Sobre el Baphomet de Eliphas Levi…

«La Sabiduría y el Entendimiento es el remedio de la ignorancia que alimenta nuestros miedos»

La ignorancia es la causa del miedo y la sensación de parálisis ante la incapacidad de abrir la mente antes de cerrarnos por completo a la posibilidad de aceptar que aveces no sabemos mucho o nada acerca de las verdades del Universo, el mundo y la realidad.

La Kabbalah es una ruta que nos lleva a conocer muchos caminos ocultos, oscuros y misteriosos, y que además son caminos que no tienen nada de ajeno a nuestra propia naturaleza; la intensión de recorrer estos senderos es la de comprender que no por tener categoría de ocultismo o esoterismo significa que algo sea malo o haya que temer, sino todo lo contrario. La Kabbalah nos dice que LOS MIEDOS SON INADMISIBLES y que su única razón de existir en nuestra vida, es ser ENFRENTADOS.

Recordemos pues, que estamos aquí para revelar lo oculto, para iluminar e integrar la sombra y así transformarnos…

«En el conocimiento está la conexión»

Y en la conexión con la Luz del Creador se haya nuestra fuente de plenitud, armonía y paz.

Dicho esto, pasemos a hablar sobre un tema que ha sido sumergido en tal oscuridad que ya para muchos esto simplemente quedó categorizado o polarizado como algo «maligno», hoy les comparto:

La historia, origenes y significado del Baphomet…

Eliphas Levi fue el creador del símbolo moderno hermético y kabbalístico del «Baphomet», basado en sus estudios de la Orden Salomónica de Los Templarios. Su verdadero nombre es Alphonse Louis Constant, hijo de padres fervientemente católicos, nació el 8 de febrero de 1810 en Paris, Francia. Antes de convertirse en uno de los más famosos Kabbalistas de la línea de la Alta Magia y el Ocultismo, realizó sus primeros estudios, ingresando en 1825 al seminario de Saint Nicolas du Chardonnet; allí fue dirigido por el abad Frère-Colonna, quien lo orientó hacia el estudio de la magia. En 1830, habiendo terminado sus estudios de retórica, pasó según la norma al seminario de Issy para acabar dos años de filosofía y finalmente, tras la muerte de su padre ingresa en el seminario de Saint-Sulpice para estudiar teología, en donde es ordenado subdiácono y tonsurado (primero de los grados clericales, el cual se confería por mano del obispo como disposición y preparación para recibir el sacramento del orden y cuya ceremonia se ejecutaba cortando una parte del cabello).

Tras una serie de acontecimientos dolorosos, la pérdida de su amada y su madre, así como la renuncia al sacerdocio; Eliphas Levi fue reconocido ampliamente como escritor e iniciado como Maestro Kabbalista, Rosacruz y Masón de alto rango.

Eliphas Levi consideró al Baphomet como una representación del Absoluto en forma simbólica. Según la historia Levi basó la ilustración de su Baphomet en una gárgola que se hallaba en el edificio parisino de Saint Bris le Vineux, que era propiedad de los Caballeros Templarios…

«La Gárgola tiene la forma de una figura barbada y cornuda con senos femeninos colgantes, alas y pies en forma de pezuñas. Está sentado con las piernas cruzadas…»

Eliphas Levi y su interpretación del Bafomet

«El macho cabrío lleva sobre la frente el signo del pentagrama, con la punta para arriba, lo que basta para considerarla como símbolo de luz; hace con ambas manos el signo del ocultismo y muestra en alto la luna blanca de Jesed y en bajo la luna negra de Geburah. Este signo representa el perfecto acuerdo de la misericordia con la justicia. Uno de sus brazos es femenino y el otro masculino, como en el andrógino de Khunrath, atributos que hemos debido reunir con los de nuestro macho cabrío, puesto que es un solo y mismo símbolo. La antorcha de la inteligencia, que resplandece entre sus cuernos, es la luz mágica del equilibrio universal; es también la figura del alma por encima de la materia, aunque teniendo la cabeza misma, como la antorcha tiene la llama. La repugnante cabeza el animal representa el horror al pecado, cuyo agente natural, único responsable, es el que debe llevar por siempre la pena; porque el alma es impasible en su naturaleza, y no llega a sufrir más que cuando se materializa. El caduceo que tiene en vez de órgano generador representa la vida eterna; el vientre, cubierto de escamas, es el agua; el círculo, que está encima, es la atmósfera, las plumas, que vienen de seguida, son el emblema de lo volátil; luego la humanidad está representada por los dos senos y los brazos andróginos de esa esfinge de las ciencias ocultas«.

<Tomado de Dogma y Ritual de la Alta Magia por Eliphas Levi>

Eliphas Levi y el Pentagrama

No muchos lo saben, pero Eliphas Levi fue el primero en adaptar el pentagrama con las dos puntas hacia arriba o de cabeza, como símbolo del Mal. Antes de él, durante la Edad Media la estrella de dos puntas hacia arriba representaba el invierno, pero Levi hizo dos ilustraciones del pentagrama, para intentar reflejar de manera visual la comprensión de sus estudios entre las polaridades, Luz y oscuridad… la primera estrella era la buena, bastante cristianizada, que representaba las cinco extremidades de un hombre dentro de las cinco puntas del pentagrama, los nombres Adán y Eva dentro de la estrella y las letras hebreas correspondientes a Yshua a su alrededor. Lo llamó el hombre microcósmico y representa los cuatro elementos, tierra, aire, fuego y agua representados por los miembros del hombre, su cabeza representando el espíritu.

Luego junto al hombre microcósmico, dibujó una estrella con las dos puntas hacia arriba, con la cabeza de una cabra o el Baphomet dentro de ella. Los nombres Samael y Lilith estaban escritos en ella, y alrededor la palabra Leviatán. Al hacer esto, formó, por primera vez, una diferencia entre el bien y el mal simbolizados por el pentagrama.

A partir de lo compartido por Levi, surge la inspiración para los distintos tarots de Marsella, Rider y Papus que emplearon de alguna manera el Baphomet de Levi como símbolo del Arcano XV (el Diablo), todos ellos anteriores a 1900.

¿Pero de dónde exactamente surge la imagen del Baphomet en la mente de Levi?

Todo data de sus constantes y profundas investigaciones sobre la Orden del Temple y los Caballeros Templarios, fue una de las más poderosas órdenes militares cristianas de la Edad Media y que tenían fuerte relación con el Templo de Salomón. Su propósito original era proteger los secretos y reliquias Salomónicas así como las vidas de los cristianos que peregrinaban a Jerusalén tras su conquista. 

Aprobada oficialmente por la Iglesia católica en 1129, la Orden del Temple creció rápidamente en tamaño y poder. Los caballeros templarios tenían como distintivo un manto blanco con una cruz roja dibujada en él.

En cuanto al Baphomet y su relación con los templarios…

La palabra Baphomet está relacionada con el término arábigo “Abufihamat” que significa “el Padre del entendimiento”. Según los kabbalistas franceses, los Templarios fueron acusados falsamente por la Iglesia Católica de adorar a Baphomet y sufrieron la muerte por ello; una muestra más de la incapacidad de abrir la mente más allá para buscar entender, y peor aún, de la lucha de la Iglesia por destruir y satanizar todo aquello que amenaza su poder sobre las masas.

Pero hablando esotéricamente, esta palabra nunca significó “chivo” ni “ídolo” y menos «diablo o satán»… sino buscamos en las raíces etimológicas encontramos las palabras griegas “Baph” y “Metis”, que juntas significan “bautizo de sabiduría”.

De manera que en cuestión a las peleas entre quién tiene o no la razón, el término del Baphomet queda marcado desde la época de la Inquisición y la tortura de los Caballeros Templarios sobre el año 1100. A lo largo de los años el misterio y la especulación en torno a los Templarios creció, así como las interpretaciones de la palabra y su significado.

El análisis…

El Baphomet fue dibujado en 1856 por Levi, en su libro «Transcendetal Magic: Its Doctrine and Ritual» (Magia Transcentental: Su doctrina y ritual). Su imagen es la de un hermafrodita alado con una antorcha entre sus cuernos y un pentáculo en la frente. En sus brazos lleva escrito las palabras en latín «solve» (separar) y «coagula» (unir), los poderes de ser «atado y desatado», como se puede ver en la imagen superior…

Los Opuestos

Los opuestos en la imagen de Baphomet, oscuro-claro, masculino-femenino, los pechos de mujer y el falo masculino, la luna blanca y la luna negra, representan que “todo tiene dos polos, todo, su par de opuestos”, el PRINCIPIO DE POLARIDAD.

Contiene los opuestos como el arriba y abajo, parte animal y parte humano, macho y hembra, integrando e indicando la inevitable unión de los contrastes que le dan profundidad a la vida.

Dos dedos y Brazos

Los dos dedos de la mano derecha estirados señalando hacia arriba y los dos de la mano izquierda significan «como es arriba, es abajo».

Un ejemplo de esto es que el átomo tiene electrones girando alrededor de un núcleo, al igual que el sistema el solar tiene planetas girando alrededor del sol; el ser humano es un Universo en miniatura. Esto es el PRINCIPIO DE CORRESPONDENCIA.

Estas palabras y el gesto que lo acompañan es familiar y bien reconocido por los estudiosos de las doctrinas esotéricas, provenientes de las obras antiguas de Hermes Trismegisto… La frase se usa también en relación a la ciencia, el universo y Dios, pero como Levi lo escribió, haciendo ese gesto, su Baphomet «expresa la perfecta armonía de la misericordia con la justicia».

El Caduceo

En la parte del estómago de Baphomet hay un antiguo símbolo, conformado por dos serpientes enroscadas alrededor de una vara, también asociado al caduceo de Hermes/ Mercurio y la vara de Moshé/ Moisés. El caduceo desde la perspectiva de Hermes y Mercurio simboliza el comercio, la negociación y la reciprocidad; mientras que desde la perspectiva kabbalística en torno a la vara del líder del Éxodo, se refiere al poder de sanación que obtenemos en la perfecta integración de nuestras energías primordiales: Femenino y Masculino, Luz y oscuridad, positivo y negativo…

Innegablemente la la espiritualidad siempre nos inclina a la reconciliación de los opuestos para la ubicación de nuestra consciencia en el equilibrio perfecto.

La imagen de Levi no se trata de cuestión de géneros, sino nuevamente de la integración de los opuestos que al final de cuentas resultan ser dos caras de una misma moneda… El Ser Universal o Primordial compuesto del Masculino y Femenino en uno sólo.

El Pentáculo

Aparece en la frente de Baphomet, el pentáculo es ampliamente reconocido como un símbolo esotérico de los 4 Elementos de la Creación y el Espíritu, así como la integración de los mismos en el hombre. La estrella de cinco picos está ubicada en el tercer ojo del Baphomet, lo que nos recuerda la necesidad de equilibrar dichos elementos en nuestro interior para hallar la apertura de nuestros sentidos espirituales. Las líneas que conforman el trazo de la estrella simbolizan la integración de la Verdad, Amor, Sabiduría, Bondad y Justicia.

Esta estrella representa el TETRAGRAMATÓN, Nombre de Dios de 4 letras que se refiere a la totalidad de los mundos que conforman nuestra realidad… de manera que alcanzar el equilibrio de los Elementos no es más que alcanzar la integración de dichos mundos en nuestra consciencia.

La antorcha entre los cuernos

La antorcha del conocimiento simboliza la búsqueda del conocimiento, búsqueda que indudablemente caracteriza a la humanidad en su viaje por esta realidad.

Como escribió Levi: «La llama de la inteligencia brillando entre sus cuernos es la luz mágica del equilibrio del Universo, la imagen del alma sobre la materia, mientras la llama, está atada a la materia, brilla por encima de ella».

En otras palabras así como Prometeo roba el fuego de los dioses, una metáfora que se refiere a la capacidad del hombre de bajar el conocimiento al mundo físico logrando así el despertar de la consciencia y la iluminación suprema.

La Cabra o Macho Cabrío

Símbolo pagano de la fertilidad y el don de liderazgo, la responsabilidad de ejercer nuestro poder espiritual sobre el instinto animal, pero sin despreciar el poder de nuestro poder creativo humano. Además de tener relación mitológica con el dios Pan de la mitología… la Kabbalah que era la base de Levi, enseña la simbología no sólo Astrológica relacionada con el signo de Capricornio, que habla de la perseverancia y determinación para escalar hasta lo alto pesar de las dificultades del medio y las circunstancias ambientales, y así nutrirse del alimento que solo provee la montaña en su sima. De la misma manera el hombre debe asistirse de la determinación espiritual para alcanzar elevarse sin importar las limitantes externas.

Por qué «macho cabrío y no hembra»… porque evoca a la fuerza y poder masculino que es el que nos provee de la acción. Su color negro nos conecta con la fuerza oscura que todos llevamos dentro y podemos poner al servicio de la iluminación y que también tiene relación con Saturno, regente de Capricornio, el signo de la cabra.

Desde la perspectiva kabbalística el macho cabrío también evoca al don de liderazgo que despierta en el hombre que ha liberado su alma de la esclavitud del EGO. Fue satanizado debido a que las enseñanzas espirituales que profesan la libertad de lamente, el alma y la consciencia, nos guían hacia una vida libre, sin convertirnos en seguidores sino todo lo contrario, hayas nuestra luz y voz interior y tomarla como nuestra guía personal.

Esto iba en contra de las enseñanzas cristianas que catalogaron esto como enseñanzas malignas debido a que Jesús es conocido como el «buen pastor» y su rebaño lo sigue fielmente. Sin embargo el macho cabrío considerado el rebelde va en contra de seguir al pastor…

No voy a entrar en discusiones sobre Jesús, pero desde el punto de la Kabbalah, que es mis base espiritual, él vino a enseñarnos como conectar con el Creador y reconocer nuestro poder como sus hijos, hayar nuestro propio camino interno y no ha convertirnos en seguidores de religiones o doctrinas absolutistas.

Inscripciones

«Solve – Coagula»

Solve et Coagula es una máxima alquímica que significa: disolver y coagular (destruir para construir algo nuevo y mejorado). Los alquimistas entendían la expresión “Solve et coagula” tanto en su sentido literal como metafísico. Para crear nuevas sustancias, era necesario descomponer las existentes. Por ejemplo fundir metales para crear una nueva aleación. 

Pero la transmutación de metales era también entendida como una analogía de la transmutación personal y espiritual de una persona hacia la perfección. Para crear un hombre nuevo era necesario destruir al anterior.

Baphomet en sus brazos tiene las palabras en latín “solve” y “coagula”, que dan la idea de creación y disolución, esto tiene que ver con el principio hermético que dice “el universo es mental”, por lo que es posible crear y disolver cualquier cosa con esta capacidad mental-espiritual.

En la parte inferior de la imagen se ve agua en movimiento, provocado por las lunas en sus diferentes fases, este es el principio que dice “todo fluye y refluye, todo tiene sus periodos de avance y retroceso, todo se mueve.

El Baphomet y su significado Satánico…

Como vimos antes, el concepto del Baphomet quedó marcado como algo maligno desde la matanza que llevó a cabo la Iglesia para terminar con las prácticas Templarias. No fue la resultado causal de la guerra santa la que acabó con los Templarios, en realidad la Orden cayó a manos intensionadas del Papado y el gobierno de Felipe IV quienes padecían de un hambre feroz, ambición y fanatismo por el poder sobre las masas a través de imponer la creencia religiosa.

¿Pero cómo derrocar a una Orden Militar que había sido aprobada originalmente por la Iglesia?

La excusa perfecta fue… son adoradores de Diablo y lo profano. Durante siete años la Iglesia y la Corona se unieron para levantar calumnias y burlas ante las prácticas Salomónicas realizadas por los Caballeros de la Orden del Temple… Detrás de esto, también se sabe que como guardias de los conocimientos y reliquias del Templo de Salomón, los Templarios tenían bajo su poder no sólo riqueza material o económica, sino en concepto de sabiduría, valores que despertaron el interés de Felipe para mantener su nivel y prestigio.

«Felipe deseaba las posesiones y reliquias de los Templarios»

La inquisición francesa procedió a la captura de todo Caballero Templario que pudieron atrapar, se les imputaban más de 100 cargos no sólo en temas de obtención de bienes por medios dudosos, sino por faltar ante la religión proclamada por el Rey, renegando de Cristo, escupir sobre la cruz, practicar la sodomía, homosexualidad, orgías, adoración de ídolos y excesivo secretismo, entre otros… Errores de fe, que prácticamente eran falso y buscaban escandalizar al pueblo.

«Todo eso muy común en las creencias populares medievales sobre la heregía y la magia qeu también dieron origen a la caza de las brujas»

Y al igual que muchas Brujas, muchos Templarios prefirieron morir antes que aceptar falsedades, pero muchos otros también fueron sometidos a fuertes torturas que quebrantaron su espíritu hasta la confesión que de igual forma los sentenció a la muerte.

El mismo Papa intervino para que cesaran las torturas y aprisionamiento contra los templarios, pero fue acusado de herrjía e idolatría lo que significaba deshonra al Papado, de manera que Felipe continuó con una ferviente campaña de intoxicación contra la Orden del Temple y el Papa… Finalmente el Papa no condenó a la orden pero se vió obligado a disolverla en octubre de 1311.

¿Quién satanizó entonces al Baphomet?, creo que ya nos queda claro…

Adelantando un poco más en el tiempo, surgen sectas que se declaran adoradoras del Demonio o Satanás y muchos de ellos como la famosa iglesia de Satán fundada en 1966, adoptaron la imagen del Baphomet, el Baphomet y el pentáculo invertido como símbolos representativos de su credo.

Yo me pregunto… que hubiera pasado si en vez del Baphomet hubieran elegido a la Cruz como símbolo Satánico, ¿hoy todos los que portaran una cruz serían considerados adoradores del mal?

A lo que quiero llegar con todo esto, además de que conozcamos un poco más sobre lo que se oculta detrás de los escándalos y falsas verdades, es que un símbolo en sí mismo, cobra la fuerza y significado que nuestra consciencia e intensiones le adjudique. Nada por sí mismo representa el bien o el mal, ni si quiera la Luz y la Oscuridad son simbolismos de tales etiquetas, pues en el origen todo es una misma cosa, tos se pertenece, se complementa y se integra como un TODO.

«Lo que te choca te checa»

Una frase que nos invita a realizar un auto análisis cuando nos enfrentamos a algo que nos molesta, nos incomoda o incluso nos atemoriza… has una pausa y revisa por qué y para qué, atrévete a observar en tu interior, en tu propia oscuridad, en donde nace la incomodidad ante lo desconocido o lo que no te hace click porque quizás «alguien te dijo» que era malo, juzga por ti mismo, infórmate e investiga y encuentra tu propia verdad y entendimiento y sobre todo, no juzgues ni levantes falsos por tu falta de tolerancia o ignorancia… ya sabemos que la historia esta plagada de muertes gracias a ello.

Que la Luz sea siempre con ustedes, ilumine su camino y les de discernimiento.

Con mucho AMOR,

Stefanie.

Deja un comentario