Hannukah/ La Ventana Cósmica de 8 días…

Hannukah o la «Fiesta de las Luces»… algunos la reconocen mal nombrada como «La Navidad de los Judíos» porque ha sido asociada a la Navidad dado a que el acontecimiento se da cerca de las fechas navideñas según el calendario Gregoriano. Lo que me lleva a tocar un tema importante con respecto a la confusa manera que tenemos de contar los días y los ciclos en base a los calendarios insituídos por el hombre.

Vivimos en un plano en el que el tiempo y el espacio forman parte de nuestra experiencia de vida, a pesar de que estos dos elementos no son reales, al parecer son necesarios de comprender en cuanto estemos viviendo en el plano físico. Por ello la Torah nos cuenta que desde el inicio de los tiempos ha existido el «calendario Kabblístico», el cual esta basado en la observación y alineamientos de los ciclos del Sol y la Luna, para determinar el curso y duración de los días, semanas, meses y años, pero el calendario no solamente funciona para el conteo de los días… la verdadera razón por la que se nos entregó un calendario «Universal» que lleva el record de La Luna y El Sol, es porque durante cada ciclo existen eventos cósmicos que nos conectan con los planos superiores de una forma, digamos «más sencilla» que el resto de los días; prácticamente es un regalo una especie de elevador o salto cuántico del cual podemos valernos para nuestra evolución espiritual. Estas ventanas ocurren lo sepamos o no y vienen ocurriendo desde el inicio de La Creación, por lo que ningún otro calendario existente que se base solamente en La Luna o en El Sol, puede mostrarnos la fecha exacta de los acontecimientos. Pues es en la totalidad e integración de ambas luminarias que podemos calcular el momento justo de los eventos.

Podrías entrar en controversia y decir que aquellas personas que instituyeron sus calendarios, independientemente del original, casualmente tenían intereses religiosos o de carácter político. Muchos de ellos sabían de la existencia de estas ventanas cósmicas, sin embargo al obligar a la población a guiarse por medio de otros calendarios, estas fechas fueron pasando desapercibidas año tras año, hasta perderse en la historia… o peor aún, mutar a categoría de celebración para conmemorar eventos históricos!!!

La Kabbalah nos dice que ninguna ventana cósmica es una fiesta en realidad, mucho menos una fecha de celebración que conmemore algún evento histórico; si bien en dichas fechas casi siempre se han dado y se siguen dando eventos milagrosos que marcaron la historia, el evento en sí no tiene nada que ver con la importancia de estas conexiones energéticas, sino todo lo contrario… es el poder que emana de estos acontecimientos en el Cosmos, lo que en realidad permiten que grandes sucesos se manifiesten en nuestra vida y en el mundo entero.

Con esto quiero decir, que muchos milagros podrían ser parte de nuestra vida diaria si tan solo empezáramos a entender de lo que se habla cuando nos referimos a las «VENTANAS CÓSMICAS», que al final es Luz en grandes cantidades que se pone a nuestra disposición y que lo único que debemos hacer es «tener la apertura de recibirla en un recipiente adecuado»… nuestra vasija!

 

Portada-menora-Hanukkah-Templo-Jerusalen-Milagro-del-aceite

«La Historia de Hannukah»

Esta historia se lleva a cabo durante el mes de «Kislev» el mes de «Sagitario» que coincide con los meses gregorianos de Noviembre y Diciembre.

La Kabbalah nos explica que a cada mes le corresponden 2 letras hebreas – arameas con las cuales fue creada toda la energía que corresponde al mes y que es aportada al mundo físico para poder manifestar determinados eventos en nuestras vidas en relación a dichas energías específicas; las cuales están regidas por el signo del mes, que con respecto al mes de Kislev, corresponde a «Sagitario» y al planeta que lo rige que en este caso es «Júpiter».

sagitariojupiter

SÁMEJ Y GUÍMEL: Con la letras Sámej se creó a Sagitario y con la letra Guímel a Júpiter. Utilizar estas letras y meditar con ellas nos permite conectar con la consciencia de la energía de este mes en su más profunda esencia y por lo tanto podemos eliminar el caos en nuestra vida y en nuestro mundo.

«A través de las letras de este mes podemos ejercer control sobre el planeta Júpiter y su signo Sagitario, para lograr la manifestación de sus aspectos positivos en nuestra vida».

 

Si has estado al tanto de mis últimas publicaciones, te enteraste de la llegada de Júpiter a casa de regreso a Sagitario y ese retorno hace del evento de Hannukah de este año un acontecimiento muy poderoso e importante que no ocurría desde hace 12 años. (Si no leíste el artículo de Júpiter, puedes hacerlo «AQUÍ»).

Por esta razón respecto a la magnitud del evento de Hannukah, que puede tener un gran impacto en nuestra vida si conectamos con él, es que el mes kabbalístico de Kislev es conocido como «EL MES DE LOS MILAGROS»…

«Hannukah entonces, es el resultado de las fuerzas cósmicas que se transmiten cada año a través de Sagitario y Júpiter».

 

— En este punto del post quiero aclarar que no voy a escribir sobre la historia tradicional de Hannukah que habla sobre la victoria de los «Macabim/ Macabeos» sobre los griegos, aunque en esta historia se nos cuenta el milagro del aceite y las luces por el cual esta ventana cósmica recibe el nombre de » Jag Haurim/ Fiesta de las Luces». No me voy a extender en el tema, no porque no sea importante o relevante, sino porque lo que quiero transmitir es la profundidad del evento cósmico en sí, que al final nos indica que la celebración o fiesta en sí no tiene verdadera importancia o poder en cuando a lo que ocurre en estos 8 días energéticamente hablando. Y quisiera hacer énfasis en ello porque en este año 2018 en especial, el evento cósmico de Hannukah es mucho más poderoso que los años anteriores y posteriores, al menos hasta dentro de 12 años.

Sin embargo, si desean conocer la historia estoy segura que en muchos sitios esta disponible dadas las fechas. Solamente recuerden que cuando les hablo desde la perspectiva de la Kabbalah, no estamos tocando temas de ninguna tendencia religiosa ni siquiera del judaísmo aunque esta sea la religión que más similitudes tiene con la Kabbalah. Pero como cultura general todo es saludable y nos ayuda a comprender la magnitud de la energía disponible al ver el calibre de los acontecimientos que se llevaron a cabo; así que los invito a buscar la historia si así les interesa. —

Dicho esto, continuemos…

Hannukah se menciona en la Torah de una forma oculta o codificada; en realidad todas las «festividades» que se mencionan en la Torah son acontecimientos cósmicos, lo que equivale a decir que durante estos eventos las «Puertas del Cielo se abren», esto quiere decir que específicamente en estos días se nos brinda la oportunidad de conectarnos con ciertas energías que fluyen desde los mundos superiores. Son acontecimientos que nos ayudan a inyectar energía en nuestro sistema.

Para entender esto de forma más sencilla imaginemos que vamos en un recorrido rumbo a un destino específico, vamos en nuestro vehículo por la carretera, pero de vez en cuando necesitamos parar para cargar combustible, estirar las piernas y comprar algo de tomar o para comer, ya que nuestra reserva se ha agotado en el trayecto. Estas paradas estratégicas y muy necesarias para optimizar el viaje y garantizar llegar de la mejor forma a nuestro destino, son lo que las ventanas cósmicas significan para nosotros en nuestro viaje espiritual en este mundo.

Todos los acontecimientos que se dan en el cosmos tienen influencia en nuestra vida, nuestras características y los diferentes aspectos en nuestra vida por ejemplo, son el resultado del efecto que tienen los doce signos y los planetas sobre nosotros. Estos eventos, entonces tienen la intención de brindarnos conocimientos sobre lo que ocurre allá arriba, por decirlo de alguna forma… pero en realidad es lo que ocurre dentro de nosotros si entendemos lo que la Kabbalah nos dice con aquello de: «Como es arriba es abajo y como es adentro esa fuera».

Estas ventanas cósmicas nos enseñan las oportunidades que tenemos de conectarnos con la reserva universal de energía y que podemos hacerlo siempre que nos sintamos débiles energéticamente y queramos recargarnos o necesitemos dar solución a situaciones de caos en nuestra vida, toda esa energía que emana de los planos superiores está allí para ser tomada y utilizada en nuestro beneficio. El hecho de que cada cierto tiempo se abran estas ventanas, no quiere decir que solamente en estos días podamos disponer de dicha energía, sino que lo que prácticamente lo que nos quieren decir, es que estas ventanas son como una especie de «Muestra gratis» de lo que hay… y así como nosotros elegimos o no, tomar y probar de las muestras gratis que nos ofrecen en el supermercado, de la misma forma podemos elegir o no recibir esta luz durante las ventanas.

El hecho es que nos facilitan esta información y esta «energía gratis», solo tenemos que elegir recibirla o no… pero el verdadero mensaje detrás de esto es:

«Que La Luz siempre está disponible para nosotros y que una vez sepamos en dónde y cómo obtenerla, podemos acceder a ella cada ves que lo requiramos»

 

Hannukah nos permite conectarnos con la reserva cósmica de energía de vida, de salud, éxito, seguridad y continuidad… y sí ya seeeee… puede parecer algo que se dice de los labios para afuera, sobre todo cuando estamos acostumbrados a escuchar todas estas palabras que aspiran a la espiritualidad, una vida plena y maravillosa que nos ofrecen todas esas tendencias espirituales muy de moda.

Pero los eventos cósmicos en realidad y específicamente hablando de Hannukah que es el motivo de este post. Son cosas que vienen ocurriendo incluso desde antes de que nosotros pensáramos en existir, es algo natural que a estas alturas de la historia la mayoría desconoce, y mi intención por medio de compartir y difundir esta información es recordarlo, pero sobre todo que retomemos las practicas y conexiones ancestrales, no sólo porque se escuche bonito o yo crea en ello… sino porque he sido testigo en mi vida propia de que las cosas nos pasan cuando nos disponemos a ello y la verdad es que el camino de la espiritualidad es complejo y requiere mucho esfuerzo y entendimiento, porque todo esta en códigos, nada es literal y eso exactamente «el sentido literal», es lo que nos ha hecho dejar de creer en el milagro de La Luz, de que en realidad podemos conectar con ello y utilizarla para crear nuestra propia realidad.

Entender desde lo literal es lo que no nos ha permitido avanzar, pues la verdadera información y significado esta oculto detrás de lo literal y cuando lo encontramos la historia cambia… y cambia de verdad!

Dentro de «TODO» conocimiento hay energía codificada, y cuando digo TODO no solo me refiero a la Kabbalah, sino a TOOOODOOOO. Sentimos la energía en el conocimiento y entonces sentimos el inevitable deseo de conectarnos a esa energía y esta es la razón… y estoy segura que que muchos de ustedes no me dejarán mentir, por la cual es que hemos aprendido tantas técnicas espirituales como Reiki, Meditación de mil estilos, Yoga, Metafísica, Constelaciones familiares, etc., etc. Porque claramente sentimos la energía oculta en todo ello, pero seamos sinceros, no todos logramos conectar con ella y ahí está la razón por la cual muchas técnicas pierden prestigio y credibilidad. Porque nos lo creemos todo desde el entendimiento literal, pero si nos enfocáramos en lo profundo, en lo que se oculta detrás de los códigos que hay en todo, las cosas cambiarían y cualquier herramienta resultaría verdaderamente efectiva.

«Mientras el mensaje contenido en el conocimiento permanezca codificado no podremos conectarnos con La Luz que yace en él y el resultado será la frustración.»

Pero para llegar a esto, se requiere esfuerzo, constancia y determinación espiritual…

La Torah nos cuenta las historias y la Kabbalah nos explica que para entender los mensajes la clave está en los códigos cósmicos, por lo tanto, debemos buscar las respuestas en el Universo.

En el caso de Hannukah, Sagitario y Júpiter influyen en los acontecimientos que se dan durante todo el mes de Kislev y específicamente durante los 8 días de Hannukah. Júpiter es el planeta que rige a Sagitario y si cada año que la ventana se da, es enormemente poderosa, ¿imaginan cómo será cuando Júpiter esta de vuelta?…  Hablamos de poder de expansión y transformación en grande, podemos hacer que cualquier cosa pase en pro de nuestro crecimiento y evolución espiritual!!!

A muchos nos ha cambiado la vida durante este tránsito de Júpiter en Sagitario y los invito a hacer una revisión histórica de sus vidas por allá a finales del 2006 a finales del 2007 que fue la última vez que esto ocurrió…

Júpiter es conocido como el «Gran Benefactor»  y si bien, la Astrología Kabbalística nos aclara y nos explica que cada planeta posee influencias o energías bajas y altas, también nos dice que cuando somos conscientes y aplicamos las herramientas podemos conectar con la energía alta del Signo y el planeta, mientras que cuando vamos por allí en automático lo que obtenemos es una conexión inevitable con la energía baja y probablemente no nos demos cuenta de ello hasta que tocamos fondo.

Conectar con la ventana de Hannukah nos favorece acceder a las energías de alta vibración del «Gran Benefactor». Su energía esencial nos lleva a una conexión muy profunda dentro del sistema del Árbol de la Vida en donde «Ocho Sefirot se ven involucradas» como ocho cámaras a las que accedemos para adquirir la energía más pura y elevada y traerla hasta el mundo físico y esta es la razón por la cual la ventana dura ocho días. Esto es posible solamente si nos disponemos a realizar la conexión y comprender conscientemente lo que hacemos cada uno de los 8 días.

Las Sefirot que se activan en esta ventana son:

  1. Binah
  2. Jésed
  3. Gueburah
  4. Tiferet
  5. Netzaj
  6. Hod
  7. Yesod
  8. Maljut

Cada una de ellas es representada a nivel físico por los brazos de la hannukía que es el candelabro que se emplea en el ritual de hannukah .

f40bb67c9ee859fd0f30cd1f5b0ad31a

4 brazos a la derecha = Columna Derecha, 4 brazos a la izquierda = Columna Izquierda, el brazo central es la Columna Central y representa el origen de La Luz.

Al aplicar la sabiduría de la kabbalah, somos capaces de aprovechar las fuerzas del universo que se revelan en cada ventana cósmica y a través de ellas mejoramos nuestro estado de existencia físico y espiritual. En esto no existe ninguna conexión religiosa, lo que la Kabbalah nos explica es un medio para mejorar nuestra vida y esto implica realizar ciertas acciones para hacer que las cosas caminen y funcionen según nuestras intensiones.

Las acciones requeridas implican actos físicos como por ejemplo el compartir, preocuparnos por los los demás y amar al prójimo. Pero también implica actos de consciencia como el entendimiento de lo que realmente ocurre en el universo en este momento, dado a que «En el conocimiento esta la conexión», entendemos que si no nos damos por enterados, pues estos eventos pasan desapercibidos, pero si aún sabiendo no tenemos entendimiento de ello, solo con el hecho de saber que algo pasa no implica que accedamos a ello.

Puede que toda esta información sea abrumadora al principio, pero de alguna forma debemos empezar a acercarnos a estos aspectos cósmicos y les aseguro que la mejor forma es empezando y sobre todo practicando!

«La verdad te hará libre»

Y esta es la razón por la que es necesario acercarnos a la información aunque al principio sintamos que no entendemos nada… este acercamiento es esencial para permitirnos una verdadera libertad y para poder conectar con la energía que nos ayudará a obtenerla.

Si alguno de ustedes por primera vez en la vida, esta escuchando respecto a Hannukah en este post y tomara la decisión de conectar con la ventana, necesita saber todo lo posible, pues mientras más sepa sobre el tema, mayor será su entendimiento para inclinarse a la practica y allí finalmente conseguir la comprensión total del asunto.

Para saber más sobre la conexión de Hannukah, no te pierdas las publicaciones en mi cuenta de INSTAGRAM, en donde te iré compartiendo día a día la información relacionada a las conexiones durante los ochos días de Hannuakah.

Les deseo un excelente fin de semana.

 

La Tefa.-

Deja un comentario