Ángeles y Demonios; importancia del conocimiento y la integración.

Por: Stefanie Peláez

Hace un par de días tuve una conversación con un amigo, de esas que te dejan reflexionando sobre uno mismo… y confieso que quedé inspirada e inevitablemente quise compartir con ustedes un poco…

Desde ya un tiempo, quizás unos 5 o 6 años he procurado una relación con mi Ángel de la Guarda, aunque debo confesar que antes de entrar en contacto con él, no creía en lo absoluto que esto fuera posible o real. Es decir, mi bisabuela me contaba historias sobre el Santo Ángel Guardián y me enseñó la oración para pedir su guía y protección, pero luego crecí y me alejé completamente de la práctica religiosa que trataron de inculcarme en casa.

Pasaron los años y aunque mucha gente me hablaba sobre las canalizaciones de Ángeles y la Angeología o terapia con Ángeles, la verdad no me lo terminé de creer jajajaja. Y no sólo por el hecho de simplemente no querer creer, sino porque la verdad es que después de algunas sesiones con distintas personas, solo recibí mensajes genéricos y hasta mentiras que luego pude desgraciadamente comprobar que la canalizaora tenía mal calibrada su antena o en serio de canalizadora nada… jajajaja (mala reputación para los ángeles, por cierto)

Así que era un tema que ni fu ni fa… hasta que ya dentro de mi practica con la Kabbalah, llegué a un punto en que el que la «Inteligencia Angelical» se hizo presente como información para entender cómo opera la creación por medio de este cableado celestial que transmite la Luz al mundo.

Aprendí sobre los Ángeles de la Creación y su relación con los “Cuatro Puntos Cardinales” y los Elementos de la Creación: Fuego, Aire, Agua y Tierra… y me enamoré de todo ese nuevo conocimiento que venía a completar mi práctica. Y aquí empecé a poner a prueba la teoría… esa que habla sobre poder contactar con el Santo Ángel Guardián… yo me pregunté: ¿acaso mi bisabuela tenía razón?

Todo empezó como un juego… en el que al principio simplemente empecé a llamarlo y a pedirle (con duda) que si existía me lo hiciera saber jajajaja. Las primeras veces fue inútil, hasta que un día que me sentía muy molesta por un asunto en particular y buscaba respuestas, lo llamé con imponencia y le dije: si en verdad hay ángeles en algún lado y hay alguno a cargo de mi, ¡quiero que me lo haga saber porque tengo muchos reclamos que hacerle… porque de guardián NADA! Jajajajaja… sí, suena loco o hasta ridículo pero así fue.

Luego dije: ¡si en verdad estás allí dame una señal!… para lo que inmediatamente mi mente pensó: pero necesito una señal clara así que mejor la elijo yo para realmente saber que es él… así que me fui por la vía obvia, fácil o básica, por el símbolo que identifica a cualquier ángel… “las plumas”… así que dije nuevamente: si en verdad existes y estas allí, hazme saber que me estas escuchando y mándame como señal una pluma, yo tomaré eso como respuesta y entonces seguiré buscando la manera de contactarte y escucharte.

Dejé mi intento de invocación jajajaja y regresé a mis actividades cotidianas…

A medio día fui a recoger a mi hijo pequeño a la parada del bus. Y cuando se abrió la puerta del bus vi a mi nene con los brazos abiertos listo para saltar y luego se detuvo y me dijo: te traje un regalo y sacó de su manita una pluma gris y azul (se las muestro en la imagen)… se imaginará que quedé en ¡¡¡SHOCK!!!

Regresé a casa, le di almuerzo a mi nene y subí corriendo a mi espacio de meditación a encender una vela y a quemar mirrah intentando celebrar el momento de alguna forma jajajaja… le dije: ¡quiero creer que fuiste tú!, así que aquí estoy hablándote de nuevo y te pido que lo hagas de nuevo…

Pasaron varias semanas y durante casi todos los días recibí plumas de distintas formas, ¡incluso mi esposo me sacó una del pelo!… plumas de todos los tamaños, formas y colores con las cuales he fabricado varios elementos para usar su magia, plumas reales… de aves exóticas incluso, como una gran pluma negra de zopilote jajajaja; una pluma de plata… y bueno pasó el tiempo y entonces sentí que tenía que llevar esto a otro nivel, pero no sabía cómo… sólo sabía que a partir de aquel primer intento con respuesta yo hablaba con alguien o algo, pero esto tenía que ser más profundo, pues de qué me servía seguir recibiendo plumas jajajaja, la relación con este ser tenía que tener un algo más…

«Así que nuevamente le hable y le dije que quería saber su nombre»

Mucha gente dice que podemos llamarle como queramos, que incluso depende de nosotros ponerle un nombre… pero para mí esto no tenía mucho sentido. Si entendía bien, este ser había sido creado antes que yo y tenía mas tiempo de existir que yo… así que seguramente como todo lo creado, tenía un nombre… y yo quería saber cuál era…

Seguí buscando la manera de saberlo, pero no logré nada en los siguientes días… Hasta que la hermana de mi mejor amigo, me hizo un regalo…

Un set de libro y cartas de los 72 Ángeles de la Kabbalah.

Casi caigo desmayada… y pues obviamente, después de leer y explorar el libro y mazo, encontré el nombre de mi Ángel y además una guía ritual para contactarlo. Así que ahora tenía más piezas, como el Nombre del Ángel obtenido por la fecha de mi nacimiento, la Esfera Celestial o Coro Angélico al que pertenece, su elemento y obviamente todas las facultades que posee y que casualmente son las que vengo necesitando en mi vida jajajaja. Así que esto me inspiró mucho más y me aventuré…

Por mucho tiempo fue esta vía la que utilicé para contactarlo… y poco a poco empecé a soñarlo y a sentir que había algo más cerca de mí, aunque obviamente la mente me hacía dudar y creer que era mi deseo ferviente de creer, con todo y duda seguí adelante. La modalidad para convencerme de que es él jajaja, es siempre pedir una señal de confirmación y poco a poco pedía diferentes cosas y siempre se cumplían… las cosas iban yendo a niveles más complejos, enfocándome en la manera de conocerlo y poder contactarle cada vez más claro y directo. Hoy en día no tengo duda de que es él, que ha sido él todo el tiempo quien que me ha llevado a encontrar y otras veces a recibir las herramientas para optimizar nuestra conexión cada vez más.

Así que una cosa me llevó a otra y siempre por medio de mi estudio y práctica un día me topé con el “Shem HaMephorash”

Les cuento un poco más…

Según la doctrina secreta de Cornelio Agrippa, todo mortal nacido en la tierra tiene Tres Ángeles Guardianes.  La filosofía oculta de Agrippa tiene sus raíces en la sagrada Kabbalah o Mística Hebrea, que postula que los poderes de los 72 Ángeles del Shem HaMephorash se distribuyen a lo largo de los tiempos, días y estaciones. Es de esta fuente que obtenemos conocimiento de sus nombres, atributos y misterios.

Ahora veamos un poco sobre las generalidades de estos tres guías…

  • De manera que nuestro primer guía angelical emana del mundo celestial y es de rango y orden divinos, recibe el encargo de nuestra alma en el momento de la creación de la misma. Este ángel es el rector y diligente de la vida, imparte Luz Divina y ayuda a elevar el alma hacia una existencia espiritual superior.  El primer ángel opera dentro de los límites de las 24 horas del día.
  • Nuestra segundo guía angelical emana del mundo astrológico, del poder de las estrellas.  Conduce a los mortales por el camino de la virtud y su influencia es sobre las cualidades del orden moral y las cosas que se expresan en el habla.  El segundo ángel opera dentro de días específicos de los meses del año.
  • Nuestro tercer guía angelical emana del mundo físico y dirige el aspecto físico de la existencia de un mortal en la tierra e influye en la salud, los movimientos y las acciones. Este tercer ángel guardián opera en períodos sucesivos de días a lo largo del año.

Así que definitivamente mi Ángel Guardián me lleva a otro nivel… pues ahora sé que lo tengo a él y a otros tres más!!! Y sin duda todo este proceso me lleva cada vez a invocaciones más profundas, encuentros impresionantes y enseñanzas que me han ido forjando hacia mi mejor versión.

“Todos los ángeles son espíritus ministradores enviados para servir a aquellos que heredan la salvación”.  – Hebreos –

“Él mandará cerca acerca de ti a sus ángeles para que te guarden en todos tus caminos”. – Lucas –

Así que como les digo, mi Ángel me lleva cada vez más adentro y todo se empieza a ver mas claro y a sentirse con certeza… 

«Pero no todo es Luz en el mundo, después de todo fue de la Oscuridad que surgió la Luz»

Lo que quiero decir con esto, es que así como tenemos acceso a nuestros Ángeles, también estamos en contacto con los Demonios desde el momento de nacer, como bien lo describe la Kabbalah con el famoso «Dybbuk» y en términos que sintonizan al concepto del Ángel Custodio, también tenemos una relación directa con un Demonio específico que se nos asigna para ser quien nos ayude a despertar el deseo genuino por la Luz... o dicho de otra forma: es un coach o trainner espiritual personal. De manera que muchas veces y más habitualmente de lo que esperamos, resultamos estar más en contacto con ese Demonio que con el Santo Ángel Guardián.

Así que negarlo es prácticamente fortalecerlo. Bien dice la Kabbalah que para manifestar una vida plena no debemos creer en Dios sino en el Satán (adversario), pues es éste último el que no nos deja tomar todo lo que el Creador ya nos dio. Pero obviamente decir que creemos en el Satán o los Demonios haría pensar a cualquiera que somos seguidores de alguna secta satánica jajaja… pero no se trata de eso, con esto me refiero a que ES NECESARIO EMPEZAR A ACEPTAR, RECONOCER E INTEGRAR LA OSCURIDAD que innegablemente está en nuestra vida.

«Negarlos y tenerles miedo es darles poder sobre nosotros»

Esa fue la principal lección como practicante de Alta Magia. 

Los demonios son espíritus que se extienden a ambos lados de la frontera entre la tierra física y los reinos espirituales inferiores.  Estos demonios deben ser dominados y a la vez, requerimos de aprender a aprovechar el poder que poseen para ayudarnos a descubrir los misterios ocultos de nuestra propia vida. 

Durante siglos, místicos y magos han intentado conversar con espíritus oscuros de otros mundos y se han escrito docenas de libros que explican cómo conjurar espíritus, demonios y ángeles.  Separadas por el tiempo y la geografía, han surgido diferentes tradiciones mágicas que tienen instrucciones similares pero distintas para dibujar círculos de invocación y para crear talismanes de protección e invocaciones.

De la tradición “Mágica Salomónica”, se conocen sigilos y encantamientos para realizar los ritos de invocación y restricción.  Estos son los ritos originales realizados por el legendario Rey Salomón (hijo del Rey David), un líder y místico del mundo antiguo que, quien fue el primer y más exitoso prestidigitador en invocar y controlar a estas entidades oscuras y ponerlas al servicio de la Luz… fue así como llevó a cabo la construcción del Templo.

Los demonios se oponen a los ángeles, que se extienden a ambos lados de la frontera entre nuestro mundo físico y los cielos;  cada demonio tiene un ángel específico que lo gobierna y quien nos guía en la ardua tarea de domarlo para finalmente poner nuestra propia oscuridad al servicio de la Luz.

Los demonios y otros espíritus inferiores están intensamente celosos de los seres porque somos capaces de disfrutar de una existencia física, algo que ellos nunca podrán hacer y es por ello que a veces buscan hacernos daño o hacernos la vida más difícil… a través el miedo, la enfermedad, el dolor, la angustia, los celos y la envidia, etc. Por ello es importante recordar que tenemos poder sobre ellos.

EL REY SALOMÓN Y LOS DEMONIOS

Cuenta la leyenda que Salomón convocó a 72 demonios usando una invocación específica, luego los interrogó y los puso a su servicio de acuerdo a sus habilidades y poderes. Algunas variantes de la historia dicen que los demonios fueron usados ​​como bestias de carga para ayudar a construir el templo de Salomón y a otros como ingenieros en la construcción del mismo.

Cuando terminó con los demonios, Salomón los atrapó en un recipiente y luego selló el recipiente con un sigilo secreto que evitaría que los demonios escaparan.  Salomón arrojó la vasija a un lago profundo en Babilonia, donde permaneció hasta que algunos buscadores de tesoros locales la encontraron y la abrieron.  Por supuesto, este acto liberó a los demonios al mundo, donde eran libres para atormentar a la humanidad.

Según la leyenda, solo el demonio Belial eligió no escapar al mundo, sino que entró en un ídolo tallado en Babilonia.  La gente local le ofreció sacrificios y lo adoraron como a un dios;  a cambio, respondió a sus preguntas sobre el pasado, el presente y el futuro, además de otorgar riqueza a quien ofreciera sacrificios de carne.

Pero… ¿cuál fue el secreto de Salomón?

El arma más poderosa del practicante de Magia contra un demonio es conocer su nombre.  “Si conoces el nombre del demonio, significa que sabes algo que es cierto” y si conoces una, puedes conocer todas las verdades y por lo tanto, los demonios te temerán y obedecerán tus órdenes. Es a partir de esto que podemos hacer que su energía espiritual trabaje a nuestro favor y no en tu contra… para finalmente poder integrar esa oscuridad que nos habita. 

Así que pues… no los voy a llevar a invocar demonios jajaja, pero sí considero importante y prudente que empecemos a reconocer esta oscuridad y al menos a entender que inevitablemente traemos esto con nosotros y que en definitiva puede que lleve un tiempo haciéndonos sufrir sin saber muy bien por qué.

Tanto Ángeles como Demonios necesitan ser atendidos, tenemos acceso a ellos y al integrarlos estamos recuperando nuestro poder personal y potenciándolo en vez de temerle.

Dicho lo anterior, quiero compartirles que a partir de hoy, cada miércoles estaré publicando en la cuenta de Instagram la información básica correspondiente de los 72 Ángeles del Shem HaMephorash y los 72 Demonios del Ars Goetia basado en las Clavículas de Salomón, para que puedan informarse por fecha de nacimiento que energías de Luz y Oscuridad tienen relación directa con ustedes en su vida.

Así que los invito a que no se pierdan y a que compartan esta nueva sección dedicada a los «Ángeles & Demonios».

Un comentario sobre “Ángeles y Demonios; importancia del conocimiento y la integración.

Agrega el tuyo

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: