4. El Secreto de la Manzana y la Miel en Rosh HaShaná…

¡Shaná Tová y Rosh Jódesh a todos!

Llegamos finalmente a la Ventana Cósmica que abre la puerta al «Nuevo Ciclo» de 365 días… Después de una serie de artículos algo estrictos y duros, hoy quiero compartir un artículo particularmente «dulce», porque no todo en la vida tiene que ser rígido o amargo.

Además quiero desearles a cada uno de ustedes un año dulce como la miel y quiero agradecerles por su aporte energético para crear este espacio, por estar pendientes de las publicaciones y tomarse el tiempo de leerme, compartir y comentar.

RH

Hoy les traigo un código kabbalístico con el que conectamos en Rosh HaShaná que se refiere a la «Miel y las Manzanas» que comemos en este día para tener un buen año.

Pero la pregunta es: ¿Por qué manzanas y miel? y ¿Para qué comerlas?…

La comida posee elementos físicos y espirituales y es parte esencial de nuestra vida ya que debemos comer para nutrir nuestro cuerpo y recargar nuestra energía espiritual; pero más allá de eso, la comida tiene el poder de alimentar nuestra alma. A través de la sabiduría de Kabbalah aprendemos a nutrir el alma con alimentos a un nivel espiritual.

Los sabios nos explican que más allá de ser alimentos para nuestra parte física, la comida también puede ser empleada como herramienta espiritual, nos enseñan sobre el poder que tienen ciertos alimentos durante diferentes aperturas o ventanas cósmicas y la oportunidad que nos ofrecen dichos alimentos junto a estas aperturas para lograr transformar nuestro deseo de recibir para nosotros mismos en deseo de compartir.

Empecemos entonces con la descodificación de estos alimentos:

11f8114047d796073804059e25b9038c

La Kabbalah nos explica que «como es arriba es abajo»

Es así como podemos entender el por qué de la existencia e importancia de los rituales que nuestros ancestros realizaban para determinadas situaciones, los Kabbalistas nos explican que todo lo que existe en el mundo físico tiene una correspondencia en el mundo espiritual, como por ejemplo, una vela encendida bajo las circunstancias e intensiones propicias puede activar un gran poder en el plano superior, el cual bajará hasta nuestro mundo para manifestar algo específico.

c7a93aeba03d04fe1099bd561182118f

Hablando de manzanas y miel…

Hay un a diferencia entre la dulzura de la manzana y la dulzura de la miel.

Primero la manzana nace en un árbol frutal y su naturaleza como la mayoría de las frutas es ser dulce; por otro lado la miel tiene un proceso particularmente especial, proviene de las abejas que son insectos no comestibles y que además pican en defensa propia, sin embargo el néctar que producen es dulce y es mucho más dulce que la manzana.

Esta es una analogía con la vida y aquí es donde empezamos a entender el código…

En la vida experimentamos momentos de alegría en familia, en el aspecto laboral, cuando alcanzamos nuestras metas trazadas, triunfos personales y en cuanto nuestras relaciones; «a todos estos momentos la Kabbalah los clasifica como la dulzura de la manzana».

Por otro lado también experimentamos otra clase de momentos en los que la dulzura proviene de los desafíos que superamos. No todo nos resulta siempre como lo planeamos y en ocasiones hay situaciones complicadas que nos lastiman, nos duelen y nos marcan. Algunas relaciones se acaban, perdemos a personas amadas, no logramos alcanzar lo que deseamos, etc.

A estos desafíos la Kabbala los denomina «picarduras de abeja», pero cuando las superamos nos damos cuenta de cuánto nos permiten crecer, nos transformamos, fortalecemos y definitivamente evolucionamos y entonces empezamos a saborear un tipo de dulzura aún mas dulce que el dulce de la manzana… «la dulzura de la miel», que se ocultaba detrás del dolor.

Todos vivimos en algún momento de nuestras vidas momentos difíciles que aveces parecen ser insuperables, pero que con el pasar del tiempo al volver la mirada hacia atrás podemos ver cómo algo que dolió ya quedó muy lejos y dejó algo invaluable en nuestro interior, que ahora puede verse reflejado en nuestra manifestación física como un resultado positivo y bien ganado de una difícil prueba.

Por eso hoy en Rosh HaShaná, el primer día del nuevo ciclo comemos y compartimos «Manzanas con Miel» y cuando entendemos el código de dichos alimentos comprendemos la energía que estamos activando y programando en nuestro interior.

9e7556cc1090c480a6a49e0d0c48138e

Así que ya saben!… asegúrense de tener manzanas y miel en casa, pueden preparar postres utilizando estos ingredientes o simplemente comer ambos de forma combinada. Espero lo disfruten y tengan una hermosa conexión.

Les deseo siempre lo mejor!

La Tefa.-

Un comentario en “4. El Secreto de la Manzana y la Miel en Rosh HaShaná…

Deja un comentario