Cáncer y su Nutrición…

Por: Jennifer Kelly

¿Alguna vez has pensado que tus gustos gastronómicos podrían estar relacionados con tu signo del Zodiacal?

Pues si no vamos muy lejos nuestras emociones influyen muchísimo en la elección de nuestra comida. He escuchado a varios nutricionistas decir que a la hora de comer deberíamos dejar de un lado a nuestro corazón y comer solamente con nuestro lado racional. A quien no se le ha antojado comerse un chocolate o un helado después de un día triste.

Como consoladora y nutridora del zodíaco, la Luna es la representante de la Madre.

Es el regente del signo de Cáncer, que representa la crianza y la seguridad. Es un signo impredecible y misterioso. Se caracteriza por una gran cantidad de sentimientos y sensaciones, imaginación desarrollada y vívida, intuición sutil, y un rico mundo interior. Esta emocionalidad, hablando en términos generales, ya que siempre habrán excepciones; impide que los representantes de este signo mantengan una buena salud y que sienten constantemente una falta de energía y vitalidad.

Naturalmente, los alimentos que le gustan a este signo son los que prepararía un cocinero para ayudar a que el comensal se sienta bien y cómodo. Muchos grandes chefs nacen en el signo de Cáncer, ya que es la parte del zodíaco que tiene afinidad con la comida. La cocina es la salida creativa número uno para el letrero con los instintos maternos más fuertes. Estos cocineros saben exactamente qué preparar para calmar el estado de ánimo y utilizan muchos productos lácteos para hacerlo. Conocido como el centro de la familia, este es un lugar en el hogar donde generalmente se encuentra a mamá. Si nos hospedamos en un Bed & Breakfast dirigido por un cáncer, la comida de la mañana sería excepcional con todo fresco y delicioso.  Si tu mama es de este signo seguro te servía porciones generosas y creciste en un hogar donde sentías que tu madre daba todo por mantenerte feliz y lleno. 

Pero para darse todos estos deleites, como todo tiene sus polaridades, las personas bajo esta influencia lunar tienen la particularidad de enfermarse fácilmente y a la vez curarse con la misma facilidad. Por eso elaborar una dieta saludable y satisfactoria para ellos, no es una tarea fácil. Su sensibilidad inherente se manifiesta en todo, incluida la nutrición. A estos nativos  les encanta comer, pero su sistema digestivo es su punto débil, debido a los excesos culinarios que la mayoría mantiene. Son frecuentes en este signo toda clase de problemas digestivos como flatulencias, acidez, estreñimiento, diarreas o mal aliento bucal.

Es por ello, que es adecuado que Cáncer consuma con frecuencia:

  • Cereales; trigo, arroz, avena, centeno, cebada.. 
  • Hortalizas de raíz: espárragos, zanahorias, alcachofas; siempre cocidas
  • Especias; pimienta, canela, azafrán, curry, etc.
  • Plantas aromáticas; perejil, tomillo, laurel, comino, etc.
  • Carnes desgrasadas, especialmente pollo.
  • Necesitas  vitaminas E, H y K y yodo. Los lácteos son muy buenos para ti, así como las infusiones de limón y manzanilla.

Los cánceres no tienen por qué limitarse en el consumo de pepinos, calabacines, repollos, wicoitos, sandías y melones. Sin duda, debería diversificar el menú con frutas y hierbas de hoja. Sin embargo, hay una advertencia: el estómago sensible que no puede tolerar grandes cantidades de frutas ácidas, así como verduras crudas, por lo que su uso debe ser moderado y preciso. Los mariscos son muy útiles para ellos como fuente de yodo, pero, al mismo tiempo, los representantes de este signo a menudo les provocan una reacción alérgica. Se recomiendan todo tipo de cereales, por lo que la tradicional avena con leche como desayuno es una muy buena opción.  A la hora del almuerzo, debe haber un plato de sopa en la mesa. Las bebidas azucaradas y los postres, deben excluirse porque provocan la fermentación y aumentan la acidez en el estómago. Los cánceres a menudo tienen que lidiar con la presión arterial baja y el café es una buena ayuda para ellos. 

Es aconsejable que estos nativos por la mañana y antes de acostarse beban un vaso de agua a temperatura ambiente; esto limpiará el estómago. Los tés de hierbas como manzanilla, pericón, anís son útiles para el estómago y el sistema nervioso. Los platos fritos y ahumados no se adaptan bien a ellos, se permite consumirlos en cantidades muy modestas. 

A menudo, los kilos de más ya aparecen en la infancia o la juventud temprana, lo que afecta negativamente al metabolismo. La nutrición básica se basa en platos tradicionales y familiares. La liberación de agua requiere mantener el equilibrio de sal del cuerpo. Para hacer esto, necesita comer alimentos ricos en calcio: requesón, queso, leche, algas. Las pasas y el limón también son útiles. 

Por el contrario hay una serie de alimentos que Cáncer no asimila bien y debería evitar:

  • Carnes grasas; cordero, buey, cerdo etc.
  • Pescados grasos, sobre todo los crustáceos.
  • Dulces y azúcar; en su lugar puede tomar miel, recursos naturales. 
  • Sal; solo con moderación. Puedes utilizar sal marina o sal rosada del himalaya, contiene más minerales 
  • Bebidas con gas; Mejor dile no a las sodas. 
  • Evita los productos elaborados con harina y las salsas picantes.

Pero no basta con que Cáncer consuma los anteriores alimentos. Debe aprender a hacerlo  despacio y en  cantidades moderadas. Necesita acostumbrarse a hacer al menos cinco comidas diarias ligeras y tratar de no beber  agua mientras come. Los nativos de este signo tienden a ser desorganizados y excesivos en sus comidas. Engordan fácilmente y no siguen una dieta sana y equilibrada. Comen mucho cuando tienen hambre o se sienten preocupados y después para adelgazar no dudan en someterse al más estricto régimen que conozcan. Algo nada saludable.

También influye negativamente en su salud  su nerviosismo. Por eso resulta muy recomendable que practiquen algún  deporte y actividad relajante como pueda ser el yoga, la meditación o los ejercicios respiratorios. 

Por último, la  hidroterapia puede ayudar mucho a Cáncer a relajar sus nervios y también a mejorar la circulación sanguínea en sus extremidades. 

El fluoruro de calcio se considera la sal mineral de este signo del zodíaco. Su deficiencia se manifiesta como deterioro de la visión, condición de músculos y dientes, así como venas varicosas. Este elemento se encuentra en quesos, leche, yogur, calabaza, limón, pan de centeno, pasas, yemas de huevo, cebollas, así como naranjas y varios tipos de col. 

Es importante que los cánceres satisfagan la necesidad de zinc del cuerpo. Puede hacer esto con alimentos como queso, pan, legumbres, avena, mariscos, hígado, carne, aves, maní y nueces, mostaza, ajo y frambuesas. La deficiencia de selenio se puede reponer con la ayuda de mariscos, pan, legumbres, huevos de gallina, carne, productos lácteos.Este último debe estar presente en la dieta en grandes cantidades también porque el calcio es de gran importancia para los cánceres, como participante activo en el metabolismo. 

Por lo tanto, la base de una dieta saludable para los cánceres es una comida sabrosa y saludable en ambientes agradables. Las porciones no deben ser grandes, frecuentes, sino fraccionarias. 

Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina.

(Hipócrates)