron dichas a Noaj, pues Noaj salió del Arca el día 28 de Jeshván. Esto tuvo lugar durante los últimos días del mes de Jeshván. Al comienzo del mes de Kislev. 

Sagitario- Kislev es llamado el mes de milagros, ya que en él ocurrió una serie de eventos cósmicos, que tal como nos enseña la Kabbalah, permanecen en el tiempo y han tenido y tendrán influencia en todos nosotros durante los próximos 30 días. El evento que nos muestra de que la posibilidad de los milagros está disponible, es la festividad llamada Hannukah.

Es un mes tremendamente positivo, que a la vez nos llama a tomar decisiones en relación a lo que realmente queremos. Keshet es representado por el centauro, la figura mitológica mitad hombre y mitad caballo quien cazaba con arco y flecha. La figura representa la lucha entre el bien y el mal que ocurre dentro del corazón. La letra Guímel creó el planeta Júpiter, el cual controla la expansión y representa el deseo de aprender y saber, del estudio de los campos de la ciencia, la biología, la educación, el arte y la música.

El mes de los Sueños

De acuerdo con la Torah debemos vivir con el tiempo, o sea con la porción semanal (Parasha). El tópico de los sueños será un tema de meditación apropiado para este mes. Durante este mes debemos esforzarnos por examinar y clarificar en nuestra alma el tema de “el sueño”. De esta forma podemos encontrar las profundidades de sus raíces en el alma y resolver el rompecabezas de manera correcta y apropiada.

Cada mes está asociado con una piedra preciosa. Para el mes de Kislev, es la amatista, (ajlamá en hebreo). En su Libro de las Raíces Hebreas, el Radac, rabí David Cordovero, explica que la raíz de ajlamá es jalam, “sueño” y aquel que lleve una (amatista) en su dedo seguramente verá sueños. Durante este periodo debemos trabajar en la corrección del descanso, y el sueño; que es el resultado directo de nuestra dedicación a corregir las acciones durante las horas activas. Corregir la relajación usando el descanso como medio para una acción adecuada nos ayuda a canalizar nuestros esfuerzos (dirigir la flecha) en la dirección correcta.

Según los sabios la parte del cuerpo que maneja y a la cual los sagitarios deben prestar atención es el vientre. Se considera que aquel que su vientre está lleno podrá tener un buen dormir y cuando un hombre y una mujer están contentos con la vida, sin importar las condiciones de esta tendrán en un sentido figurado el vientre lleno.  ¡Bon apetit! 

Kabbalisticamente para poder alcanzar este estado de satisfacción, debemos siempre estar contentos con aquello que es nuestro. Estar contento con nosotros mismos es la mejor forma de alimentar al mundo para asegurar que la emanación y el regalo divino lleguen a todo el mundo.

Generalidades de Sagitario

• Elemento: Fuego

• Estación: Otoño

• Carácter:  Sinceros

• A  favor: Deportistas, alegres, joviales y estudiosos

• En contra: Temerarios, radicales y caprichosos

• Color: Púrpura, azul, violeta 

• Esencias: Violeta, Tomillo, Laurel.

• Partes del cuerpo: Caderas y muslos

Piedras preciosas y metales:   Estaño, Topacio, Esmeralda, Zafiro, Turquesa y Amatista

Atributos de Sagitario

Son felices por naturaleza, despreocupados, abiertos a aprender de las experiencias, osados, les gustan los desafíos, intelectuales, honestos, afortunados y saben perdonar. Les gusta ir más allá de los límites, elevarse para alcanzar nuevos retos.

Los Sagitarianos son optimistas; para ellos todo está siempre bien y arreglado de la mejor manera posible.Sienten que pueden resolver todos los problemas y harán todo lo que se pida de ellos. Están propensos al optimismo excesivo, la exageración, a la burla, al juego de apuestas y a la despreocupación. Son filósofos naturales, maestros, amantes, comunicadores y amigos. Les gusta viajar, aman su libertad y su espacio y están interesados en la exploración del mundo así como en el estudio del comportamiento humano, la cultura y la religión. Los Sagitarianos comparten sus conocimientos con cualquiera que los busque. Aman la vida y pueden ser niños traviesos.

Cómo relacionarse con un Sagitario: 

  • No te sientas herido por su franqueza, no quieren lastimarte.
  • Apela a su lógica y sentido de justicia.
  • Ayúdalo a enfocarse en todos los aspectos de una situación, no sólo en la emoción de estar involucrados.

Desafíos de Sagitario

  • Detenerse y visualizarse en el siguiente paso más allá del desafío. 
  • Dejar de ser extremadamente autocrítico y sentirse mal por la culpa si no tiene éxito. 
  • Cuando cae hay que  preguntarle si entendió la lección que le estaba enseñando la Luz.
  • Debe aprender a ser más diplomático y sensible hacia los otros. Tener tacto para hablar.
  • Si bien la Luz está siempre allí para guiar, depende de él si realiza el esfuerzo. La Luz ayuda a quienes se ayudan a sí mismos.
  • Aman el cambio, no el compromiso. 
  • Darse cuenta que el mayor desafío es ser sensible a los demás.
  • Que los milagros se manifiesten en nuestras vidas, y que todos sin excepción sintamos protección y amor. 

Palabra Clave: Yo veo! 

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: