Pésaj (Pascua)/ El Código Cósmico hacia el Entendimiento de las Verdades del Reino Espiritual…

Como también ocurre con los demás eventos de esta categoría, Pésaj no es una «fiesta de tradición cultural», no es algo específico del judaísmo, no es «la pascua judía»… Sino se trata de un evento Cósmico que pasa para todos al mismo tiempo, lo sepamos o no. Se lleva a cabo cada año desde el 15 de Nisán, mes de Aries,  y la ventana permanece abierta por ocho días.

Es una apertura en el tiempo y espacio, una ventana que se abre para el mundo entero y pone a nuestra disposición el «Código cósmico que nos brinda el entendimiento de las verdades del Reino Espiritual», el cual contiene el 99.9999% de la realidad.

«Si no podemos entender esto, no podemos entender el mundo en el que vivimos»

La Kabbalah nos enseña que hay una inteligencia cósmica omnisciente que incluye y abarca toda la energía del cosmos y que todos tenemos acceso a conectarnos a dicha inteligencia, así como lo hacemos al internet! De manera que si quiero saber cualquier cosa, podemos conectarnos con esa inteligencia cósmica y obtener el conocimiento que requerimos.

Esta Ventana o Apertura Cósmica se lleva a cabo en el mes de Nisán, el mes de Aries, cuando el planeta regente es Marte. Pésaj es un resultado del Universo, de las alineaciones y armonizaciones de lo que ocurre en las alturas.

El libro de Shemot/Éxodo dice sobre el mes de Nisán:

«Este mes es para ustedes la cabeza de todos los meses, el primero para ustedes de todos los meses del año»

Antes del Éxodo de Egipto, sólo unos pocos elegidos (Adam, Avraham, Yitzjak y Yakov) conocían los secretos del Universo, pero durante el Éxodo, este conocimiento se volvió disponible para todos. Esto significa que el conocimiento de la tecnología de la comunicación espiritual y del control del destino fueron entregados a los Israelitas para beneficio de toda la humanidad. De manera que, la responsabilidad y el deber de utilizar estas herramientas es de todo aquel que haya emprendido la lucha contra el EGO de la mano del Creador, en favor del despertar de sí mismo y de la humanidad; recordemos que como en muchas ocasiones anteriores les he dicho, Israel/Yisrael, es solamente un código para referirnos a ese estado de cosnciencia elevado y libre del control del EGO.

Cualquier persona que alcanza este estado de consciencia llamado Israel, es decir que logra la victoria sobre su EGO y lo pone al servicio de la Luz, está perfectamente capacitado para controlar la película de su vida, podrá avanzar, rebobinar y hasta cambiar la cinta!!!

«Nestras vidas pueden cambiar»

Requerimos tener la capacidad de leer los títulos de las películas, para poder elegir la que en verdad deseamos reproducir como experiencia de vida y para ello, necesitamos saber que esto puede hacerse y que además hay un momento específico programado para hacerlo.

El momento óptimo para eliminar la negatividad es cuando el deseo de recibir sólo para uno mismo alcanza su punto máximo. Y esto sucede durante el mes de Nisán, cuando Marte, el guerrero del zodiaco, ejerce su influencia sobre el mundo por medio del signo al que rige, Aries.

Como bien sabemos, Aries simboliza al líder, el primero de la fila de un desfile de doce signos, es el que lidera el camino y da inicio al viaje por la rueda zodiacal. Cargado con la fuerza y el poder de Marte, rige la fuerza de la energía de acción que es responsable de la primavera cósmica y del mundo físico.

«Al controlar la fuerza de Marte podemos controlar el poder de crecimiento y rejuvenecimiento en nuestras vidas»

Permitirnos la primavera personal, tal como lo hace la naturaleza.

De otra forma es como vivir en prisión, sin control sobre nuestra vida, ateniéndonos a los ritmos y tiempos automáticos, sin saber con certeza qué película esperar.

Durante la Ventana de Pésaj podemos revelar el lado positivo de Marte, que es el poder de rejuvenecimiento y el principio de la acción. Sabemos que Marte es el planeta de la guerra y también sabemos que el deseo egoísta de recibir para uno mismo es el motivo original de todas las guerras, de manera que Marte es el canal para esta consiciencia, ya que es responsable de la ilusión de separación que impide que las personas veamos la conexión cuántica entre las cosas.

Este es el secreto de Nisán, Pésaj y la conexión con Marte, que nos permite generar un cambio a nivel de raíz, podemos cambiar nuestra vida y corregir el resto del año de acuerdo con dicho cambio.

La Torah y el Zóhar nos cuentan y explican que el pueblo hebreo que buscaba salir de Egipto bajo el liderazgo de Moshé/Moisés, logró el control sobre su deseo de recibir para sí mismo, eliminaron el deseo egoísta de raíz; es decir que lograron control sobre la energía de Marte en sí mismos saliendo de la «influencia astral» del regente de Aries. Y fue así que pudieron soportar la última plaga, la de la muerte del primogénito, causando que durante dicha plaga el Ángel de la Muerte pasara de largo las casas de los Israelitas.

A esto se refiere el famoso tema de «marcar con sangre de cordero las jambas de las puertas», la sangre de cordero es nuestro Néfesh, el nivel del Alma más básico e insitnitvo en donde se encuentra instalado el programa del Satán/ EGO, de donde surge el deseo egoísta y toda la dictadura de esclavitud en nosotros.

Así el nombre de esta Ventana Cósmica de Pésaj, deriva de este hecho que narra el Éxodo, de manera que si logramos establecer una consicencia espiritual fuerte y genuina durante Pésaj, el caos nos pasará de largo y alcanzaremos la libertad!

Podemos elegir conectarnos con la primavera, el momento en el que el Universo está inundado de energía de vida, de renovación y liberación de las limitaciones de nuestra vieja película. Cuando preparamos una vasija o depósito espiritual adecuado, podemos aprovechar  equilibradamente la explosión de esta energía.

La Kabbalah enseña que cada acontecimiento que ocurre en el Universo es el resultado de la acción humana. Si actuamos proactivamente creamos energía positiva y si somos reactivos creamos energía negativa. Aún cuando no veamos la relación entre la causa y el efecto y la correlación entre los acontecimientos cósmicos y las acciones humanas.

«Si queremos controlar los acontecimientos futuros, debemos controlar la película que estamos transmitiendo»

Algo que necesitamos entender es que desde el momento en el que elegimos la película y esta se empieza reproducir como nuestra experiencia de vida, los sucesos a ocurrir en nuestra vida se imponen de manera estricta, sin libre albedrío. Y sólo hay un momento específico para elegir que película vamos a reproducir, y éste es Pésaj.

Pero hay una herramienta que nos permite expulsar la cinta del reproductor de nuestras vidas… la restricción del deseo de recibir para uno mismo. Y así durante Pésaj podemos elegir una nueva película para todo un año, hasta el siguiente Pésaj.

El Zóhar explica:

La primera película de vida que experimenta una persona es elegida automáticamente en base a sus actos en vidas pasadas, de manera que prácticamente la vida con la que iniciamos al momento de nacer, es una continuación de aquello que experimentamos en vidas pasadas… y esto continúa hasta que tomamos consciencia de que podemos cambiar la película y reproducir una más moderna.

Esto es algo alarmante, pues mientras no tomemos medidas para cambiar nuestra primera película, esta continuará reproduciéndose año tras año y así pasamos la vida entera literalmente viviendo en el pasado, en una vida pasada!!! Sin haber llevado a cabo experiencias nuevas, apredizajes nuevos o nuevo crecimiento espiritual que al final es a lo que venimos.

Pero la buena noticia es que ahora lo sabemos y está en nuestras manos ponerlo en práctica y buscar elegir la mejor película que deseemos ver proyectada como experiencia de vida.

Les deseo ocho maravillosos, poderosos y liberadores días. Que la Luz sea siempre en sus vidas y guíe su camino, que el deseo de sus corazónes de despertar y liberarse sea más fuerte que el deseo egoísta de su EGO.

Feliz Pascua, Jag Pésaj Sameaj… Felíz salto cuántico!

Stefanie.-

 

 

Deja un comentario