Aries y su nutrición…

Por: Jennifer Kelly

El comienzo del ciclo de la tierra ocurre con el equinoccio de primavera. El zodiaco es el calendario que registra los cambios sustanciales que el paso del Sol genera en nuestro planeta y en su producción tradicional de alimentos. A lo largo del año y a través de los doce signos o meses, sucederán los cuatro elementos que nos permiten identificar las energías vitales del universo; fuego, tierra, aire y agua nos acompañarán durante los 365 días para sintonizarnos con el cosmos.

Los Aries son los grandes guerreros del zodiaco. Con una personalidad abrasiva, suelen ser impetuosos, carismáticos, aventureros, energéticos, pioneros y valientes. Les gusta liderar y prefieren dar instrucciones que recibirlas. Son independientes y preocupados por su propia ambición y objetivos. Tienen una energía envidiable que a veces les lleva a ser agresivos, inquietos, argumentativos y tercos.

«Aries es el primer signo de fuego, elemento primordial de la actividad culinaria»

Sin la alquimia del fuego, la cocina no hubiera prosperado entre los humanos, quizá seríamos simples recolectores de bayas y frutos.

Aries representa a un carnero y es el símbolo primordial de la caza como requisito para la alimentación humana, una actividad que se fue sofisticando hasta lograr la domesticación de los animales cuya carne constituye nuestra dieta carnívora actual.

Con relación a la comida podemos empezar por decir que les gusta los alimentos super condimentados, que los despiertan y los ponen alerta. Si los alimentos, además, están calientes, les sirven para desahogar la cólera, una de las emociones claves de los Aries. Curiosamente, una faceta importante de lo que hace un Aries cuando consume esos platos «incendiarios» es darle escape a su super ocupado estilo de vida. Las especies ayudan a aliviar la tensión. 

Los Aries son impacientes para esperar la comida, comen a la carrera, inclusive de pie. Por eso tienden a consumir en los lugares de comida rápida, comida que, por lo general, es engordante. Pensar que alguien está muy ocupado como para comer con calma es un error, que luego se paga con kilos de más. Finalmente la persona come, pero termina por comer los alimentos equivocados. Aries por ser un signo de fuego, pierde líquidos con facilidad y por eso tiende a confundir sed con hambre y a comer mucho más de lo que realmente necesita.

«Los Aries deben tomar mucha agua y mantenerse hidratados todo el día»

Qué mejor si se toman un vaso de agua media hora antes de las comidas, así lograrían disminuir su apetito. 

Del elemento aire debe aprender a respirar profundo después de un día muy ocupado, para liberar ese estrés, en lugar de utilizar la comida como refugio. Del elemento tierra deben pedir prestada lo natural y empezar a consumir vegetales frescos. Sus necesidades de condimento las pueden suplir agregando a las verduras especies como ajo, cebolla y otras como romero, tomillo, albahaca, que intensifican el sabor de las comidas, sin necesidad de irritar como lo podrían hacer la pimienta y el chile.

A los nativos de este signo les encanta comer, sin preocuparse demasiado de hacerlo saludablemente. Cuando invitan a sus seres queridos, se esmeran en ofrecer una mesa bien surtida pero, cuando están solos, comen muy básico y simple. Sus hábitos informales les inducen a picar a todas horas, por lo que sin llegar a la obesidad, su imagen denotará su gran apetito. Si regularizan adecuadamente los horarios de sus comidas y vigilan un poco su alimentación, los Aries se ahorrarían muchos disgustos.

A pesar de la carencia crónica de potasio, deben evitar el abuso de sal para prevenir el riesgo de hipertensión, o podrían agregar habitualmente plátanos. Además de la hipertensión, hay otras dolencias características de los Aries localizadas en torno al cráneo y órganos del rostro: muelas, oídos y senos nasales son muy sensibles a posibles problemas, y a los cambios extremos de temperatura y presión atmosférica. También son frecuentes neuralgias, cefaleas y arteriosclerosis.

A pesar de todas estas recomendaciones, los Aries tienden a quitar importancia a sus dolencias y hacer oídos sordos a los consejos de quienes velan por su salud, ya que detestan estar enfermos, y siempre parecen tener prisa por recuperarse para recobrar sus hábitos normales.

Aries necesita que su dieta incluya fosfato de potasio. Esto fortalece los huesos y dientes. Además, también necesita tomar mucho hierro y proteínas que ayuden a sus músculos a recuperarse de la intensa actividad propia de los nativos de este signo.

Teniendo en cuenta esto, es muy beneficioso para Aries que consuma con frecuencia los siguientes alimentos: 

  • Hortalizas: zanahoria, ajo, cebolla, puerro, col verde, coliflor, algas, apio, lechuga, espinacas, pepino.
  • Cereales: trigo integral, avena en copos, centeno, maíz, cebada. 
  • Frutas: manzana, fresas, limón.
  • Frutos secos:  almendras y nueces.
  • Especias: perejil, tomillo.
  • Infusiones calientes sin azúcar.

Por el contrario, hay otros que Aries por su naturaleza debe tratar de evitar:

  • Especias preparadas como consomés comprados y curry.
  • Hortalizas: berenjenas, espárragos, alcachofas, pepinos, col roja, remolacha y papas.
  • Embutidos: chorizos, jamón york, salami, longaniza. 
  • Alimentos que contengan azúcar blanca (confitería, pastelería, zumos de fruta no naturales, etc)

Junto con estas, existen otras recomendaciones generales que por supuesto también Aries debe seguir. Me refiero a reducir o eliminar el consumo de grasas saturadas, nicotina, cafeína y alcohol. Éstos dos últimos especialmente ya que aumentan su agresividad.

«Para una alimentación sana, Aries debe incluir también un cambio en sus hábitos a la hora de sentarse en la mesa»

Este signo necesita aprender a comer lentamente masticando bien los alimentos, ya que se producen cambios de humor cuando se come demasiado rápido y esto le produce una mala digestión. Junto con esto, debe evitar beber mientras come. Es bueno que su primera comida sea fuerte, y las siguientes vayan disminuyendo, de ligera y terminar con una cena muy escasa. Por último es muy bueno que al menos dos días al mes incluya una depuración y se alimente solamente de zumos naturales de arándano por ejemplo. 

Espero que esta información sea de mucha utilidad y que puedas observar muchos cambios. Por supuesto que aclaro, no soy nutricionista y siempre debes buscar a un profesional en el campo si sabes que tienes alguna predisposición médica o alguna enfermedad por la cual algunas de las sugerencias interfieran con tu condición. 

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: