La Gran Conjunción

Por: Stefanie Peláez (Tefa)

Los sabios de la antigüedad consideraban que las conjunciones planetarias más importantes eran aquellas que se producían entre los planetas superiores: Marte, Urano, Plutón, Júpiter y Saturno.

Entre ellas, la más importante es la de Júpiter con Saturno, por tratarse de los astros visibles más lentos y reconocidos por ser los  planetas que marcan tiempos, etapas o ciclos a nivel social.

El tema central de la conjunción de Júpiter con Saturno es el traspaso del poder de una mano a otra y la desaparición de las religiones de las naciones.

Las conjunciones de estos dos planetas forman a su vez un ciclo de conjunciones. Su ciclo combinado influye sobre períodos muy largos, de aproximadamente 240 años en el mismo elemento. Cada 20 años hay una conjunción entre ellos y a veces, durante ese período se intercalan conjunciones de un elemento distinto. De manera que a partir de hoy, cada 20 años tendremos una conjunción entre estos dos gigantes, durante 240 años.

Cuando se trata del próximo elemento, son precursores del nuevo ciclo, si repite el elemento anterior, indicará la repetición de una misma tendencia. Así podemos definir que esta conjunción marca un inicio de nuevo ciclo, dirigido por la energía de Acuario, el signo del cambio.

Cada ciclo astrológico comprende 40 conjunciones y tenemos que saber que cada ciclo de Júpiter con Saturno genera casi un ciclo de 960 años divididos en 4 períodos de 240 años que responden al siguiente orden: Fuego, Tierra, Aire, Agua.

Veamos un poco…

En 1802 se produjo la primera conjunción precursora de Júpiter y Saturno en Tierra; en 1821 la última en Fuego; y a partir de 1842 y durante todo el siglo XX hemos visto que las conjunciones de Júpiter con Saturno se han producido en signos de Tierra. En 1901 en Capricornio; en 1921 en Tauro; en 1961 nuevamente en Capricornio; en 1981 en Libra (la fase anunciadora del elemento Aire); y en el 2020 entraremos de lleno en el ciclo de ese elemento con Acuario hasta 2199.

La última conjunción de Saturno con Júpiter, se produjo en el año 2000 en el grado 22º 42’ del signo de Tauro y fue también la última en un signo de Tierra. Finaliza, por lo tanto, un ciclo en un elemento, así como analógicamente deberá finalizar aquello que representa.

¿Qué significa esta Gran Conjunción en un signo de Aire?

Yo le llamo: El nuevo orden mundial…

Los signos de Tierra están relacionados con lo concreto, lo práctico, lo materialista, lo tangible; con los bienes, la productividad, la economía y la propiedad. Mientras que los signos de Aire son signos humanos, sociales, de asociación e intercambio, de comunicaciones, ciencias, artes y relaciones.

Ya que el ciclo de conjunciones en signos de Tierra llegaron a su fin, tenemos claro el panorama para determinar que a partir de la conjunción del 2020 el mundo tendrá una estructura socioeconómica diferente… podemos dejar en claro que por ejemplo: el home office o virtual office, llegó para quedarse, así como los avances en la ciencia y la comunicación; las relaciones sociales e, incluso, la sociedad en general se organizarán distinto.

El signo de acuario es un signo de Aire asociado con la hermandad, el altruismo, la solidaridad, la sociedad y definitivamente el cambio y la innovación. 

Acuario es una excelente ubicación para Saturno que, en ese signo se comporta de manera intelectual, científica y organizada, no por nada es su otro domicilio. 

Los dones creativos propios de Acuario se encuentran apoyados por el método saturnino. Existe inquietud por la investigación y los nuevos descubrimientos, con tendencia a la reserva y al desapego emocional pero desafortunadamente, cuando se lleva al exceso, esta combinación puede ser manifestada como frialdad, distancia y o indiferencia.

«Saturno va a primar sobre Júpiter durante todo el período Aire, por lo cual privilegiará el orden y la estructura a la expansión y la comodidad»

¡Así que si!… para el que no le guste el esfuerzo y el trabajo y además no lo sepa combinar con el cambio, vienen tiempos difíciles…

Pero por otra parte, el cambio de elemento también indica un cambio en el orden mundial y el eje del mundo pasa de occidente a oriente.

Por ejemplo…

Durante el tránsito de Saturno en Acuario entre 1962 y 1964 se realizó la primera transmisión audiovisual transatlántica. En el período siguiente (1991-1994), fuimos testigos del nacimiento oficial del internet y el fin de la URSS. Durante la conjunción predecesora de Júpiter y Saturno en Libra (Aire, en 1980) se desarrolló el internet, surgieron importantes adelantos científicos y comenzó el desarrollo de Silicon Valley… prácticamente la semilla de toda nuestra tecnología y avances importantes!

Si eso fue lo que se alcanzó hace más de 40 años, es obvio que estamos invitados a presenciar a nivel mundial un mayor desarrollo de la tecnología y posiblemente una reorganización y reestructura (Saturno) en las relaciones (Acuario). 

En conclusión: las conjunciones de Júpiter con Saturno corresponden a ciclos socioeconómicos, religiosos, estructurales, políticos e incluso climáticos que indican cambios profundos y universales. Y eso es lo que comenzaremos a vivir a partir de 2021. 

En el orden del concepto astrológico El Sol y La Luna son las luminarias del cielo que definen nuestra esencia; luego tenemos a Mercurio, Venus y Marte que son los planetas personales, que se manifiestan su energía en la mente, el deseo y la pasión… Pero Júpiter y Saturno son los planetas catalogados como sociales y son aquellos que con cuya energía hacen cumplir las normas establecidas a nivel de sociedad. Finalmente Urano, Neptuno y Plutón corresponden a los planetas transpersonales que en Kabbalah llamamos «Espirituales», dentro de los cuales Urano es el otro planeta que junto a Saturno rige a Acuario; lo que se refiere a que Urano siendo un planeta «espiritual» y Júpiter y Saturno planetas sociales, dejan en claro que lo que está por iniciar en manos de estos señores es un trabajo de despertar espiritual a nivel colectivo.

Y aunque sabemos que la Gran Conjunción se dará entre planetas sociales, muchos de ustedes me han preguntado: ¿y esto cómo nos va a afectar de manera individual?… Y en definitiva, afectará personalmente porque inevitablemente lo colectivo altera lo individual, pero cada persona lo vivirá de forma diferente según su carta natal y para entender mejor cómo te moverá, primero se requiere conocer tu carta y tener claro la casa que se ubica en el 0° de Acuario y busca la casa en cuestión en el siguiente listado, luego busca tu signo solar y complementa la info… si no conoces tu carta busca únicamente tu signo solar para darte une idea de lo que estará vigente para ti los próximos 20 años…

POR CASA

Casa I: Muchos te verán como el nuevo líder que puede llevar adelante los cambios necesarios. Teniendo el Sol en Acuario se puede inferir que tienes las herramientas para conducir el nuevo rumbo. Pero los astros no obligan, la decisión final siempre será tuya. La imagen que tienes sobre ti mismo se modificará para actualizarte a la nueva era.

• Casa II: Aprenderás que tu valor no solo se centra en tu capacidad de trabajo constante, sino de las ideas que puedes aportar y las habilidad que tienes para adaptarte a los cambios. Tus finanzas se verán, especialmente, transformadas en los próximos años, aprender a invertir en nuevos rubros es esencial para ti.

Casa III: Tu voz adquiere una nueva forma. La conjunción te enseñará la importancia de comunicarte de manera eficiente de acuerdo a las nuevas tendencias. La relación con tus amigos íntimos también debe adaptarse a los tiempos que se avecinan.

Casa IV: Se presentan oportunidades para hacer cambios en tu hogar. Las personas que antes eran una autoridad dentro de tu familia, poco a poco, comienzan a pasar el mando a otros. Esto puede cambiar tu idea sobre: Qué, cómo, cuándo y por qué se conforma un hogar y tener una auténtica familia moderna.

Casa V: Los cambios se presentarán a través de su hijos o novios. Puedes atreverte a iniciar una actividad, no laboral, más como un pasatiempo; que te ayude a ampliar tu visión hacia un presente más dinámico y moderno.

Casa VI: Las exigencias del día a día se volverán más mentales que nunca. Deberás aprender que las cosas no saldrán adelante simplemente porque produces o trabajas hasta el cansancio. Ahora, tienes que saber cómo proyectarte para el futuro, tener estrategias vanguardistas y originales.

Casa VII: Las transformaciones que trae la “Gran Conjunción” son un reto para tu esencia que le gusta brillar y llamar la atención. Pues los socios o parejas se presentan con ideas nuevas de priorizar al colectivo antes que lo individual, que tarde o temprano, deberás aceptar.

Casa VIII: El conocimiento sobre el manejo del dinero que te brindan otras personas en tu entorno adquirirá fuerza y autoridad para ti. Conocer nuevas formas de administrar los bienes ajenos. Se inicia un periodo para determinar y explorar cuáles son tus auténticos deseos carnales, pasiones y gustos en la intimidad.

Casa IX: Tu filosofía de vida y sistemas de creencias serán la vía para aceptar las transformaciones que se avecinan en la sociedad. Entender que tu mundo no es sólo tu tierra natal. Lo internacional se vuelve propio, y comienzas a identificarte con otras culturas.

Casa X: En los próximos años, tu vocación y significado del éxito cambiarán. En el trabajo, podría llegar una persona más joven para ser tu jefe, con ideas nuevas y diferentes. Si te quieres postularte para un ascenso debes aprender los nuevos métodos: Adaptarse y evolucionar.

Casa XI: Se presentarán oportunidades para compartir con nuevos amigos, que te ayudarán a cambiar tu visión de la vida. Es posible que entiendas que puedes apoyarte en otros para sobrevivir. Te preguntarás si habías sido muy cerrado a las nuevas formas de relaciones. Tus ideales, metas y proyectos, también, podrían sufrir una transformación.

Casa XII: Para ti, los cambios se presentan desde el subconsciente y la “Gran Conjunción” viene a desafiarte para superar los miedos y las inseguridades.

POR SIGNO

Aries: Tu lugar en los trabajos en equipo será valorizado y remasterizado, fluye la comunicación entre partes mientras tu participas en el equipo. Vas a desarrollar una nueva inteligencia emocional, ideal para vincularte con el otro. A largo plazo verás los movimientos claves que pudiste hacer este año en el ámbito de grupos de trabajo.

Tauro:  Todo lo relacionado al lugar que ocupas socialmente y como eres visto en ese ámbito, se verá modificado y revolucionado…La gran pregunta taurina será: ¿Este cambio será positivo?… Y lo que debes saber al respecto es que la revolución siempre trae renovación. Confía en tu visión.

Géminis: Todo lo que sabias y creías sobre religión, espiritualidad y filosofía de vida entra en cuestionamiento y acá te aparece la hermosa pregunta: ¿Si somos tan libres cuando dudamos y aprendemos porque nos sale tan rápido y fácil dogmatizar? Aprovecha esta dosis de energía de renovación y transforma tu forma de creer y verás que como se cree se crea!

Cáncer: Se experimentará cierta liberación de energía sexual, de potencia, donde se sueltan las formas viejas de culpa y vergüenza. También hay posibilidad de saldar deudas si las tuvieras, tanto de dinero como cuentas pendientes que no te corresponden en este nuevo modelo de revolución interna. Quienes estén conectados con la sanación como profesión pueden estar creando modelos innovadores en este campo.

Leo: Estarás revisando el lugar que ocupa el otro en tu vida y esto va más allá de una pareja de amor: estamos hablando de socios, amigos o compañero de vida, con la cual es importante establecer si miramos en la misma dirección. ¿Esta dupla es productiva para ambos? ¿Les permite crecer?

Virgo: Empezarás a cuestionarte la forma en que te relacionas y entregas al otro. Qué es el servicio para ti y comenzarás a evaluar si es servicio real o un sacrificio instalado; si tus hábitos son propios o heredados, si tu vida diaria, en lo laboral y cotidiano, te hace feliz.

• Libra: Hay una nueva relación con el placer, con los hobbies, con la forma de tener tu propio espacio creativo. Nuevas actividades llegan a tu vida para romper con viejas formas de llevar a cabo algunas cosas. El ámbito de las relaciones se abre a la experimentación de algo que antes nunca habías intentado o contemplado.

Escorpio: Comenzarás a jugar nuevos roles y responsabilidades en el ámbito de la familia. También pueden surgir mudanzas física o simplemente cambiarás tu modo de vivir y lo harás con más independencia, lo cual implica tener tus propias libertades.

Acuario: Es el momento de descubrir quién eres de verdad, ¿qué partes tuyas que han sido adheridas de lo cultural y lo establecido no puedes dejar ir pero, a la vez, quieres soltar?… todo eso se hará evidente para que puedas hacerte cargo de una reforma.

Sagitario: La energía de estos dos grandes planetas en tu signo trae una fuerte energía de comunicación consciente, reconocida y valorada. Ya no se trata de convenciones y de comunicar lo que la sociedad estipula, sino de empezar a transmitir la verdad o al menos iniciar una fuerte búsqueda por encontrar las propias verdades.

Capricornio:  Es momento de replantearte todo lo relacionado con el trabajo y dinero.  ¿Cuál y cómo es la forma en la que ganas dinero hasta hoy? ¿De qué forma puedes construir el modelo que necesitas para una estructura ganar – ganar?… Las propuestas instaladas por lo cultural se están disolviendo y vas a encontrar el verdadero valor de tus proyectos, así estos sean algo completamente inesperado y diferente a lo que acostumbrabas habiatualmente.

Piscis:  Se desarma por aquí también lo aprendido en religiones, espiritualidad y filosofías. Todo lo sostenido durante siglos de las civilizaciones judeo cristianas se pone en tela de juicio. El concepto de culpa y vergüenza se disuelven para poder conectar con la verdadera libertad del disfrute y el verdadero sentido del ser espiritual.

¡¡¡Bienvenidos a la era del cambio, bienvenidos a la era de Acuario!!!

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: