Luna Nueva en Capricornio…

Le decimos adiós al mes de Kislev/ Sagitario y recibimos a Tévet el mes de «Capricornio»… el mes en el que personalmente celebro que vine a la vida!!!

La Luna Nueva nos visita el 8 y 9 de Diciembre y nos trae una gran oleada de energía de Tierra, el terreno fértil para sembrar todo aquello que deseamos manifestar en el mundo físico. Entramos en modalidad materialista, así que mucho ojo con no excedernos pues no se trata de prestarle atención solo a lo físico y material, sino de aprovechar esta energía para convertir la energía sutil en materia y empezarla a disfrutar y compartir.

La Tierra nos da estructura, disciplina, control, nos da espacio para crecer y una plataforma firme sobre la cual construir. Y este es el mensaje de Saturno, planeta regente de Capricornio, el planeta disciplinado y consistente, el trabajador y calculador, que nos recuerda lo mucho que vale la estabilidad para poder construir cosas firmes y duraderas y que el esfuerzo vale la pena cuando lo hacemos por Amor a nuestra familia quien representa el núcleo o motor que mueve a Capricornio.

 

Saturno representa a la mujer embarazada protegida por la espiritualidad. ” La Vasija”, que nos muestra que cuando usamos las lecciones en positivo en vez de quejarnos, tenemos la capacidad de gestar y dar a luz la mejor versión de sí mismos. Su símbolo muestra en la «cruz», la integración entre lo espiritual y lo físico que baja como una cascada que permite la manifestación de la energía en la materia donde finalmente todo se hace tangible.

Capricornio representa la Columna Derecha de los signos de Tierra, lo cual significa que su energía interna es agua y esto se refleja en el carácter servicial y el gusto por el cuidado hacia los demás de este signo. Los nacidos bajo el signo de la Cabra son tradicionalmente confiables, responsables, cuidadosos, ahorradores y puntuales, son excelentes para los negocios, la contabilidad, la ingeniería, la abogacía y en general cualquier disciplina…

¡Gracias a su gran capacidad de avance y perseverancia que les permite alcanzar todo lo que se proponen!

El perfecto equilibrio entre lo duro e la piedra y la fluidez del agua aportan lo mejor de dos mundos en donde la misericordia y el rigor de forma equilibrada dan frutos de estabilidad muy característicos de este signo tan bondadoso y disciplinado.

Capricornio es uno de los 3 meses más difíciles del año, pero gracias a la festividad de Hannukah, que se acerca hasta los primeros días de Tevet, recibimos una inyección de Luz que nos apoya y sustenta. La razón por la cual es tan difícil el mes de Capri. tiene que ver con su gran capacidad para despertar espiritualmente, ya que la energía material de este signo puede ser un gran reto que necesite mucha voluntad, determinación y deseo por La Luz para poder elevar los pies de la Tierra y conectar con lo sutil y lograr iluminar la materia desde adentro.

A las personas del signo de Capricornio, cuando están muy arraigados a su elemento natural les cuesta sentir fe y confianza en el Creador y las energías sutiles ya que son fácilmente controlados por las fuerzas físicas. Sienten ansiedad por el futuro y les asusta perder la seguridad y estabilidad financiera; estos temores evitan que muchos Capricornio se vuelvan espirituales… esto implica que durante el mes de este signo tengamos una gran oportunidad de trascender todas estas limitantes del mundo físico y muchos Capricornios y cualquier persona en general, puede tener un fuerte y firme despertar!

En este mes aprendemos a poner límites sanos y podemos apreciar aún más el valor del esfuerzo cuando lo equilibramos entre lo material y lo espiritual. (Para conocer más y complementar la info. sobre Capricornio visita el articulo completo del signo AQUÍ).

 

0687d35020a29c9153a38b98baeaa72d

¿Qué nos trae la Luna Nueva en Capri?

 

Despiertan nuestras ambiciones, cobramos el sentido de los plazos y tiempos necesarios para realizar nuestras ideas y proyectos así como la necesidad del orden. Esta Luna es la oportunidad perfecta para establecer metas prácticas y realizables, trabajar en el desarrollo de la madurez y el sentido común, considerar y prepararnos para el futuro, trabajar en la autodisciplina y reconocer nuestras responsabilidades.

Es un tiempo para alimentar nuestros sueños de una manera realista.

Con la energía de Capricornio, regido por Saturno, estamos motivados por la responsabilidad, la ambición, el orden y el respeto sobre todo por nosotros mismos, ya que cumplir con todo lo anterior es una forma de respetarnos y darnos nuestro lugar de forma sabia, sobre bases firmes que nos permitan dar pasos seguros en la vida.

Tenemos a nuestra disposición durante este periodo, el sentido de conseguir resultados tangibles y podemos reconocer lo que es y lo que no es factible de una forma más clara. Esta Luna Nueva es el momento ideal para trazar una planificación muy firme que podemos seguir para el nuevo año, dando un cierre al 2018 de forma ordenada y sembrar todas las semillas que darán los frutos de nuestro esfuerzo para verlas convertidas en realidad en los próximos seis meses, con La Luna Llena en Capricornio el 16 de Julio del 2019.

Así que este fin de semana es una buena oportunidad para tomarte un momento y conectarte a la Luna Nueva y aprovechar su energía para crear tu nuevo plan de vida con proyección hacia el 2019, ponte creativo, traza un plan realista, mejora aquello que no te gustó de este año, proponte cambios positivos en las áreas más importantes de tu vida, cubre todas tus necesidades de forma equilibrada y responsable y sobre todo, marca límites sanos que es lo que realmente nos permite permanecer en equilibrio. Nunca te dejes para después, porque aunque esto suene egoísta es muy necesario, pues de otra forma si estamos mal no podemos dar lo mejor de nosotros para compartir con otros, esto nos conecta con el «el deseo de recibir para compartir».

Con este post me despido de la última Luna Nueva del año y deseo que todas sus metas y sueños sean alcanzados y logren manifestar un hermoso año lleno de cosas buenas, aprendizajes armónicos y mucho crecimiento.

La Tefa.-

 

 

Deja un comentario