La mejor forma de brillar es desde adentro…

Esta semana se empieza a sentir bastante intensa y me atrevo a decir que desde hace varios días ha sido así, quizá no para todos, pero para una buena parte de las personas ya se siente la energía del eclipse que se aproxima para darle la inauguración al mes del Sol 🌞… y no me refiero a LuisMi 😜, sino al signo más brillante del Zodiaco, nuestro amigo el Rey León ♌️🦁👑

Hablemos un poco sobre la intensidad de esta energía proveniente de la Estrella de nuestro Sistema Solar (pueden encontrar más info. en el post sobre Leo 😉👉🏻 Signos de Fuego: Leo…

El Sol influye en nuestra personalidad y esencia y en la polaridad de las mismas, en la manera de expresarnos y en el estilo y marca personal que le damos a nuestras formas de expresión. De él sacamos también la energía para una vida constructiva o auto destructiva.

El Sol es el centro de nuestro sistema solar y todos todos los planetas giran alrededor de él gracias a la gran fuerza que ejerce. Es gracias a su energía que podemos destacarnos y diferenciarnos de los demás…

“ser únicos”

siempre recordando la importancia de no alimentar al EGO; ya que ser único no quiere decir ser mejor que los demás.

Todos venimos a aportar y a compartir con el mundo nuestras características únicas.

El Sol nos provee de energía de vida a todos los seres habitantes de La Tierra, pero también sabemos que si nos exponemos demasiado y sin cuidado a sus rayos poderosos seguramente sufriremos quemaduras importantes!

Este mes la capa de ozono que nos protege espiritualmente de la energía que emana del Cosmos está de vacaciones 😬 y por lo tanto estamos bajo nuestra propia responsabilidad y riesgo.

¿Qué quiere decir todo esto para fines exactos de este post?

Como les menciono arriba, El Sol a través de su gran fuerza magnética atrae a los planetas del sistema solar, lo que se traduce a la vida práctica de la siguiente forma:

Todas aquellas personas que han logrado la capacidad de ✨BRILLAR✨ con Luz propia representan al Sol. Mientras que algunos de aquellos que aún no logran encontrar el switch de auto encendido se sienten atraídos por esa Luz 💡 que otros emanan, como una especie de reacción normal de búsqueda de la propia Luz que viene a estimular este mes de Leo. Podemos llamarlo inspiración en el caso de aquellos que se ven reflejados en los logros ajenos y que aspiran a llegar a sus metas al igual que ellos; pero en otros casos la inspiración queda de lado y se convierte en emulación o copia, lo que resulta dañino para aquel que deja su naturaleza única para convertirse en un doble.

El problema es que para todos aquellos con falta de luz, se corre el riesgo de bajar tanto la vibración que empiezan a perder la identidad y a creer firmemente que la Luz que ven es la propia, cuando en realidad no lo es…

Es cierto que todos somos UNO y UNO somos todos, pero para efectos de evolución y crecimiento espiritual, el esfuerzo personal importa… y mucho!

“Para algunos, La Luz está en juego”

Empiezan las imitaciones, copias, robos o intentos de suplantar la identidad, etc.

En la desesperación por encontrarse a sí mismos pero con el tiempo sobre la espalda a las puertas de un mes tan poderoso como es el de Leo, que nos exige la presencia y seguridad del Rey que todos llevamos dentro… algunas personas se van por la vía fácil y recurren al «tomo lo ajeno y le pongo mi nombre»; como un intento de pasar desapercibido ante la rigurosa energía que baja sobre nosotros para hacernos ver claramente si estamos o no brillando por cuenta propia!

¿Entonces qué pasa?

En definitiva, sean buenas copias o malas imitaciones, todo esto se explica con lo que conocemos como “identificación”, o sea el intento o acción de copiar aspectos de alguien para construir una personalidad de emergencia pero basándose en la de otro.

¡Ojo! Porque también se puede convertir en un patrón que perdure por mucho más tiempo que el que dura el mes de Leo y quizás incluso sea algo que se viene haciendo desde hace mucho tiempo y quede grabado para siempre.

La diferencia con los que quieren imitar es sencilla… en el caso del proceso entre la infancia a la madurez, es válido por tratarse de un reforzamiento de la personalidad. Pero en aquellas personas que directamente quieren ser como otros, que les mueve la envidia y el deseo enfermizo de no quedarse atrás frente a los logros en la vida de otros ya se trata de otro tema que no tiene validez ni justificación.

Pero contra el talento no se puede luchar y menos ganar.

“lo que la naturaleza da no se aprende ni se compra”.

En realidad no debería ser malo que una persona sienta el deseo te tener cosas que otros tienen si es desde la perspectiva de inspiración y no de envidia o de insistir en parecerse a otra persona; no pasa nada pero siempre y cuando se permanezca dentro de los límites sanos que permitan mantener intacta la esencia del individuo y ésta no se pierda por completo hasta el punto de parecer una fotocopia de alguien más.

Pero es a causa de la naturaleza humana EGO, que es muy fácil inclinarse a aplicar aquello que se conoce como “la ley del mínimo esfuerzo” o dicho en otras palabras, que copiar es más fácil que crear algo nuevo.

Pero el Cosmos lo reconoce, la energía que baja es un detector infalible de ésto y nada pasa desapercibido. Todo sale a la luz y lo que más se ilumina es aquello que está en oscuridad…

Lo que quiero explicar aquí, es que con tanta energía en el aire, las cosas se hacen obvias, todo se ve más claro tanto para los que ya tienen la luz encendida y se dedican a darle el mantenimiento adecuado, como para aquellos que aún no consiguen hacer la instalación necesaria.

Entonces hay dos mensajes:

1. Para el que brilla…

Que tu Luz no se opaque con el egoísmo, la superioridad, el ego espiritual, el odio o el miedo.

Mantente firme y humilde para sostener lo que hasta hoy has logrado, sigue en movimiento, en expansión y compartiendo, que es allí donde radica el secreto del crecimiento.

2. Para el que aún no brilla…

Mientras menos te esfuerces más te alejas de tu propia luz!

Deja de ver hacia afuera y de deslumbrarte con lo bueno que ves, busca y escarba en lo oscuro de tu interior hasta encontrar el botón de encendido.

«Tarde o temprano hasta el imitar se hace imposible y entonces ya ni de la luz ajena se saca provecho».

Aquel que quiere copiar pero no puede, termina viendo en el otro lo que no encuentra en si mismo, y al final es una forma de decirse que no se siente feliz ni completo con quién es y con lo que hace.

img_4240

El consejo para aquellas personas que han elegido el camino más corto, “el de la imitación”, es que deben hacer un esfuerzo para sembrar en sí mismos y hacer crecer una personalidad que corresponda a la de ellos mismos. Que sean y se sientan auténticos hasta el punto que no tengan que sentir la necesidad de copiarse de nadie.

Es sano esforzase en dar un giro a su vida, invertir en ellos mismos por y para su crecimiento y madurez. Cuidarse, aprender a amarse y sobre todo a respetarse porque querer vivir a la sombra de alguien más o bajo la Luz de otro, es auto anularse y solamente refleja la falta de amor y valor propio.

Suena o se siente duro, pero si te resuena es porque hay algo que revisar allí.

Así que te deseo para este nuevo mes que se aproxima y que será de mucha, mucha, Luz, que alcances la sabiduría para discernir claramente en qué lado de la polaridad estás… el valor para aceptarlo, la humildad para reconocerlo y la fuerza y determinación para mantenerte en la cima que ya has logrado o para conseguir alcanzarla por mérito propio!

Feliz semana y buena lectura a todos… nos seguimos viendo en los posts de la semana. Hay mucho que aprender y que prepararnos para los acontecimientos que vienen 😉

🧙‍♀️La Tefa!

Deja un comentario