3er. LIBRO VAYIKRÁ/ LEVÍTICO

Para lograr romper muchas barreras que impedían la difusión abierta de la Kabbalah al público, los sabios y maestros han sacrificado sus vidas, su seguridad y bienestar para revelar herramientas de la Kabbalah y el Zóhar que nos enseñan a mejorar nuestra vida.

Mucho del contenido oculto ha sido poco a poco abierto y revelado para que ahora muchos podamos entender un poco más y tener acceso a todo ese conocimiento que además de fascinante es fundamental, creo yo, para evolucionar. Poco a poco las mentes son más abiertas y la información más amplia y reconocida como una «metodología poderosa» para cambiar y mejorar nuestra vida.

Hoy todo esto es de mucho más fácil acceso para nosotros gracias a aquellos valientes que se esforzaron pensando en un futuro mejor, ahora toca hacer nuestra parte y realizar el esfuerzo que corresponde poniendo en práctica dichas herramientas para empezar a generar resultados.

Y de esto trata precisamente este libro…

«Grandes sacrificios traen grandes recompensas»

Y quizás ya no tengamos que ponernos en riesgo de muerte como lo hicieron los antiguos kabbalistas, aunque no hay que descartar la importancia de sacrificar aquello que en definitiva es un impedimento para poder crecer, sobre todo espiritualmente y siempre recordar que todo lo que hagamos tiene un efecto en la humanidad completa y que si aquello que hacemos es bueno, así será su efecto en el resto.

Ya nos hemos abierto al uso de la tecnología, casi todos hemos accedido al uso del internet, los celulares, las video llamadas o hemos enviado un mensaje de texto o correo… es más, cabe decir que en su mayoría la humanidad es un poco «adicta» al uso de la tecnología y si esto es así, por qué no nos permitimos evolucionar hacia las herramientas espirituales que muchas corrientes como la Kabbalah nos ofrecen.

Herramientas de tecnología espiritual que nos ofrecen verdades que incluso van más allá de nuestros muy limitados cinco sentidos…

(y que lamentablemente no todos se han atrevido a explorar).

Sin embargo la información está allí, disponible para todos, sólo se trata de querer acercarnos, buscar para encontrar y tener la disposición y el espacio para recibir aquellas revelaciones que tienen el poder de enseñarnos como cambiar una vida caótica por una equilibrada y plena, en medio de un mundo que sigue sumergido en la tragedia, la enfermedad y el odio.

Quizá al principio parezca difícil, y quizá existan dificultades iniciales para entender cómo hacerlo, mucha disciplina para leer o escuchar el Zóhar, pero lo cierto es que éste estudio de la Torah de la mano del Zóhar puede guiarnos profundamente a cambios trascendentales.

Pero OJO!!!

El Satán sigue habitando en este mundo, y a toda costa querrá hacernos creer e incluso convertir esta clase de estudio en algo «religioso» o «filosófico» cuando ciertamente NO LO ES. Por ello debemos recordar que tanto el Zóhar (Libro del Esplendor) como la Torah y otros escritos antiguos como el Séfer Yetzirah (Libro de la Formación) tienen origen mucho tiempo atrás antes de que cualquier religión se practicara, estos libros sagrados son guías de espiritualidad individual que conectan al colectivo, pero que requieren tanto procesos de práctica como de entendimiento puramente individual.

Son enseñanzas UNIVERSALES que nos aplican y competen a todos sin importar raza, origen, religión, género u orientación sexual, seamos incluso niños, jóvenes o adultos, todos encontraremos respuestas y guía en estos textos por los cuales muchos han sacrificado su vida para resguardar, estudiar y reproducir.

Debo agregar a este post, la importancia de resaltar el inútil intento por tachar algo de verdadero o falso, cuando la verdad es tan amplia y extensa que ciertamente no podría contenerse en una sola corriente, práctica, enseñanza, libro, etc. Todo, todo, todo, lo que existe en este mundo encierra una porción de la verdad absoluta y por ello no descarto el estudio de otras corrientes espirituales o la lectura incluso de novelas de ficción, pues en todo lo creado encontraremos fragmentos de la verdad; y al final lo importante es lograr armar nuestro rompecabezas y completar «nuestra verdad personal».

Así que las discusiones acerca de quién tiene la «verdad» es una pérdida de tiempo y resulta solamente un truco más del Satán (nuestro EGO) para desviarnos o retrasar nuestra atención del propósito real.

El libro de Vayikrá/ Levítico es el inicio y el fundamento de todas las enseñanzas, pues es aquí, donde nos damos cuenta de la importancia de nuestra conexión con la Luz del Creador y cómo conectar y mantener dicha conexión en una época en la que existen miles de templos, pero un sólo Templo Sagrado Real y «único» en el que todos coincidimos y que yace en nuestro interior… Si bien en el libro anterior Shemot/ Éxodo aprendimos sobre el significado de dicho Templo Sagrado, aún requerimos de entender cómo hacer uso de él, dejando de crear barreras del EGO que solo debilitan nuestra conexión con La Luz.

«Necesitamos ser conscientes del daño que puede causar nuestra percepción limitada de la realidad y por lo tanto, cuán cuidadosos debemos ser acerca de las ideas que despertamos en otros.»

Con esto me refiero a que se trata de buscar conscientemente la forma de no provocar envidia, no provocar celos, no sembrar semillas de odio, duda, discordia, separación, miedo, etc. Pues al final todo lo que sale de nosotros, regresa!

Nos dice la Torah:

—No coloques un obstáculo en frente de un ciego—

Pero cuando permanecemos inmóviles viendo y permitiendo que la gente se engañe por su propia percepción limitada, y muchas veces limitada porque somos nosotros quienes restringimos cierta información requerida para que puedan ver la imagen completa; esto es como si nosotros mismos estuviéramos colocando «obstáculos en el camino del ciego»… Y aquí la responsabilidad y obligación de no dar lugar a que otros «asuman» cosas que no son reales, de no ser causa de malas interpretaciones, ideas equivocadas o confusas, cuando tenemos sobre todo mucho que aclarar, explicar o revelar para no ser origen de tropiezo en la vida de otros.

Es una tarea para la que se requiere valor, pues muchas veces se trata de hablar de frente, sinceramente y con la verdad!

Además debemos tomar en cuenta, que si las personas actúan negativamente como resultado de algo que hemos hecho o hemos dejado que se crea o asuma, entonces nosotros somos tan responsables por su comportamiento negativo como ellos y sin duda seremos afectados de la misma forma por cualquier «juicio» que llegue a ellos por parte del sistema de La Creación.

Entonces…

Vayikrá/ Levítico empieza enseñándo acerca de los «korbanot» = sagrificios que requieren realizarse en el Tabernáculo, sacrificios que no tienen nada que ver con crueldad animal, claro está, pues ahora sabemos que la Kabbalah nunca se refiere a lo literal.

Los kabbalistas explican que la raíz de la palabra korbán (sacrificio), en realidad significa «acercarse» y así podemos ver cómo el asunto de los sacrificios en realidad se refiere a una forma de acercarnos al Creador. Los sacrificios de los que habla Vayikrá/ Levítico se refieren al «sacrificio de nuestro instinto más animal» de las capas del EGO construidas que nos separan de conectar con las Sefirot, para lograr formar una unidad perfecta.

Los sacrificios inician de manera interna, sacrificamos las partes de nosotros que nos hacen limitarnos espiritualmente y por consecuencia en nuestra experiencia material y es en este tomo de la Torah que podemos aprender y comprender mejor de qué y cómo afianzar nuestra conexión con la Luz por medio del sacrificio personal.

Recuerda que la Torah se estudia de forma semanal y cada parasha o porción de estudio corresponde a la energía que va en curso. Para iniciar su estudio sólo tienes que buscar en el índice “AQUÍ” .

Continuemos pues, descubriendo los secretos de este libro…

  • PARASHIOT/ PORCIONES SEMANALES:

24 – Vayikrá/ Él llamó..

25 – Tsav/ Mandamiento…

26 – Sheminí/ El octavo día…

27 – Tazría/ Concebir…

28 – Metzorá/ El Leproso…

29 – Ajarei Mot/ Después de la muerte…

30 – Kedoshim/ Serán Santos…

31 – Emor/ Diles…

32 – Behar/En el Monte…

33 – Bejukotai/ Estatutos…

*** FIN del libro Vayikrá/ Levítico***

“IR AL INDICE COMPLETO”