Aries – El Carnero

Por: Stefanie Peláez

«Iniciativa y coraje»

GENERALIDADES:

  • Color: Rojo
  • Polaridad: Positiva (+) = Activo | Masculino | Yang
  • Modalidad: Cardinal, marca el equinoccio del mes de Marzo. Posee energía de iniciativa, nuevos comienzos y liderazgo.
  • Signo opuesto: Libra
  • Casa zodiacal: Casa I
  • Anatomía: Cabeza, cara, ojos, cerebro
  • Mes del calendario Kabbalístico: Nisán
  • Sefirá del Árbol de la Vida: Tiferet
  • Planeta regente: MARTE en hebreo «Madim» que viene de la raíz «Dam» que significa «Sangre».
  • Símbolo: El carnero en hebreo «Talé» que tiene el mismo valor numérico que «Dam» = 44, es decir que el carnero al igual que Marte, también representa la «sangre».
  • Palabra clave: Iniciativa

El Zohar nos cuenta que el carnero tiene como función, absorber y concentrar en sí, todo «el deseo egoísta de recibir para sí mismo» que ronda sobre el mundo, de manera que nos ayuda a alivianar la energía negativa que nos separa del compartir.

El mes de Aries (Marzo – Abril), llega en primavera, en hebreo «aviv»… AVIV se puede dividir en 2 sílabas:

  • AV que significa «padre»
  • IV que tiene un valor numérico de 12

Por lo que la palabra primavera en hebreo significa: Padre de los 12 Signos. Por ello Aries es el primer signo de la rueda zodiacal.

Letras del Mes

Visualizar de derecha a izquierda ←

«Dálet» para Marte y «Hei» para Aries.
Esta combinación ayuda a transformar el fuerte «deseo de recibir para sí mismo» y lo convierte en «deseo de recibir para compartir»

Elemento de Aries

Todos sabemos que Aries pertenece a los signos de «fuego», pero la Kabbalah nos explica que el fuego representa la energía elemental EXTERNA (cuerpo o vasija) del signo Aries, pero su energía interna es de «agua». Aries necesita conectar con sus emociones, saliendo de su cabeza, adentrándose al corazón.

fuego - agua

Sobre el Signo

Aries trata sobre la energía en su estado más natural y básico «energía bruta» que nos impulsa a la acción, se trata de un fuego activo, expansivo y explosivo que nos impulsa a la iniciativa. Regido por Marte, Aries es la energía inicial que nos empuja a la búsqueda de nuestros objetivos y deseos. Es el signo que abre caminos con coraje e impulsividad, es el competido nato, el fuego de los orígenes y la afirmación del Ser.

  • Palabras clave: fuerza, coraje, entusiasmo, independencia, innovación y competencia.
  • Frases clave: “Yo empiezo”, “Yo soy”, “Yo voy”.

Pero toda esta energía de acción puede implicar dominio, arrogancia, impetuosidad y agresividad… debido a su regente Marte/Ares, el dios de la guerra, que contribuye con las actitudes guerreras y agresivas de la energía ariana, sobre todo cuando su instinto competitivo se manifiesta con fuerza.

Su energía bien integrada es un poder increíble para emprender, liderar y tomar la iniciativa; pero su lado sombrío puede transformar todo este potencial en un problema en el que ser pionero se torna en terquedad, ser innovador se torna en la pérdida de enfoque y la arrogancia supera el sentido común. 

«El equilibrio de la energía de Aries garantiza la iniciativa y la realización, superando la pasividad para convertirla en acción continua».

Personas de Sol o AC en Aries

Son individualistas, propensas a centrarse mucho en sí mismas, en sus propios logros y deseos. Son personas que realmente sienten que deben seguir su propio camino aunque eso implique dejar atrás a sus compañeros, familia o pareja. No les gusta que les digan lo que deben hacer, pues insisten en hacer las cosas a su manera. Es el signo por excelencia con consciencia de sí mismo, esto quiere decir que gira y se enfoca en sí mismo con mucha facilidad y frecuencia.

A medida que maduran y evolucionan… un ariano bien integrado, aprende que no es el centro del mundo, sino parte de algo mayor; este entendimiento o realización, en realidad se trata de una de las responsabilidades más importantes para estos nativos, aceptar la idea de que forman parte de un grupo grande que abarca a otras personas más allá de sí mismos… las personas que no desarrollan este tipo de madurez alimentan un comportamiento exigente, egoísta y dominante que les provoca distanciamientos, desprecio, pérdidas y mucha soledad.

La competencia y los desafíos son estimulantes para los nativos de Aries, pues les encanta ganar y probarse a sí mismos y al mundo que son los mejores y los primeros. Son muy independientes y prefieren la soledad. Tienden a ser naturalmente entusiastas y a estar preparados para diversas actividades de iniciativa.

Suelen ser egoístas por descuido… es decir, que en realidad no son egoístas con intención, sino más bien es un resultado de su desconexión con los demás por el exceso de ensimismamiento. Esto no significa que deseen herir los sentimientos de los demás, sino que actúan basándose únicamente en sus necesidades. La energía de Aries se enfoca en construir una individualidad y es por ello que se enfocan más en sí mismos y sus deseos. Por otra parte, son excelentes para ejercer funciones de liderazgo, ejecutivas y de iniciativa. Sin embargo, dar continuidad a ellas quizá no sea una de sus mejores características.

«Suelen ser aquellos que empiezan pero nunca terminan y procrastinan como expertos».

Su esencia es más obstinada y apasionada, pero, si no logra controlar su impaciencia o su comportamiento intempestivo, el entusiasmo podrá desaparecer tan rápido como surgió… se quedan sin combustible y no dan para más, dejando muchos círculos inconclusos en su vida que le van restando energía y sobre todo credibilidad en sí mismo y ante los demás.

Son valientes y aguerridos; tienden a precipitarse en ciertas cosas, poseen una personalidad fiera y se enojan con facilidad (fuego externo), pero se calman de forma rápida (agua interna). Toman el rechazo de manera personal debido a su sensibilidad procedente de su energía interna de agua.

Al ser un signo de fuego, son además de impulsivos, impacientes y todo lo quieren ¡Ya!… aquí y ahora.

Aries es considerado «el bebé del zodiaco», por lo que sus nativos tienden a ser niños eternos, lo que les inclina a la irresponsabilidad. Suelen ser orgullosos y no aceptan órdenes de nadie bajo ninguna circunstancia; toda petición hacia ellos debe apelar a su fuerza dadora (agua interna) y no ser solicitada como una orden. Les gusta dar y lo hacen de forma sincera, pero el elemento fuego los inclina a pedir de vuelta lo mismo que dan.

No soportan la presión y control sobre ellos. Tienden a discutir y quien se atreva a discutir con ellos tiene la batalla perdida pues son tan cabeza dura y necios como el carnero que los representa. Hacen mucho sin parar, pueden pasar mucho tiempo ejecutando, pero no piensan lo que hacen, suelen actuar sin pensar. Es un signo impredecible, nunca se sabe qué pasará con ellos.

Prefieren metas a corto plazo, porque al ser impacientes no soportan las cosas tardadas o que requieran mucho tiempo; esto ocasiona mucha reactividad en ellos ya que se van en contra de la ley de restricción del EGO, que nos enseña a resistir el placer a corto plazo para alcanzar logros permanentes a largo plazo. Tienen el mal hábito de mentir superficialmente y suelen estar muy controlados por su cuerpo, por lo que cumplir son sus horarios de comida y descanso es prioridad para ellos, para poder funcionar en sus labores diarias.

Aries es el signo del guerrero que, en su ímpetu de actuar, puede olvidar la importancia de prepararse adecuadamente antes de entablar un enfrentamiento físico o verbal. A pesar de todo esto, los nacidos bajo el signo de Aries suelen superar rápidamente cualquier frustración o rabia.

El Hombre y la Mujer de Aries (Sol o AC)

El hombre de Aries lleva consigo la aspiración y capacidad para liderar y motivar… el problema es que en ocasiones pueden perder la motivación y dejarlo todo en el arranque. El nativo masculino suele creer que no tiene límites para lograr lo que desea, incluso cuando se trata de dominar a los demás… pero a menudo la vida les muestra que no es exactamente así.

«Si logra renunciar a su aspiración a la omnipotencia, podrá tener energía suficiente para ser un vencedor en todo lo que emprenda, además de convertirse en un buen compañero y una buena pareja».

No les gusta perder, lo que les hace tener discusiones con la familia y ser agresivos en su trato con los demás para imponer su voluntad. No es raro que busquen a toda costa una relación duradera, con una familia sólida y éxito financiero… lo cual no será posible hasta resolver el detalle de su ensimismamiento continuo y deseo de dominio y control.

Las mujeres de Aries suelen transmitir una imagen arrogante a primera vista. En general les gusta circular en las áreas donde los hombres predominan, declarando su lugar con audacia y defendiendo la igualdad. Quieren vencer, llegar siempre en primer lugar, o entre los primeros… ya sea en asuntos deportivos, trabajo duro… nada le representa dificultad, pero toda esa determinación tiene un precio, pues suelen tener dificultad para relajarse y dejar que las cosas fluyan debido a su excesiva necesidad de control.

«La mujer de Aries realmente valora su libertad pero quiere una pareja… la pareja ideal será aquella que tenga sus propios objetivos y le permita perseguir sus metas».

Puede ser extremadamente competente en la carrera que elija, tiene una gran capacidad de lograr el éxito profesional y financiero, así como la energía para gastar todo lo que se ganó… si llegara a renunciar a su poder ariano, convirtiéndose el codependiente, con el tiempo se torna amargada, desdichada, deja de agradecer lo que tiene y vive en la frustración y la queja.

Partes del cuerpo correspondientes al signo

El órgano en que Aries se ve afectado cuando vibra negativamente o en desequilibrio es principalmente «la cabeza», esto es para hacerle recordar hacer una pausa y pensar antes de cada acción y no precipitarse en conversaciones o situaciones.

Las personas nacidas bajo este signo pueden padecer dolores de cabeza o migrañas, así como golpearse la cabeza frecuentemente, problemas de la vista y tumores cerebrales en los casos más extremos.

De igual forma le corresponden también los órganos de su signo opuesto Libra, por lo que los «riñones» que a pesar de ser dos operan como uno sólo, le aportan la consciencia de que puede desarrollar la habilidad de ver las dos partes de una historia y aún ser capaz de tomar decisiones siendo firme en éstas. Por lo tanto podría presentar problemas renales como cálculos o frecuentes infecciones urinarias.

Al presentarse estas señales físicas tanto en la cabeza como en los riñones, es importante atenderlas ya que es un aviso de que hay asuntos a corregir en el plano energético regido por el signo de Aries.

Retos

  • Mantener el enfoque
  • Cultivar la paciencia
  • Aprender a dar sin deseo de recibir de vuelta
  • Conservar mejor la energía y manejarla de forma constructiva
  • Ser constantes y terminar lo que empiezan
  • No dejarse dominar por el cuerpo
  • Controlar su impulsividad y pensar más antes de actuar
  • Salir de sí mismos y aprender a ocuparse y a apreciar lo que está fuera de sí
  • Controlar el temperamento
  • Evitar la prisa y pensar más antes de actuar o hablar
  • Aceptar más ayuda de los demás

Nombre, de los 72 Nombres de Dios:

Meditamos ésta combinación de 3 letras para terminar proyectos que se han comenzado o para alcanzar las metas propuestas. (Los nombres de Dios funcionan para cualquier persona, sin importar su signo natal).

MEDITACIÓN: Estoy dotado con el poder para concluir todo lo que comienzo, especialmente las tareas y metas de naturaleza espiritual.

Nos vemos en el próximo post…

Para profundizar te invito a tomar esta breve clases sobre Aries…

Signos de Fuego: Aries

Duración: 35:13

Valor de la clase: Q50.00/USD $7.00

3 comentarios sobre “Aries – El Carnero

Agrega el tuyo

  1. Reciban el mejor de los saludos. Estoy muy feliz y complacida por toda la información y la generosidad de sus artículos. Gracias.

    Pregunta: Explican que cada signo posee su elemento en el caso de Aries es fuego, pero hablan de un segundo elemento “interno “ (está información es nueva para mi.) que hablando de Aries es “agua”. ¿Cual es la raíz de esta deducción? Quedo atenta. Muchas gracias.

    1. Según la Kabbalah todo está formado por una energía interna y otra externa… como el alma esta contenida en el cuerpo, dos energía que podrían parecer contrarias pero son complementarias.

      De allí que el elemento interno ayuda a equilibrar el externo que es que frecuentemente dominamos mejor según nuestro signo solar.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: