Mercurio retrógrado en Piscis.

¡Y empieza de nuevo!

Mercurio tú y tus retrogradaciones… el momento tan necesario para hacer una parada obligatoria, observar, analizar, recibir y luego resolver aquellos asuntos que nos hablan sobre pendientes de nuestra vida pasada.

27328a822f79628d4c9b357f56c6b18e

“Todo planeta retrógrado nos habla de temas karmaticos de esta vida y de nuestras vidas pasadas”

Mercurio es el planeta que retrograda más veces en el año y el día de hoy estamos iniciando la primera retrogradación del año de este maestro que siempre nos deja material de tarea y estudio jajaja

A Mercurio le gusta que prestemos atención, la verdad este señor es el mensajero de los dioses (planetas mayores), su labor es hacernos llegar el mensaje fuerte y claro para que empecemos a hacer el trabajo necesario antes de la llegada de los gigantes espirituales, que es cuando la cosa se pone seria!

Mercurio retrógrado nos pone a trabajar de forma precisa, se le culpa de causar caos en temas de comunicación y tiempo, las cosas se complican a última hora cuando esté mensajero hace su tarea.

De manera general podemos decir que todo aquello que tenga que ver con bloqueos o averías en cuanto a la tecnología y comunicación, se trata de la influencia de este planeta cuando se encuentra en retrógrado. La comunicación se bloquea, las cosas se mal entienden y pueden surgir conflictos o discusiones a causa de ello.

“Los periodos de retrogradación de mercurio duran tres semanas”

La cosa se pone lenta, surge la indecisión, confusión y duda, los contratiempos y pausas obligadas con la intención de invitarnos a la introspección y reflexión de nuestras acciones, no solo presentes sino sobre todo pasadas!

Para este año 2019, estaremos en este proceso desde el 5 al 28 de marzo, con Mercurio retrogradando bajo el signo de Piscis… “magia pura” diría yo!

¿Qué nos trae esta primera retrogradación?

Lo más importante: ¡aprendizaje!

La oportunidad de resolver asuntos del pasado que no nos dejan avanzar… en pocas palabras hacerle frente a nuestros actos pues las cosas se colocan sobre la mesa queramos o no!

Piscis es el encargado de expandir la consciencia, gobernado por dos gigantes espirituales: “Júpiter y Neptuno” pone una enorme y poderosa energía a nuestra disposición. Júpiter es el planeta del éxito, los milagros, la expansión de la vasija metafísica, y la extensión de nuestra habilidad espiritual. Por su parte, Neptuno rige lo abstracto, controla la intuición, la imaginación, la creatividad y el arte. Nos provee con la habilidad de ver y entender más allá de nuestros cinco sentidos.

Ahora, sumemos a este poder dos aspectos:

  1. Que según el calendario kabbalístico, estamos en un año bisiesto y el mes de Piscis – Adar se duplica para que el presente 2019 sea un año de “13 meses”… y tomando en cuenta los códigos de Kabbalah recordemos que el 13 es el número que nos permite trascender la influencia astral. El año bisiesto que indica la Kabbalah ocurre 7 veces, cada 19 años y duplica el mes de Adar – Piscis por ser el mes con el que se culmina el ciclo en la rueda zodiacal. En pocas palabras este año tenemos doble ración de la energía de los peces!!!
  2. Este año, Mercurio entra en retrogradación en el segundo mes de Piscis. Los eventos cósmicos siempre potencian las energías disponibles y tomando en cuenta que Mercurio retrógrado nos ofrece un viaje de regreso al pasado, figurativamente hablando, podríamos decir que nos subimos a la máquina del tiempo para expandir nuestra consciencia y habilidad espiritual y comprender todos aquellos conceptos abstractos que se encontraban limitados en el momento en el que realizamos nuestras acciones pasadas.

ef38981cf3118cbceaa563891a2aabfd

Este Mercurio retrógrado puede resultar muy diferente a los anteriores si accedemos a la energía que nos ofrece y vemos la oportunidad de liberarnos de la influencia astral en el pasado, presente y futuro.

Y arriesgándome a que todo esto se escuche como trama de ciencia ficción, lo único que puedo decirles es que en el conocimiento está la conexión y que si nos abrimos un poquito más que de costumbre puede que logremos conectar y finalmente podamos experimentar personalmente de qué se trata todo esto.

La mejor forma de entender algo es a través de la experiencia propia, pero esto no sucede si no nos arriesgamos, si no nos abrimos a la experiencia, si no nos damos la oportunidad de hacer las cosas de forma diferente a lo que acostumbramos.

Mercurio es el planeta regente de los signos de Virgo (la madurez de los signos de Tierra) y Géminis (el juguetón e inquieto de los signos de Aire), pero al hacer su trabajo en Piscis (el signo más sensible de Agua) estamos hablando de que la característica mental o racional del planeta se sensibiliza permitiendo conectar “mente y sentimiento”, de manera que cuando Mercurio está en Piscis, es una posición en la que buscamos entender el mundo de una forma más intuitiva y emocional. Es decir, la naturaleza mental y práctica de Mercurio se hace un tanto compleja permitiéndonos ahondar en los rincones más sensibles de la mente.

“Sanación a nivel físico y psíquico”

Al ser Piscis un signo muy espiritual, hablamos de un nivel de expansión muy poderoso y profundo que nos puede cambiar la vida. Los sueños se convierten en canales amplificados para recibir información del plano superior así como el análisis de patrones de hace aún más evidente durante esta temporada; lo que nos favorece romper todos esos patrones que llevan ya mucho tiempo repitiéndose en nuestra vida y la del clan almático al que pertenecemos.

“Rompemos patrones, estructuras y creencias limitantes que vienen del inconsciente”

Otro aspecto importante a mencionar es que si tomamos en cuenta que Piscis es el último signo del zodiaco, podemos entender que estamos en la recta final del viaje para iniciar de nuevo un ciclo o año astrológico al momento de que el Sol ingrese al signo de Aries que marca el inicio de la rueda.

Así que hablamos de un final de lujo para abrirnos paso a los nuevos comienzos, no solo de una lo astrológico, sino de un ciclo que para muchos si no es que para todos, lleva ya mucho tiempo al aire.

Sería algo así como el final de la serie que lleva años en la programación, con la que todos crecimos y estamos habituados, pero que no da para más. Puede ser un final digno de recordar, sobre todo si nos damos cuenta de que con un poco de esfuerzo y consciencia muchos estaremos cerrando misiones de vida que nos abren la puerta a un nuevo nivel o estado de consciencia, para algunos conocido como la Quinta Dimensión… Será un período de intensa revisión y de limpieza emocional, energía ideal para iniciar un nuevo ciclo con más conciencia!

Así pues, no me extiendo más en el tema y solo me queda desearles que su primer Mercurio retrógrado 2019 les traiga mucho más que el del año pasado, que los lleve al infinito y más allá y les permita una visión panorámica del pasado, presente y futuro en el que puedan apreciar las semillas, frutos y cosechas de su realidad, les favorezca el entendimiento y apertura de consecuencia y los lleve al crecimiento.

Mercurio retrógrado… estamos listos!

La Tefa.-

Deja un comentario