Mikets/ Al Final…

Bereshit/ Génesis 41:1 – 44:17

 

Esta historia se lee siempre en la época de Hannukah, durante el mes de los milagros, Sagitario, porque nos deja una gran sabiduría que podemos aplicar durante la festividad de Hannukah y de esta forma aprovechar mejor las energías disponibles.

Mikets es la continuación de la historia de Yosef. En la Parashá anterior, nos quedamos en la parte donde Yosef estaba en prisión y el copero y panadero del Faraón habían salido libres. Yosef seguía en el calabozo y el Zóhar nos cuenta que a pesar de que era muy duro estar allí él nunca se rindió, pues entendió que su incomodidad era parte de un proceso de limpieza que era necesario para desafiar su Lado Negativo.

Aquí hay un tema importante a tocar… y es que tener una misión grande implica grandes poderes o dones espirituales que cuando no son reconocidos y aceptados humildemente tienden a fortalecer al EGO y hacernos sentir superiores sobre los demás. Como fue el caso de Yosef con sus hermanos respecto a sus dones con los sueños y su gran atractivo sexual. Todo esto ya había despertado celos y envidia sobre sus hermanos, pero Yosef también había actuado de una forma que aumentaba todo esto y finalmente le costó poner en peligro su vida y perder su libertad. Esto demuestra que todos nuestros actos atraen consecuencias relacionadas aunque muchas veces no lo entendamos en el momento, es importante tener presente que todas las experiencias de vida por las que pasamos tiene una razón de ser íntimamente relacionada con nuestros actos.

Si la estamos pasando mal, es una equilibración karmática, una limpieza de nuestras malas acciones y una gran oportunidad para revelar Luz. Mientras más neguemos nuestra responsabilidad sobre esto, más alargamos la estadía en el caos.

El Zóhar nos explica que esto no quiere decir que Yosef estaba contento que su estadía en prisión, sino que había comprendido por qué le pasaba eso. La Torah nos esta enseñando aquí  que somos nosotros quienes creamos nuestra propia libertad y que libertad no es el poder hacer lo que queramos sin que nadie nos diga nada, viajar, levantarnos tarde, comer lo que queramos a la hora que queramos, etc., etc. La verdadera libertad es un estado de consciencia que nos permite sentirnos plenos sin importar lo que hagamos o en donde estemos… Una persona verdaderamente libre, podría estar en prisión y aún así estar bien con ello.

Yosef es la Merkabah (Carroza) de Yesod, que es la Sefirot más cercana a Maljut, es decir que él es el encargado de transportar la energía de esa dimensión hasta el mundo físico.

La lección de Yosef trata sobre la tentación y el peligro de sentir duda, así como la inclinación a creer que nuestro destino está fuera de nuestro alcance. Si llegamos a caer en todo esto, es porque perdimos por completo el control de nuestra consciencia y se lo pedimos al Satán/ EGO.

Todos asuminos que estamos en control de nuestra consciencia y asumir es el arma más importante para el Satán. Pues su trabajo es convencernos de que renunciemos a controlar nuestra mente.

Cada minuto tenemos miles de pensamientos y con eso tenemos una muestra clara de que no tenemos control. Pero esta lección nos enseña que hay otro lugar que no es el Cielo, sino nuestra consciencia, en donde podemos y debemos mantener el control, porque es por medio de la consciencia que conseguimos el control de nuestra mente!

La guerra entre el bien y el mal es por obtener el control de la consciencia humana, pero mientras no sedamos la propiedad de ello y la recuperemos, entonces descubriremos que no hay nada de nuestra naturaleza física y material que no podamos dominar en este mundo.


Continuando con a historia…

El Faraón tuvo dos sueños que le mostraron el futuro de Egipto. Aquí hay algo muy importante y es que a pesar de que el nivel espiritual del Faraón no era muy elevado, se le había permitido recibir un mensaje muy importante a través de sus sueños.

Esto mismo es aplicable a nuestras vidas, pues todos soñamos y nuestros sueños están relacionados con áreas de nuestra vida, personas y cosas cercanas a nosotros; y aunque no estemos en un nivel espiritual muy elevado siempre accedemos a información que nos avisa o nos prepara para ciertos acontecimientos de nuestra vida o de nuestros allegados. Esto es porque nuestras almas pertenecen a los planos superiores y tiene acceso a los mundos cada noche mientras dormimos… siempre que nuestro EGO no sea lo suficientemente fuerte para no dejarla subir.

Las personas que se han esforzado en su trabajo espiritual, avanzan mucho más y son capaces de recibir mensajes mucho más claros y directos, tal como lecciones transmitidas por sus maestros y guías espirituales. Prácticamente sería como ir a estudiar con ellos muestras duermen.

 

Recordemos que Yosef había cometido el error de colocar su fe en el jefe de coperos del Faraón para conseguir su liberación. Pero el copero lo olvidó y Yosef alargo su estadía en prisión dos años más…

Cuando el Faraón tuvo el sueño, buscó desesperadamente alguien que le explicara lo que el mensaje significaba y ninguno de sus sacerdotes y consejeros había logrado hacerlo con éxito. Esto llego hasta oídos del jefe de coperos y fue entonces que este recordó a Yosef y le informó al faraón sobre él.

La lección aquí que nos enseña la Torah es que las personas a menudo se olvidan de lo que alguien ha hecho por ellos en el pasado, pero nunca podemos saber cuándo alguien a quien hemos ayudado nos devolverá la bondad.

El Faraón demandó la presencia de Yosef y así es como este finalmente sale de prisión, no sin antes recibir la noche anterior la visita del Arcángel Gabriel quien le instruyó y le proporcionó protección contra las fuerzas negativas y la magia negra que rodeaba al Faraón. Pues recordemos que si el código de Egipto representa al EGO, el faraón quien gobernaba Egipto era el núcleo de aquella negatividad y saber esto le indicaba a Yosef la importancia de este preparado espiritualmente para el encuentro.

Esto nos enseña que siempre que tenemos que enfrentarnos ante personas que pueden ser de alguna forma un riesgo para nuestra seguridad espiritual y energética o incluso nuestros adversarios, debemos adquirir la preparación y protección adecuada. Pues resguardar nuestra energía es una responsabilidad que no debe pasarse por alto!… para ello existen muchas herramientas que pueden servirnos, como los 72 Nombres De Dios, las meditaciones Kabbalísticas, Salmos, etc.

El Faraón le cuenta sus sueños a Yosef y este de inmediato entendía de que se trataba, recordemos que uno de sus dones espirituales no sólo incluía soñar sino estar en sintonía con el significado profundo de los sueños y además la comprensión de los símbolos que parecían en ellos.

El Zóhar nos dice…

La interpretación de sueños es de un nivel superior al del sueño mismo, porque es a través del que hace la interpretación que el significado mas elevado se hace claro.

Un sueño es el significado interno de los lóbulos del cerebro de forma separada, que mientras estén separados, el mensaje aún está en el plano superior; mientras que la interpretación del sueño es la unificación de ambos lóbulos y entonces el significado baja a la puerta de Yesod para poder ingresar al mundo físico.

Yosef pudo entonces interpretar lo sueños del Faraón y le comunicó que vendrían 7 años de abundancia seguidos por siete años de hambruna. Esta interpretación logró salvar a mucha gente de morir de hambre y permitió tomar acciones que no sólo beneficiaran a el Faraón y la tierra de Egipto, sino que convirtió a Egipto en una fuente de alimento para el país entero.

Yosef iluminó la oscuridad desde adentro.

Convirtiendo a Egipto en una fuente de alimento para muchos.

La capacidad de Yosef para interpretar el sueño tuvo consecuencias poderosas  en el mundo material, peros solamente porque se tomaron las acciones necesarias para evitar el desastre que se había previsto en el sueño y además las acciones tomadas se realizaron en beneficio de todos los habitantes y no sólo del Faraón.

Yosef se convirtió en el consejero oficial del Faraón y el segundo al mando en todo Egipto, quien estaba únicamente bajo el mando del Faraón mismo… prácticamente juntos gobernaban Egipto. Yosef el que había sido vendido como esclavo varias veces, el que había pasado años encarcelado ahora era el segundo al mando en Egipto.

Cuando fue vendido por sus hermanos tenía 17 años, luego llegó a Egipto y fue vendido nuevamente como sirviente a Potifera el sacerdote del Faraón, de donde salió acusado de violación y llevado a prisión hasta que el Faraón le manda a llamar a la edad de 30 años. En total habían transcurrido 13 años…

«13»

Recuerdan el significado kabbalístico de este número?!?!?!… la liberación de las fuerzas astrales limitantes… ¿casualidad?, ya sabemos que no! jajaja

Posteriormente Yosef se cada con Osnat, su alma gemela, quien resultó ser la hija de Potifera y Zelijá, aquella mujer que lo había acusado de violación. Lo que nos deja una enseñanza más…

Cuando algunas personas vienen a nuestra vida de forma conflictiva, debemos reconocer que tenemos un Tikún con ellas y no siempre sabemos cuánto nos tomará completar nuestro Tikún lo que podría ser un minuto o toda la vida; pero es importante que no subestimemos la relevancia de todas las personas que nos encontramos en la vida y recordar siempre actuar de forma positiva para lograr cumplir la resolución del Tikún, en vez de enrollarnos más en él. Lo que pudo haber ocurrido en el caso de Yosef si hubiera elegido caer en la seducción de Zelijá de quien posteriormente recibió la conexión con su alma gemela.

La historia de Yosef nos explica que hay tiempos de energía positiva y tiempos de energía negativa, pero que conectar con la energía positiva mientras está disponible nos aporta beneficios para superar los tiempos difíciles. Por ello aprovechar cada ventana cósmica es importante y favorecedor para nuestras vidas.

 

La historia nos cuenta que la hambruna afectó a todos los pueblos circundantes a Egipto y llegó a afectar a la propia familia de Yosef en la casa de su padre Yaakov/Yisrael, quien envío a sus hijos a Egipto a comprar granos para sobrevivir. Cuando los hermanos de Yosef entraron a Egipto, este los reconoció y entendió que el momento de nivelar sus karmas había llegado!

Yosef era irreconocible antes sus hermanos, dadas las costumbres Egipcias, vestimentas y cambios de look, jajajaja. Pero Yosef sabía que el encuentro con sus hermanos era la oportunidad perfecta para darle un cierre a sus asuntos del pasado, en donde se habían implicado los celos, envidia y egocentrismo. Ahora entendía que todos somos dueños de elegir cuánto duran los procesos caóticos en nuestra vida, y eligió tomar esta oportunidad para liberar el karma entre el y sus hermanos.

— Recordemos que el Karma es una energía que nos hace ser esclavos, pues nos retrasa el crecimiento y avance espiritual. Liberar el karma nos abre puertas y hacerlo voluntariamente aún más. El Zóhar también nos recuerda que si hay una limpieza que necesita tener lugar en nuestra vida, La Luz la inicia siempre bajo opciones positivas dándonos la oportunidad de arreglar nuestros asuntos sin energía de rigor o dolor, pero somos nosotros quienes tenemos que reconocer que la oportunidad se ha presentado y tomarla, pues de otra forma si extendemos el tiempo para darle resolución a las cosas, aunque siempre llegamos a darle final, la vía puede ser muy dura y dolorosa para nosotros y los implicados, pues al resistirnos a hacer las cosas de la mejor forma, el Satán toma control y hace que el dolor sea la vía de resolución.—

La lección que nos deja esta sección de la lección es que la autocomplacencia es uno de nuestros mayores enemigos porque nuestra actitud puede hacer que las cosas se pongan cada vez peor hasta que finalmente nos encontremos cara a cara con nuestras malas acciones y sus efectos secundarios. Nuestro trabajo espiritual nunca acaba sólo porque pensemos que hemos completado un aspecto de nuestro Tikún, pues esto en realidad no significa que este totalmente finalizado.

Con esto terminamos la lección de la semana y nos vemos la siguiente para continuar con «Vayigash».

Les deseo un excelente inicio de semana y una maravillosa conexión de Hannukah, que reciban toda La Luz que puedan contener y puedan crear muchas cosas buenas para su vida.

 

La Tefa.-