3 de Mayo

Venus en Géminis en cuadratura a Neptuno en Piscis

Por una lado Venus en el signo de la comunicación y la mente Géminis; presenta una energía en la que el deseo de expresarnos de forma armónica se hace notar, despiertan las ganas por reconectar con el círculo social o bien de ampliarlo. Se busca canalizar las emociones a través del intelecto y no desde el corazón, lo que inclina de gran manera a utilizar los medios de comunicación para manifestar los sentimientos.

Del otro lado Neptuno en el signo de los peces, literalmente se encuentra como pez en el agua, pues esta en domicilio… «el dueño se encuentra en casa» y por ello hay enorme sensibilidad, potente imaginación y la intuición a flor de piel.

Venus es el arquetipo del amor de pareja y nivel psicológico es un planeta personal, que se asocia con el área afectiva y sexual de la personalidad. Engloba todos nuestros deseos, así como también  describe nuestra forma de seducir y sentirnos seducidos. Neptuno por su parte, es el arquetipo del amor incondicional; es la octava superior de Venus. Esto quiere decir, que todo lo expande, lo maximiza y lo teatraliza!

Una cuadratura es un aspecto inarmónico que habla de un «DESAFÍO»

Y cuando Venus está en cuadratura a Neptuno, es como un deseo inconsciente de revivir todas las novelas dramáticas que alguna vez, voluntaria o involuntariamente hemos creado en nuestra vida. Claro que dependerá de la personalidad de cada quien, si se le antoja vivir un drama o una tragedia; pero lo que esto significa es que surge un elemento de tensión y cierta falsedad exagerada en la expresión emocional. Sale a la luz nuestro lado falso y manipulador o el de la pareja o aquella persona con la que se tengan un vínculo afectivo o sexual.

Nota: Pero recordemos que lo que uno atrae es lo que uno proyecta al inconsciente colectivo, quien se encarga de reflejarlo o caracterizarlo en otro ser humano.

Durante este tránsito planetario es muy común empezar etapas de enamoramiento e ilusiones, que prometen a un corto o mediano plazo «trágicos finales» o finales inevitables entre las  personas que se sintieron flechadas. También puede ocurrir lo contrario, que algunos durante esta energía viven la experiencia de la «desilusión», es decir que la venda se cae y esto da paso a comprender que las historias hermosas que se habían construido con aquella persona que veían como «perfecto» no era más que una ilusión fabricada por sí mismo.

Por otro lado, en el ámbito económico, hay una tendencia a gastar más dinero en ropa, comida, maquillajes, fiestas y demás deseos vacíos. Venus en aspecto tenso emite energías para resaltar al hedonista y conectando a Neptuno, el planeta que rompe barreras y quiere satisfacer a toda costa las fantasías de los humanos, pues debemos andar con mucho cuidado en qué gastamos, qué comemos, etc.

En resumen, se trata de procurar ser más realistas voluntariamente con respecto a la gente que nos gusta y de quien nos enamoramos; esta alineación brinda una gran oportunidad de limpiar patrones tóxicos en relaciones, ser sinceros en que muchas veces construimos sobre falsedades y autoengaños. También es un buen momento para cuidar nuestros hábitos de consumo y aprender a no permitir que nuestros que nuestras emociones dominen este aspecto de nuestra vida.

Si debes tomar una decisión sentimental, asegúrate de valorar los hechos apegándote a la realidad y no a los deseos, ideales o las ilusiones.

 

Stefanie.