Capricornio/ Tevet «Con los pies en la Tierra más que nunca»

Por: Jennifer Kelly

Cuando empecé a colaborar en Regreso al Origen y escribir sobre los signos zodiacales anhelaba llegar a este signo: Tevet/Capricornio, pues creo que todos tenemos algún signo zodiacal preferido. Debo confesar que se me hacía feo tener uno como especial, ya que a cada uno le he dado su importancia y aprendido mucho sobre él en el transcurso de este viaje.  Todos tienen defectos y virtudes. Mi signo solar es Acuario y el lunar es Capricornio; pero me identifico muchísimo con esta última energía. Conozco a varios nativos de Capricornio, la mayoría de mis amistades cercanas de hecho son capricornianas. Algunos ejercen la profesión de astrólogos, (para empezar mi maestra), de psicólogos (mi madrina) o, como mínimo, una actividad relacionada con las relaciones humanas y con la introspección. En cada uno de nosotros, de hecho, tenemos un componente material y uno espiritual e independientemente del signo de pertenencia, nos corresponde escoger cual de las dos vías seguiremos. Cada persona tiene que saber encontrar la luz entre las tinieblas a través de sus propias experiencias. 

Entrando en materia debo empezar escribiendo que el nombre hebreo para Capricornio es Guedi (cabrito) por la forma externa que tiene este animal. Nos recuerda la del carnero, símbolo del signo de Aries/mes de Nisán, pero la diferencia es que el cabrito en su dimensión más profunda es un signo que implica renacimiento. Tan pronto como la flecha es disparada por el Arco de Sagitario (Kislev, el mes anterior) se transforma en blanda y clara como una cabrita recién nacida, y tan pura como fue el día en que nació. En los países del norte y en la tierra de Israel, el mes de Tevét representa el punto máximo del invierno, en el cual toda la existencia parece estar detenida y adormecida. Aunque la naturaleza está dormida en la superficie, la actividad está oculta en el interior de la tierra. Los árboles frutales están alimentando sus raíces de los minerales de la tierra para, muy pronto, comenzar a dar nuevas hojas y frutos. Esto se aplica al hombre también. Cuando nos hallamos adormecidos, nadie espera de nosotros que hagamos algo nuevo. Nuestra existencia continua, el cuerpo crece y se desarrolla, pero la inteligencia y la percepción permanecen estancadas. Están como selladas en un sueño profundo, y algunas veces es muy difícil despertarlas. Si comparamos la situación del mundo físico y nuestro propio mundo espiritual, encontraremos la réplica del mes de Tevet. A diferencia de Kislev/Sagitario, el mes precedente en el cual revivimos el milagroso tiempo de Hanukkah, Tevét no es un mes de revelación. No tiene fiestas conmemorando milagros abiertos. Durante este mes prevalece el adormecimiento, un adormecimiento invernal que amenaza con oscurecer todo lo que es revelado y claro.

El elemento tierra que predomina este mes simboliza por un lado la sustancia que sostiene la vida y el mundo, y la posibilidad de un desvío hacia un apego excesivo por lo material.  El signo de Capricornio es gobernado por Saturno, es decir el planeta de las “tareas” como los Acuario. Saturno asegura el cumplimiento de la ley en el cosmos, nos da a cada uno de nosotros exactamente lo que nos merecemos. Ésta es la razón por la cual Saturno ha tenido tan mala reputación entre los astrólogos. El Libro de la Formación, escrito por el Patriarca Avraham hace más de 4000 años, revela que Saturno es responsable por las destrucciones, las enfermedades, la muerte, el encarcelamiento, la pobreza, la desgracia, la vergüenza y los muchos otros obstáculos que plagan nuestra vida. 

Las letras hebreas que corresponden a este mes son Ayin y Bet.

La letra Ayin creó a Capricornio y la letra Bet creó a Saturno. Esta combinación de letras tiene valor de 72 lo que nos dice que sirve de enlace con el poder de los 72 Nombre de Dios; estos Nombres son a su vez canales que traen la «Luz» a este mundo. De este modo podemos ver claramente la conexión entre el mundo físico y el mundo espiritual.

La gente nacida bajo este signo tiene una fuerte necesidad de seguridad financiera. Capricornio representa la Columna Derecha de los signos de tierra, lo cual significa que su energía interna es agua. Tevet es uno de los 3 meses más difíciles del año, pero gracias a la festividad de Hanukkah, que se extiende hasta los primeros dos días de Tevet, recibimos una inyección de Luz que nos apoya y sustenta a través del mes.

Generalidades del Signo Capricornio:

Estación: Invierno
Carácter: Generoso
A Favor:  Ambicioso, decidido y cuidadoso
En Contra: Pesimista, tímido y rencoroso
Color: Gris Oscuro, Marrón, Negro y Castaño
Perfumes: Narciso, madreselva
Plantas: Encina, ciprés, eucalipto
Flores: Espino albar, edelweiss
Piedras y metales preciosos: Plomo, platino, turquesa, amatista y azabache

Simboliza: La política, la tierra, los lugares elevados, las montañas, las cimas, los lugares aislados e inaccesibles, las luchas, los obstáculos e impedimentos, la mala suerte, los reveses de fortuna, las carreras brillantes, la decadencia, el tiempo, la noche, los viejos, las deformidades, el invierno, el frío, las minas, el deber cívico y las ambiciones profesionales.

Personalidad: Indudablemente tienen una personalidad compleja, difícil de entender en un primer momento. La gente los juzga en general como personas de temperamento frío, sin empuje. Quien los trata descubre lentamente que tienen una personalidad distinta de la que habían imaginado. Son vitales, inteligentes, siempre deseosos de aprender, y con atracción a la meditación e introspección. Buscan la esencia en todas las cosas: “el misterio escondido”. De jóvenes a la mayoría les cuesta divertirse y su encanto aumenta con el paso de los años. La autorrealización la encuentran en el trabajo, al que dedican toda su energía, el estudio, la paciencia, capacidad y la voluntad de la que disponemos. Las cualidades humanas de Capricornio quedan a menudo en secreto para muchos, puesto que penetrar más allá de la aparentemente ruda corteza no es siempre fácil, se necesita una enorme paciencia. La fuerza física es excepcional. Son precisos, metódicos y cuentan con una extraordinaria disciplina interior que utilizan para alcanzar las metas que se marcan: no hay descanso. Los Capricornio pueden ser muy solitarios y es que el planeta dominante, Saturno, no se muestra muy tierno, al contrario presiona a menudo obligando a medir sus fuerzas en relación con el destino. El sentido del deber está demasiado desarrollado; ningún sacrificio es excesivo para apoyar, en cualquier circunstancia, a seres queridos. Son tradicionalistas y la familia tiene un papel esencial. Les encanta la música. Suelen ser personas justas pero a veces exigen mucho de empleados, familiares y amigos. Solo porque se lo exigen a sí mismos. No se encuentran entre los signos del zodiaco más felices. Más bien tienden a veces hacia la melancolía y pesimismo.


¿Qué les gusta a los Capricornio?

  • Dinero. Es la manera más tangible de medir el éxito.
  • Rompecabezas y juegos. Cualquier tarea que sea absorbente y complicada y que pueda poner la mente metódica a trabajar para resolver. 
  • Jardinería y manualidades. Los Capricornio aman estar en casa y hacer algo útil, práctico y hacer mejoras dentro o fuera.
  • Leer. Cualquier libro que aumente el conocimiento, que enseñe cómo hacer algo nuevo o puedan presumir ante los demás.

Como mejorar las relaciones con personas capricornio 

  • Sé objetivo, no apeles a las emociones de Capricornio, apela a la lógica.
  • Sé imparcial y da con medida. 
  • Muestra compasión y calidez. 

Cualidades Negativas y transformación: Dificultad para ver el punto de vista de otro y ponerse en los zapatos de la otra persona. El temor a la carencia de seguridad provocará que busquen constantemente hacer más y más dinero.  La transformación sería ser más generosos. El tema es que les cuesta compartir con otros porque sienten que los demás deberían trabajar para ganar lo que tienen. Pero la luz del Creador supervisa el sistema cósmico de cheques y balances, así que simplemente hay que dar incondicionalmente.

Por lo general la personalidad capricorniana será muy seria con un sentimiento de insatisfacción. Para llevar este estado negativo a positivo la solución podría estar en hacer una lista de las tremendas bendiciones que tienen en vida y realizar al azar actos divertidos y espontáneos.

Emocionalmente pueden estar bloqueados y sentir carencia de amor. Expresar las emociones de manera constante y consciente es el antídoto perfecto. Dar amor tanto emocional y físico y hasta que esta carencia se deje de sentir.  

Un Capricornio que ha sabido realizarse tiene un gran sentido del humor y es muy humano; su deseo de bienestar no estará motivado por la posesión del dinero en cuanto tal, sino por el hecho de poder cubrir con holgura las necesidades de las personas que ama y hacia las cuales tiene responsabilidades. 

Y para terminar tampoco podemos olvidar que para determinar la personalidad de una persona no podemos basarnos exclusivamente en la posición del Sol, es decir únicamente en el signo zodiacal de nacimiento, sino que se debe tener en cuenta también el ascendente, descendente, medio cielo, fondo de cielo, la posición de los demás planetas en la carta, los aspectos que estos forman entre ellos y, sobre todo, la combinación de los elementos: Fuego, Tierra, Aire y Agua. Por ello a veces podemos ser de un signo y no sentir con plenitud que pertenecemos a él. 

Espero de corazón que todos los nativos de Capricornio consigamos en cada momento de la vida, ser plenamente luz y esencia para revelar en este mundo. 

Lema: ¡Yo Crezco! Yo lo logro.