Atrapasueños…

Por: Jennifer Kelly

Un objeto que ha pasado a ser conocido como articulo decorativo pero que en realidad se trata de un amuleto protector y herramienta de poder de la cultura chamánica… El atrapasueños es un objeto propio del pueblo Ojibwa, uno de los pueblos nativos de América del Norte. Compuesto por un aro circular sobre el que se teje una red en forma de tela de araña, y que suele estar decorado con plumas y cuentas. Algunas personas le otorgan propiedades mágicas relacionadas con los sueños y los usan como amuleto o talismán de protección. La palabra, como tal, procede del inglés dreamcatcher o dream catcher, de allí que en español también se lo conozca como “cazador de sueños”. En lengua ojibwa, no obstante, se llama asabikeshiinh, que significa ‘araña’, o bawaajige nagwaagan, que traduce ‘trampa o cepo de sueños’. 

Conozcamos más sobre esta ingeniosa y antigua herramienta…

Cada sección de los atrapasueños tiene un significado. El marco circular simboliza la Madre Tierra y todo lo que sustenta la vida. Su forma circular también representa el flujo continuo de la vida, ya que no tiene principio ni fin. Además de representar el círculo de la vida, también simboliza cómo el sol y la luna se mueven por el cielo todos los días en un bucle continuo.  La red del atrapasueños está intrincadamente tejida dentro del marco para imitar el aspecto de una telaraña. El círculo en el  centro de la red es su corazón y es donde se filtran los buenos sueños y visiones.

El número de puntos en la telaraña del atrapasueños también es significativo y tiene diferentes significados. Por ejemplo, un atrapasueños con 13 puntos representa según la Kabbalah, el estar por encima de la influencia astral ya que los signos del zodíaco son 12. Con 8 puntos simboliza la mujer araña en las leyendas nativas americanas. Si tiene 6 puntos representa un águila; y 5 puntos simboliza una estrella, que es una representación de nuestra apertura mental con nuestra cabeza hacia el cielo, los brazos abiertos buscando libertad y las piernas afirmadas a la tierra, apelando a nuestras raíces. 

Para los Ojibwa, un atrapasueños es capaz de filtrar los sueños dejando pasar solo los sueños positivos, siendo que los malos sueños quedan atrapados en la red y desaparecen con la primera luz del alba. Para el pueblo Lakota de la tribu Sioux, los atrapasueños funcionan al revés, es decir, las pesadillas pasan a través de la red mientras que los sueños buenos quedan atrapados en los hilos y se deslizan por las plumas hasta la persona que está durmiendo debajo. En algunas ocasiones, hay personas que le otorgan un significado diferente, pues interpretan la palabra “sueños” en el sentido de ‘aspiraciones’ y ‘anhelos’, de modo que creen que los atrapasueños ayudan a conseguir lo que uno se propone.

Existe en la tradición de los Ojibwa una historia que explica su origen. La leyenda habla de una mujer araña, llamada Asibikaashi, que cuidaba a los niños y a la gente de la tierra. Para ella se hizo difícil cuidar a todos los niños cuando el pueblo Ojibwa se dispersó por América del Norte. Por eso, madres y abuelas tuvieron que comenzar a tejer redes de propiedades mágicas que atrapaban los malos sueños y pesadillas para proteger a los niños.

Estos objetos comenzaron a ser comercializados por los Ojibwa en la década de los 60, siendo criticados por las demás tribus por profanar de alguna manera su maravilloso significado. Esto tiene su sentido, pues actualmente se fabrican y se venden sin atender el significado mágico y místico del proceso de energización, perdiendo así su esencia y convirtiéndose en un mero adorno.

Los atrapasueños ayudan a mantener con nosotros las buenas ideas y los sueños agradables, así como a proteger a quien lo posee. El tiempo de los sueños es influenciado por buenas y malas energías; estas últimas son atrapadas por la malla y se disipan por el agujero central con los primeros rayos de sol.  Los atrapasueños tienen un propósito protector. Dirigen los buenos sueños y desvían los malos sueños de la persona.

En nuestros días la magia se ha unido al elemento decorativo dando origen a atrapasueños de todos los colores, formas  y tamaños. Se ha convertido en uno de los iconos del estilo Boho fusionándose con la etnia de la cultura ancestral. Quedan perfectos en nuestras casas y patios. Los artistas los usan en murales, accesorios y tatuajes. Han pasado a formar parte de la cultura de muchas personas pero su uso mágico no es para decorar. Al elegir el atrapasueños que creamos adecuado, encontraremos una variedad y combinación de colores, que también es simbólica y de gran importancia.

Comparto con ustedes una lista de colores y su efecto mágico:

  • Blanco: Simboliza la pureza, la curación. Nos da elevación, energía brillante y liberación de dolencias.
  • Negro: Simboliza el infinito y la energía femenina de la vida. Nos llena de resistencia, firmeza mental, fuerza para completar lo que hemos comenzado. 
  • Rojo: Simboliza la voluntad y el poder poderoso. Le da energía a la persona, estimula la creatividad.
  • Rosado: Simboliza la energía del amor. Le da vitalidad a la persona, alivia el estrés, ayuda a entenderse a sí mismo.
  • Anaranjado: Nos da armonía, equilibra los principios masculinos y femeninos, y recibimos la fuerza para resistir las manifestaciones negativas.
  • Amarillo: Simboliza el comienzo espiritual. Nos brinda salud física y mental, fuerza espiritual y percepción mental.
  • Verde: Simboliza el infinito. Da una visión objetiva del mundo, el poder de implementar planes.
  • Celeste: Simboliza la verdad. Nos da la capacidad de predecir el futuro, una percepción positiva de la realidad, hace que la conciencia brille. La intuición. 
  • Azul: Nos da la armonía de la vida y purifica el espíritu, activa la lógica.
  • Violeta: Simboliza el alma. Nos inspira. Recibimos humildad al aceptar la verdad. 

Por ello, te recomiendo que, si deseas probar un Atrapasueños, busques aquellos que tienen la base ancestral de la tribu Ojibwa, que además de mejorar los sueños, también suelen ser ligados a la representación de los sueños o aspiraciones personales que tenemos, pues el aro que lo conforman representa el ciclo de la vida. 

Debes colgarlo en tu habitación, sobre tu cama. Para que irradie su poder como talismán que es proteger y velar nuestros sueños. A eso le sumaría que con una vela blanca e incienso lo intenciones antes de colocarlo en tu cuarto. Y como mantenimiento, en cada Luna Nueva puedes realizar una purificación para que su poder mágico no se pierda sino al contrario sea reforzado.  

¿Te animas a experimentar su magia?

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: