Jennifer Kelly

¡Hola! Es un gusto poder compartir mensualmente como colaboradora de este hermoso blog, a través del artículo de la “energía del mes”.

Soy una mujer guatemalteca; nací un 26 de Enero 1979, tengo 41 años de edad. Disfruto mucho de mi familia integrada por mi esposo, ya 23 años de estar juntos; un hijo adolescente sabelotodo de 16 años, un niño Gamer de 12 y una niña curiosa de 6. Trabajo más de 12 horas al día, 365 días al año, sin vacaciones y sin conocer el despido, jajaja… Requiero saber de todo, ser cocinera, maestra, niñera, entrenadora, guardaespaldas, doctora, secretaria, investigadora, psicóloga, adivina, etc. Como el resto de todas las amas de casa solemos hacer.

Pero esto me ha ayudo a organizar mi tiempo (¡aunque no lo crean!) e invertir mi energía y atención al estudio por todo lo oculto. Me apasiona investigar y conocer lo que para muchos es místico, pero para mí es mágico.

Hace 4 años, en un día de crisis, le pedí al Creador que me diera una señal para que me guiara hacia la sabiduría y entendimiento, pues no quería seguir repitiendo los mismos errores. Quería responsabilizarme de mi vida. Y fue así como encontré una foto en Pinterest con una frase de sabiduría de la Kabbalah. Sin saber mucho la compartí en un grupo de Whatsapp, pues me pareció certero y motivador su contenido. Y en segundos me escribe, en privado, una compañera del chat y me pregunta: Oye Jennifer, ¿Tu estudias Kabbalah? Y en una respuesta automática, le conteste ¿SI por?, ella continuó diciendo que una sobrina suya, tenía un grupo de estudio. Inmediatamente le pedí el teléfono, marqué el número y fue así como conocí a Stefanie…

Ella en ese entonces estaba impartiendo clases y el grupo que tenía ya había empezado, por lo que me dijo que cuandose abriera grupo nuevo, me incluiría. Yo colgué el teléfono y pasaron 15 minutos, cuando devolvió la llamada y me dijo: Jennifer Yo no creo en las casualidades, creo que gracias a ti se abrieron puertas y el nuevo grupo empezará clases la próxima semana.

¡WoW! ¿Yo estaba emocionada!, definitivamente que no era una casualidad… El regalo y sabiduría de la Kabbalah había entrado a la puerta de mi casa y sobre todo a mi vida. Desde entonces esa sed de estudio y conocer los secretos del cielo se ha vuelto mi pasión y motivo de vida. Siempre que tengo oportunidad de dar esa Luz que nuestro Creador tiene para todos, me emociona poder compartirla. Estuve desconectada de la Luz provocando muchas fisuras en mi vida; pero la energía que uno recibe cuando se entrega al estudio atrae un encanto celestial y así fui depurando mi alma y en su medida propia conocí mi esencia.

Ha sido un viaje sin fin, aun sigo aprendiendo diariamente infinidad de conceptos. Mi curiosidad e intuición me guían por una amplia gama de lecciones que abarcan diversos temas que enriquecen mí comprensión de esta sabiduría ancestral y que me van proporcionando herramientas prácticas para la vida cotidiana y con esto me cambio la conciencia para poder transformar los desafíos que la vida me trae en retos y bendiciones.

Termino esta breve biografía con esta frase de Carl Gustav Jung:

“Tu visión devendrá más clara solamente cuando mires dentro de tu corazón… Aquel que mira afuera, sueña. Quien mira en su interior, despierta.”

Escríbeme a kellyjennifer2601@gmail.com