Adar II: Segundo mes de Piscis en un año zodiacal de 13 meses.

Si eres seguidor y practicante de la Astrología Kabbalística, ya conoces sobre Adar II, pero si eres nuevo en el tema, esto puede ser realmente confuso… así que quiero dedicar este articulo al «segundo mes de Piscis», su importancia y poder energético.

Partamos por saber que durante el mes de Piscis, podemos conectarnos con una energía asombrosa y especial que nos ayuda a crear milagros que se revelan en nuestro mundo a través de diversas energías, cada una de las cuales se relaciona con la manifestación de tareas diferentes. Tareas que prácticamente se tratan de:

Asumir toda la información que poseemos, la tecnología espiritual a la que ahora tenemos acceso y empezar a hacer algo con ello… PONERNOS EN ACCIÓN, conectarnos y sintonizar con las energías correctas para crear los milagros que necesitamos en nuestra vida.

Y es que al utilizar la conexión correcta, podemos llegar a ser conductos a través de los cuales la Luz del Creador puede fluir, revelarse y crear los cambios necesarios. Por lo tanto debemos enfocar nuestra atención en nosotros mismos abriendo los canales y conectándonos con las energías correctas que fluirán a través de nosotros hacia el mundo.

No olvidemos aquellas palabras narradas en el libro del Éxodo, cuando Moisés y el pueblo se encontraba a las orillas del Mar Rojo clamando a Dios por un milagro para no morir ahogados o a manos del ejercito egipcio que los perseguía… a lo que Dios le contesto:

«¿Por qué sigues clamando a mí?… Manda a los hijos de Israel que se pongan en marcha»

(Éxodo 14:15, Beshalaj)

Y es que si queremos milagros en nuestra vida… la única manera de lograrlo es HACIENDO QUE SUCEDA, tomando acción para conectar con la Luz, en vez de quedarnos suplicando por ello, que algo o alguien más lo haga por nosotros. Prácticamente durante los últimos 3400 años, jajajaja, hemos olvidado que tenemos la llave para controlar el mundo físico. ¡Y ya es hora de recordar!

Si vemos hacia atrás, si rebobinamos la cinta de la película de nuestra vida, podemos fácilmente ver que nunca hemos controlado los acontecimientos más importantes que hemos presenciado y nunca hemos resuelto qué camino tomar en las encrucijadas más importantes, aún cuando nuestro EGO niegue absolutamente que esto haya sido así. Pero lo cierto es que el EGO, es el encargado de hacernos fracasar y de alejar nuestra consciencia de la verdad.

En el mes de Adar/ Piscis, se nos brinda la oportunidad única de cambiar esta situación utilizando la energía de la legra Kuf para transformar la oscuridad… Aunque el Oponente utilice nuestro EGO para decir que esto no es posible… ¡que una letra no tiene tal poder!

La Letra Kuf, es la única letra que se extiende por debajo de la línea de escritura del alfabeto hebreo – arameo. Con respecto a esto, el Zóhar explica que la letra Kuf habita en ambos mundos «positivo y negativo», «la vida y la muerte», «físico y espiritual». Esta letra tiene la facultad de transmitir la energía espiritual necesaria al mundo material.

No se trata de una letra común; es una letra aramea que está compuesta por la consciencia derivada de una energía especial que también creó al signo de Piscis. Y ya sé… ahora se preguntarán cómo es posible crear signos zodiacales y planetas con «letras»… pero veamos algo que sabemos todos es que el ADN tiene la facultad de crear organismos vivientes y determinar sus características. De la misma forma que los planetas son significativamente más grandes que las letras que los crearon, el cuerpo humano es mucho más grande que el ADN que lo creó.

Y esto es lo que nos enseña la Kabbalah desde el Séfer Yetzirah/ Libro de la Formación, en donde nos explica que las letras hebreas – arameas en realidad no son letras como las de un alfabeto normal, ni siquiera conformaban un idioma originalmente…

«Se tratan más bien del ADN de la Creación»

Esto nos lleva a entender que si bien, a lo largo de toda nuestra vida, la negatividad nos ha programado para limitar nuestros pensamientos a la dimensión física, la solución al caos no se halla en el mundo físico, sino en la manifestación del conocimiento kabbalístico con el cual podemos controlar el mundo espiritual, es decir, el mundo del que deriva todo lo que existe en el mundo físico. Y las letras arameas son clave para lograr esto.

La letra Kuf esconde en su interior la energía de pensamiento inteligente que creó el signo de Piscis.

Este es el secreto del mes de Piscis/ Adar, en el que se revela una fuerza que hace posible la realización de acontecimientos realmente milagrosos. Y esta realidad es hoy más importante que nunca…

Dicho lo anterior… ahora imagínense tener acceso a esta oportunidad dos ¡meses seguidos!

¿esto es posible?

Pues resulta que siete veces en un ciclo de 19 años tenemos un año «embolismal» o bisiesto en el calendario kabbalístico, año en el cual tenemos dos meses de Piscis (Adar I y Adar II). Y pues, qué les puedo decir… aquí estamos, nuevamente recibiendo la Luna Nueva que marca el inicio de otro mes de los peces…

Ahora que ya tenemos una visión más amplia de lo que se trata esto, solo queda decir que este segundo mes de Piscis, Adar II, es nuestra oportunidad para conectar con la certeza de saber que sin importar qué tan difíciles sean nuestros desafíos, qué tan poco iluminado esté nuestro camino, tenemos la facultad de conectar con la Luz… pero depende de nosotros transformar las cosas que nos alejan de revelar nuestro verdadero potencial.

Recordemos entonces que si lo que queremos para nuestra vida es manifestar plenitud, benevolencia y felicidad, necesitamos darnos cuenta de que debemos, necesariamente, bajar a nuestras profundidades a sacar la basura, la suciedad, la negatividad, ir directo a la oscuridad. ¿Por qué?… aquí el secreto:

Porque la Luz sólo puede venir de la oscuridad, sólo se puede revelar en la oscuridad.

Se trata de tomar la energía que está dentro de la negatividad y la oscuridad y traerla de vuelta de las profundidades para que florezca en la Luz.

Y hablando de códigos, es importante que sepamos que la segunda letra asociada con Piscis es Guímel, quien representa a Júpiter, el planeta de la expansión, el crecimiento y multiplicación (todos los meses están ligados a dos letras que conforman su código de ADN). Por lo que la combinación de estas dos letras nos lleva a una oportunidad espiritual única este mes.

Contamos con la letra «Kof» que representa nuestra capacidad de elevar los canales más negativos hacia la Luz y la «Guímel» que representa nuestra habilidad de expandir la Luz al exterior.

Entonces… si por ejemplo, vamos al gimnasio, sabemos que mientras más peso levantamos y con más frecuencia lo hacemos, más fuertes se vuelven nuestros músculos. Pues el mismo concepto aplica a nivel mental y espiritual. Esto traducido a nuestro trabajo durante el mes de Piscis, significa que debemos llevarnos voluntariamente a las profundidades de nuestra oscuridad y una vez allí, hacer nuestro esfuerzo espiritual para salir de esa oscuridad habiéndola transformado, completándonos a nosotros mismos y superando las situaciones más difíciles de nuestra vida de frente y con la certeza de que estamos conectados a la Luz en sintonía con los códigos del mes y su poder integrado en nosotros al hacernos conscientes de lo que esto significa.

Es entonces así, a través de este proceso que podemos encender la Luz en nuestra vida y en la vida de quienes nos rodean, una energía que puede crear un efecto dominó e iluminar mucho más que a nosotros mismos.

Les recuerdo no perderse la meditación con las letras o códigos del mes de Piscis.

Que tengan todos una poderosa y transforamdora conexión.

Con Amor, Stefanie.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: