Inicia Venus Retrógrada en Géminis

El planeta del amor, la belleza y las relaciones. Como planeta personal, tiene la importante tarea de guiar la forma en que pensamos sobre el amor y cómo actuamos frente a nuestras necesidades y deseos. También, influye en lo que la sociedad significa para nosotros y el papel que juega la gente en nuestras vidas.

Venus ejerce una fuerza de atracción hacia nuestro verdadero ser, nos empuja a encontrarnos, a auto valorarnos y a conectar con nuestro autoestima ya que es en él en donde se construye el “ser”. Al momento de reconocer el Ser, estamos listos para hacer y atraer todo aquello que somos en el interior y que luego se refleja en la experiencia externa de vida. Así podemos ver que Venus es un planeta de mucho beneficio porque nos exige trabajo interno y conocernos, apreciarnos y valorarnos antes de que podamos garantizar recibir esos mismos aspectos de otras personas. Es decir que si antes de buscar pareja no he aprendido a amarme a mí mismo, lo único que voy a atraer son parejas problemáticas que reflejen mi falta de amor propio.

Tomando en cuenta la energía de Venus podemos pasar a fusionarlo con el oficio de Géminis, que consiste en lo social, relacionarnos, comunicarnos, la mente, ideas y el parendizaje.

Cuando Venus retrógrada, su naturaleza normalmente social y amistosa puede ser tímida, retraída o tranquila. Hay un sentido más profundo de valor en las experiencias de uno que debe ser encontrado sin distracciones o interrupciones externas. Las relaciones pueden ponerse de cabeza, a medida que las personas descubren que necesitan explorar las profundidades ocultas de su relación. Cuando la dinámica oculta, suprimida, minimizada o ignorada finalmente sale a la luz, puede afectar el status quo de la relación.

Lo importante durante estos días es intentar mantener la calma y evitar los enfrentamientos directos, porque Géminis es un signo mutable y puede llevarnos a cambiar de opinión de forma muy rápida.  Las peleas y los malos tratos en las relaciones interpersonales deberán ser trabajadas con calma. La retrogradación dura unos 40 días, y lo ideal es procurar no romper vínculos en ese tiempo, pero si no queda otra opción, lo mejor es buscar la mejor forma de hacerlo.

En esta época surgen también posibles reencuentro con ex parejas y viejos amigos. Esta energía nos brinda la oportunidad de perdonar o perdonarnos, pero OJO, esto no significa permitir nuevamente la entrada a personas del pasado o nuevas personas poco confiables.

Asuntos económicos, sentimentales y creativos requerirán de una nuevo punto de vista o de hacer las cosas para poder avanzar. Recuerda tener una actitud más flexible y recordar o reconocer tu meta planteada hacia el crecimiento.

 

Stefanie.-