La magia es algo que haces…

«Nadie puede tomar el espíritu de alguien que lleva la magia en sus venas»

 

Nuestro mundo se mueve por distintos planos pero los cuatro más famosos y reconocidos son «Los Planos Elementales», Físico, Mental, Emocional y Espiritual.

El plano físico domina lo que «Es» y «Está», lo sólido, firme, lo que podemos ver, tocar, oler y percibir… Aquí la repetición de los ciclos es fundamental y por ello la predicción es posible bajo el estudio de la secuencia y patrones, aunque aveces da sorpresas y las cosas parecieran no salir como esperamos.

El plano mental domina lo que «Puede Ser», la razón, la creatividad, imaginación, interpretación, las ideas, la forma de ver y entender lo que pasa en el plano físico. La mente intenta explicarlo todo, aveces acierta y otras veces claramente no y en ese intento solemos convertir las cosas en algo que no son, en nuestro afán de econtrarle lógica a todo y en base a ello creamos o incluso «imponemos» leyes. Lo físico y lo mental van casi siempre unidos pues tienen mucho en común, por lo que a menudo son aliados para imponer la ciencia, el conocimiento y una serie de creencias hasta llegar a un nivel donde «suponemos» que se llega a la VERDAD. Y aunque dentro de la humanidad existen diferentes tipos de personas y grupos sociales con diferentes puntos de vista y creencias, en lugar de que la diversidad pueda enriquecer la realidad que experimentamos en el mundo físico y mental, la tendencia es a querer imponer como propia la «Verdad Absoluta».

Sin embargo a pesar de la lucha que pueda haber en el plano físico y mental a través de la diversidad de ideas, es en realidad el plano emocional el que termina ejerciendo un dominio sobre casi todo!

«Porque al final se hace siempre lo que se siente»

Aquí el pensamiento pierde peso y la emoción tiende a ganar la mayor parte del tiempo, lo físico y la razón se sobrepasan por los sentimientos más profundos y pasionales y las barreras dejan de existir. Este plano es en su mayoría la base sobre la que creemos, lo que nos gusta, la fe, el dogma, la ilusión, las sensaciones, la intuición, sueños, MAGIA y la percepción clara de todo aquello que no podemos ver o sentir en el planos físico y mental. La emoción nos mueve sin importar lo que es real, sólido o razonable.

Existen intereses que mueven nuestras emociones, pero no son tan fáciles de controlar y tienden a ir en contra de lo que se supone que nos conviene y aquí radica la problemática de este plano, pues al tener poco conocimiento y control sobre él y al dejarnos controlar por las emociones, incluso podemos caer en la destrucción. Las guerras por ejemplo, han sido «inspiradas» en base a las emociones intensas del amor o el odio… un hombre puede ir a la guerra por amor a la patria, a una mujer como la historia de Troya o por el contrario por el sentimiento de odio profundo al prójimo como el caso del Holocausto.

La magia es algo que hacemos para influir en el plano físico a través del plano mental pero impulsado por el plano emocional y sus resultados puedes ser sorprendentes pero si no tenemos control de este último plano… también pueden ser peligrosos!

El plano espiritual es vasto es lo que la Kabbalah denomina el 99%, pero para nosotros es apenas una chispa de Luz que la humanidad la mayoría de veces ni siquiera conoce, se siente demasiado lejos para algunos por su percepción de buscarlo hacia afuera, sin embargo es el plano más poderoso y podemos acceder a él en la búsqueda interna. Mientras esto no suceda, lo más profundo que llegamos es al plano emocional y será este el que gobierne sobre los otros dos. Pero si tenemos la persistencia y determinación necesaria de ahondar en nuestras oscuras profundidades como si se tratara del vasto Universo nos sorprendería la cantidad de cosas que encontraríamos dentro del plano espiritual, pues es allí donde radica el TODO, nuestro poder real… el poder del Alma.

Todos tenemos el don de la magia en nuestras venas, en nuestra mente, en nuestro corazón y ese don fluye desde el Alma, sobre todo cuando nos percatamos de que esta allí pues es de allí que emana toda La Luz y el llamado hacia a ella.

Todos podemos manifestar «milagros» y que no quepa la menor duda, sin importar si nos quedamos en casa o salimos a explorar el mundo… si tenemos un trabajo absorbente encerrados en una oficina o nos dedicamos a algo que nos  haga salir constantemente; sin importar la edad, el credo, la condición social o el género, la magia corre por nuestro sistema porque por dentro es lo que nos da vida emanando desde un plano al que todos inconsciente o conscientemente anhelamos llegar!

La magia ocurre a diario en este mundo, donde todo se encuentra en constante movimiento y alquimia y aquel que alcanza el entendimiento de esto y así lo elige, aprende a utilizar la herramienta, a comprender las instrucciones o leyes que gobiernan dicho plano del que surge y por lo tanto tendrá libre acceso a ella.

En un intento de darles a conocer un poco más sobre esto, vengo a compartirles en este post un poco sobre lo que guardamos dentro esperando a ser descubierto.

 

El Origen de la magia…

6a7f94b1321db69d99146ec16bd0c8b9

Existe un libro Kabbalístico conocido como «El Libro de Enoc», en este se narra que existieron Ángeles que estuvieron de acuerdo en «caer de los cielos» para tener contacto con las hijas de la Tierra.

Desde el entendimiento literal, durante siglos se ha creído por muchos, que la historia que narra El Libro de Enoc trata sobre los «Ángeles Caídos» vistos desde un concepto de temor y maldad, todos estos seres se consideran demoniacos, malvados y negativos. Pero como bien saben, si tienen tiempo leyéndome, la Kabbalah es un asunto de códigos donde lo literal es solo el filtro para el que no busca ser entendido sobre los Secretos del Cielo.

El código dice lo siguiente…

  • Estos Ángeles «consintieron», (es decir que fue un acto voluntario)… y esto se refiere a que alguien les pidió, preguntó o sugirió la acción. La Kabbalah nos explica que todo Ángel creado obedece al mandato del Creador sin importar si estos son Ángeles de Luz u Oscuridad, todos responden al Creador, se encuentran bajo sus órdenes y al servicio de La Creación para garantizar el funcionamiento y sus cuidados; y de igual forma al servicio de la humanidad, para asistirle y de aluna forma garantizar su evolución y cumplimiento del plan de vida que hemos elegido.
  • Consintieron «Caer de los Cielos»… La Kabbalah nos explica que el concepto de caída es porque se baja de un nivel muy alto a otro inferior y que no cualquiera estaba en completa disposición de hacerlo, pues «Caer» requiere de densificar la energía para que haya compatibilidad con la materia. Lo que implica un recipiente o envase que pueda aislar la fuerza de la energía espiritual para que no haga corto circuito en el plano físico. Según los sabios esto es como ir voluntariamente a prisión, pues la energía se ve encerrada por un cuerpo en donde será contenida y muchas de sus cualidades se ven limitadas por el EGO que técnicamente tiene gobierno mientras exista un cuerpo.
  • Los Ángeles tenían intención de tener contacto con las «hijas» de la Tierra… ¿por qué dice hijas y no con los hombres o con la humanidad que habitaba en la Tierra?, si ya captas un poco más sobre la Kabbalah entenderás que tiene que ver con el concepto de «Vasija», y dado a que el concepto de «Ángel» se refiere a «Mensajero o Emisario», la Kabbalah nos explica que estos mensajeros tenían una misión que consistía en bajar al plano físico a dejar algo y aquí entra el concepto de la energía femenina (polaridad negativa, energía de recibir, transmutado y manifestadora). Las hijas de los hombres eran quienes podían recibir aquello que los enviados de los planos superiores traían. ¿Pero por qué ellas y no los hombres?… por que así como en el evento del Jardín del Edén, donde Havá era la energía indicada para recibir y por ello la Serpiente se acercó a ella y no a Adam, de la misma forma los Ángeles que estaban por bajar sabían que las mujeres de la Tierra, procedentes de Havá eran las indicadas para recibir pues su energía natural es esa, mientras que las de los hombres es la de dar y si eran los hombres los que recibían, ocurriría lo mismo que en el Jardín y la humanidad «caería» aún más bajo en consciencia…

 

Enoc continúa narrando en su libro:

Lo Ángeles dijeron… «Vamos, escojamos esposas entre las hijas de los hombres y engendremos hijos»

Esto se refiere a depositar en las vasijas semillas que luego darán frutos…

¿Pero de qué se trataban esas semillas?

La Kabbalah nos cuenta que los Ángeles bajaron al Mundo Físico a instruir a las hijas de los hombres con los conocimientos de los secretos de la Magia, el arte del dominio de la mente sobre la materia, las diversas propiedades de la raíces, árboles y hierbas curativas, sobre el estudio de las Estrellas, los Signos del Zodiaco y el Ciclo Lunar.

Sin embargo el gran riesgo con el que contaba el plan desde el inicio, se hizo realidad…

La esencia de estos Ángeles fue introducida dentro de cuerpos que les permitirían transitar en el mundo material por un período considerable de tiempo, que les permitiría realizar la misión de instruir a la humanidad sobre los secretos del plano que sirve como puente entre el mundo físico y el mundo espiritual y que se denomina el plano de «lo oculto».

— El problema es que el cuerpo es el dominio del EGO y este cuando cobra fuerza corrompe las intensiones más elevadas si así lo permitimos; y este precisamente fue el destino de aquellos emisarios. —

Los Ángeles se corrompieron al bajar a la Tierra y luego de habitar un tiempo considerable en ella. La Kabbalah nos explica que fue hasta ese momento y no antes, pues en los planos superiores el EGO no existe, no puede operar puesto que sus dominios son en la materia como El Creador mismo dispuso que sería.

Los Ángeles Caídos, perdieron su consciencia elevada y se vieron seducidos por los deseos del cuerpo y repitieron el error del Jardín en el que el ADN espiritual se volvió a mezclar pero esta vez con materia involucrada y el resultado fue devastador!!! Porque sabemos que desde las leyes físicas y sin un poder de consciencia elevada la materia no puede ser alterada. El resultado para esto fue la destrucción forzada del Diluvio Universal, cuando el Creador vió que aquello no tendría compostura pues el EGO y la pérdida de consciencia fue tal que la humanidad y toda la mezcal híbrida que había surgido no tenía salvación… a excepción de Nóaj/Noé. (puedes ampliar más la info en el estudio semanal de la Torah «AQUÍ»)

¿Pero si todo fue destruido por qué la Magia sigue siendo un mito, rumor o incluso conocimiento para algunos?

79043edb05f9d8497326c6f50e62fed0

Noáj y su familia fueron los únicos sobrevivientes a esa destrucción, junto a las diferentes especies animales originalmente creadas. Llevaba con él mucha sabiduría y la siguió expandiendo generación tras generación, hasta Moshé quien fue el principal distribuidor de toda esta Luz hacia las naciones.

Si bien les mencionaba con anterioridad que todos tenemos acceso a esta sabiduría que no está en ningún otro lugar más que dentro de nosotros, los textos sagrados nos aclaran que de hecho el conocimiento trascendental esta reservado para quienes «dominan sus pasiones»… es decir que la clave esta «en el plano emocional» que es la barrera que nos permite o nos limita pasar al «plano espiritual».

 

Existen dos clases de personas: «libres y esclavos»…

El hombre nace esclavo de sus pasiones pero puede lograr liberarse, pero jamás debemos olvidar que la libertad NO consiste en el libertinaje que sobrepasa las leyes Universales; la libertad en realidad es la obediencia voluntaria de la Ley Divina, entendiendo que si somos «Tzadikim/ Justos», que logran transitar por el camino de la Columna Central que quiere decir que no nos balancearemos ni muy a la derecha ni muy a la izquierda sino en el equilibrio perfecto del 50/50, entonces y sólo entonces podremos llamarnos libres.

La esclavitud de la humanidad ha existido desde tiempos remotos y no desde un sentido físico, sino refiriéndonos a la esclavitud de la consciencia por consecuencia de vivir atados a nuestra emociones. Estamos llamados a liberarnos pues en ello radica la redención final.

Esta es la razón por la cuál el poder de la Magia no es abiertamente conocido ni accesible a todos, pues no queremos ni imaginar el resultado de aquello que surgiría si este poder estuviera en manos de personas intensamente pasionales inclinados a derecha o izquierda en cuando al Árbol se refiere, La Creación simplemente perdería su equilibrio a causa nuestra, qué sería de ella y todos sus habitantes si la sabiduría se confiara a aquellos que ni siquiera logran gobernar su propio yo.

Así pues… no existen pueblos escogidos, ni personas elegidas, somos nosotros mismos quienes a través de nuestro libre albedrío «nos elegimos» dar la oportunidad de recorrer el camino hacia el interior en búsqueda de todo aquello que nos otorga las llaves de esta gran maquinaria para así permitirnos ser dueños y soberanos de nuestra propia vida. Llegar a ello requiere de esfuerzo y constancia personal, pero no estamos solos en esto, los Ángeles siguen presentes guiándonos, pero esta vez para evitar complicaciones repetidas, no tienen permitido «caer» y encarnar a nuestro lado; su guía es ejercida por medio de señales e inspiraciones sutiles que percibimos por medio de nuestra intuición, que es el sentido más poderoso capaz de leer el lenguaje del plano espiritual.

Existen herramientas que también nos sirven de guía y que han existido por años como el resultado de toda esa información guardada y codificada por algunos quienes recibieron la sabiduría de primera mano. El Séfer Yetzirah y El Zóhar son un ejemplo de ello, piezas maestras del ocultismo que contienen más significados que palabras literales y que nos llevan al profundo conocimiento de los secretos de La Creación misma y la Naturaleza contenida en ella, a entender el poder de los elementos con que esta fue creada y las energías combinadas que dan y permiten el origen de todo.

El Zóhar es la representación de La Luz compactada para poder caber en el mundo material, mientras que el Séfer Yetzirá es como una escalera que nos lleva hacia la elevación mediante la comprensión de los 32 símbolos que componen dicha escalera que proporciona el método de discernimiento y aplicación en camino a la ascensión.

Si te preguntabas entonces de dónde viene la magia, quién la inventó o de qué se trata, la respuesta siempre ha estado en tu interior, la magia está allí y ha estado siempre esperando por ser encontrada. Es el puente que nos conecta al mundo espiritual y el temor que en muchos influye radica solamente en el umbral que requerimos atravesar para encontrarla… ese túnel oscuro llamado «emociones», donde radican los aspectos más dolorosos y pasionales del ser humano, aquello que nos mueve y nos invita a la acción. Pero más allá de aquello, hay una Luz, La Luz al final del túnel, La Luz del plano espiritual de donde viene nuestra esencia que es nuestra Alma y que cuando conectamos con ella finalmente somos libres!

La magia no es algo que sucede… la magia es algo que haces cuando adquieres el conocimiento de ti mismo y entonces te permites conocer el funcionamiento de La Creación y los poderes de la Naturaleza. Los milagros no son cosas que pasan, son cosas que hacemos cuando tenemos acceso a nuestro poder personal.

La Tefa.-

 

 

 

 

 

Deja un comentario