Luna Nueva en Cáncer

El calendario hebreo (Luni • Solar) nos marca la “Luna Nueva” para este 13 y 14 de Junio, dándole la bienvenida al mes de Tamuz ( Jun. 13 – Jul.13) correspondiente al signo de Cáncer, el primer signo de agua de la rueda zodiacal cuyo regente es La Luna!

El elemento agua correspondiente a la columna derecha del Árbol de la Vida, nos habla de la misericordia, emociones, memorias, limpieza y purificación, movimiento, evolución y vida.

Las características de este signo tienen que ver con las emociones a flor de piel, aquellas memorias que activan las emociones, el instinto de proteger a los seres queridos, el preservar recuerdos memorables.

Las personas que nacieron bajo este signo o lo tienen como ascendente, son personas muy amorosas y cariñosas, expresan sus emociones sin reprimir, suelen resentirse con facilidad y tardan un poco en recuperar un estado emocional equilibrado. Así como el cangrejo, viven en las fronteras del consciente y el inconsciente, suelen ir hacia adelante y hacia atrás con mucha frecuencia y facilidad.

Cáncer es el signo que nos recuerda que para evolucionar también es necesario retroceder, nos recuerda que el tiempo no es lineal y que aunque muchas veces sintamos que regresar al pasado es ir en retroceso respecto a nuestro crecimiento, realmente es necesario ir hacia atrás para poder recordar y recoger lo que requerimos llevar al futuro para dar pasos firmes hacia lo nuevo.

Este mes nos trae una refrescante visita a nuestras memorias pasadas, nos dice que algo antiguo en nosotros está a punto de actualizarse con la intención de no perder por completo toda esa información que nos hace quiénes somos. La idea de regresar no es para engancharnos con los dramas y problemas del pasado, sino para que hagamos una especie de actualización biográfica, que recordemos nuestro propósito y punto de partida para evitar perder el camino que nos llevará al objetivo que inicialmente nos trazamos. Vivimos en un mundo lleno de distractores que fácilmente nos empujan a múltiples caminos que si bien pueden servir de atajos o puentes hacia nuestros objetivos, también pueden llevarnos por rutas que nos alejen por completo de ellos.

La energía de este mes, nos invita y de alguna forma nos empuja a volver a casa, al hogar, a ese lugar cálido de donde provenimos y en donde siempre encontraremos ese refugio de cuidados, amor y protección; es una invitación para permitirnos un reinicio pero con continuidad, para recapitular lo que hemos hecho hasta hoy, para permitirnos una nueva mirada al plan original y darnos la oportunidad de trazar nuevamente las líneas hacia lo que de queremos lograr. Es momento para poder ver las cosas con una nueva mirada, una mas clara y consciente, poder determinar que cosas nos siguen interesando y que cosas ya no; y de igual forma poder dar cierres definitivos a aquellas situaciones que no vibran en nuestra sintonía actual.

Esta puerta hacia el pasado, es un evento para elegir qué memorias conservar y cuáles desechar de nuestro sistema, se nos pide cuidar y honrar nuestras raíces y no olvidar nuestro origen!

Entrar en lo profundo hasta nuestra parte más blanda, esa parte que tanto protegemos como lo hace la caparazón del cangrejo… visitar nuestras profundidades nos ayuda a observar nuestras limitaciones, esas zonas de vulnerabilidad en las cuales no nos sentimos muy seguros, para poderlas liberar sin más resistencia. Todas estas zonas blandas, son aspectos de nuestro pasado algunas veces heredadas otras veces experiencias en las que hemos sufrido golpes tan duros que preferimos ocultar tras la armadura para no exponer ante el posible dolor, pero que tampoco hemos permitido sanar al aire libre.

¿Qué aspectos del pasado sigo cargando con dolor?

Esta Luna nos favorece para honrar, reconocer, sanar y soltar cualquier dolor profundo que esté codificado en nuestras células.

 

“Sólo atreviéndonos a observar de nuevo, repasando la información y reconociendo el aprendizaje podemos verdaderamente dejar ir… para entonces poder sanar”

 

d0a6f4e98b8258b68c518883d871b63c

Recordar quiénes somos, es el mensaje de esta Luna Nueva y para ello necesitamos una relación firme con nosotros mismos, enfrentando nuestros miedos más profundos y recordando que el miedo es una emoción que puede fluir como el agua, hasta desaparecer.

“Recordemos que los bloqueos de hoy son las voces silenciosas del pasado”

Las semanas previas a la Luna Nueva, nos muestran las pistas sobre las memorias de miedo que necesitamos trabajar, puede que salgan a la superficie para hacernos una visita de recordatorio. Todas aquellas cosas que hoy nos incomodan y nos tienen estancados tienen su origen en un evento del pasado que con esta energía sumado a nuestro esfuerzo y apertura se muestran de forma clara para darle paso a la solución. Si viajamos al pasado y liberamos esas memorias podemos abrir la puerta al presente.

Es posible que requiramos tocar temas que nos asustan o hemos preferido evitar por mucho tiempo, pero ponerle forma y nombre a lo que tememos nos permite liberarnos.

Toda Luna Nueva es el inicio para algo nuevo, pero todo inicio requiere un final y ese final que se nos pide es hacia todo aquello que no nos permite crecer y avanzar, a los círculos viciosos, creencias obsoletas, los malos hábitos y asuntos sin concluir. Por ello, estos días son propicios para dar cierre a cualquier pendiente personal o con alguien más.

En este día mente y corazón están unidos en energía de calidez, hogar, nutrición, alimentación, amor, protección y conexión.

Para tener una pista mas clara de lo que te conviene trabajar con esta Luna, puedes ubicar en qué casa tienes el signo de Cáncer y buscar en el listado que te dejo a continuación el aspecto que te corresponde. Según en la casa en que se ubique el signo de Cáncer, así será el tema con mayor importancia bajo la energía de esta Luna Nueva durante el mes de este signo.

 

CASAS ASTROLÓGICAS

• CASA 1: LA PERSONALIDAD: Habla de vitalidad, fortaleza e iniciativa. Se la asocia también a los inicios, la infancia y los comienzos.

 • CASA 2: LOS RECURSOS: Representa los recursos personales ya sean materiales, intelectuales, o habilidades y talentos.  Son los recursos de los que disponemos para alcanzar las cosas que nos aportan seguridad y estabilidad.

Nos habla de nuestra escala de valores y del apego o desapego que le tenemos a nuestras posesiones, y del uso que hacemos de ellas.

Se asocia por tanto al dinero, la administración, capacidad y actitud adquisitivas, tendencia al ahorro, deudas, fuentes de ingresos, propiedades, talentos innatos o adquiridos y todo lo relacionado con las herramientas que empleamos para conseguir lo que anhelamos y la forma en que empleamos nuestros recursos, sean materiales o no.

 • CASA 3: LA COMUNICACIÓN: Representa la mente concreta. Se asocia a la forma de pensar y comunicarse. A la agilidad mental, capacidad de aprendizaje y a la habilidad para relacionarse con el entorno.

Habla de nuestra relación con las personas del círculo social más inmediato y cotidiano: hermanos, vecinos… Está relacionada también con los viajes cortos y con las cosas que despiertan nuestra curiosidad y nos motivan a estudiar, viajar, etc.

• CASA 4: LAS RAÍCES: Simboliza el encuentro con los orígenes. Es la casa del hogar y de la familia. Representa la relación con los padres y la imagen que tenemos de ellos, las relaciones a nivel familiar y nos habla de la infancia, raíces, orígenes y tradiciones familiares.Es un área de la vida donde nos sentimos “a salvo” y en intimidad, un entorno al que pertenecemos y con el que nos sentimos vinculados.

Trata sobre lo aprendido en la infancia.

• CASA 5: LA CREATIVIDAD: Creatividad y la auto expresión, donde uno desea brillar, sentirse especial y único y donde conectamos con nuestro niño interno.

Habla de los amores sin compromiso, del tipo de persona que atraemos y de cómo la enamoramos. De cómo nos comportamos en el filtreo y de cómo son nuestros noviazgos.Lo que nos divierte y nos gusta, nuestros hobbies, nuestros juegos. Cómo buscamos impresionar a los demás o hacer que nos valoren.

Representa también a los hijos como creación, proyección o extensión de nosotros mismos, y nuestra relación con ellos y con los niños en general.

• CASA 6: LA SALUD Y EL TRABAJO: Representa el trabajo, la rutina cotidiana y la salud. Nos habla del tipo de trabajo que podemos realizar, de qué forma podemos servir a los demás, de nuestra actitud frente a las obligaciones cotidianas y la subordinación.

Es nuestro comportamiento y actitud en el trabajo y hacia nuestros compañeros, jefes o subordinados.

Está relacionada con los hábitos y costumbres del día a día y con la forma en que administramos nuestro tiempo para llevarlos a cabo.

• CASA 7: LAS RELACIONES: Representa el encuentro con los demás, las relaciones con otras personas que implican compromiso o cooperación. Matrimonio, contratos, sociedades y asociaciones tanto materiales como espirituales.

Es la forma en que establecemos contacto con el tú eres, opuesto al yo soy asociado a la primera casa. Es también la casa de los enemigos declarados, de las separaciones y del trato con el público.

• CASA 8: BIENES COMUNES: Representa las pérdidas materiales, los recursos compartidos, la transformación, lo oculto, la sexualidad y la muerte.

Está relacionada con la muerte y nuestra actitud frente a ella. Pero también con la resurrección, la transformación y la capacidad de regeneración.

Está relacionada con la sexualidad, en un sentido de unión o fusión con la otra persona. Con nuestra actitud frente al sexo y la manera en que lo percibimos.

Se asocia a las herencias, los impuestos y los bienes ajenos que otros nos aportan o que tenemos que administrar.

La curiosidad por lo desconocido, el interés por profundizar en lo oculto, lo misterioso. Secretos, miedos, deseos más profundos no revelados. Clandestinidad.

• CASA 9: VIAJES Y ESTUDIOS SUPERIORES: Representa el exterior, lo lejano. Se asocia tanto a viajes largos, extranjero y lugares lejanos, como a estudios superiores y filosofía, religión, o espiritualidad.

Considerada la casa de los maestros espirituales, está relacionada con el interés por entender el porqué de la vida. Con la necesidad de ampliar nuestros conocimientos hasta comprender. Con la búsqueda y transmisión de sabiduría. En la Casa 9 se crea nuestra verdad particular, la verdad bajo nuestro punto de vista.

• CASA 10: REALIZACIÓN Y VOCACIÓN: La realización social, la sensación de haber cumplido con nuestra tarea o alcanzado un objetivo.

Representa la vocación, el trabajo vocacional. Está relacionada con el status, éxito y reconocimiento social, y en cierto modo es nuestra aportación a la sociedad.

Se asocia también a la autoridad y al poder, a las personas que lo ejercen (superiores, profesores…) y nuestra relación y actitud frente a ellas.

• CASA 11: AMIGOS Y GRUPOS: Representa los amigos, el trabajo en equipo y los proyectos. Está relacionada con las amistades y los grupos o asociaciones de los que formamos parte. Con la integración y la vida social y con los maestros y personas de quienes podemos aprender.

Representa también los sueños, esperanzas, ideales, proyectos y anhelos con respecto un grupo.

• CASA 12: EL INCONSCIENTE: Representa el plano psíquico, la intuición y el inconsciente colectivo, simbolizando un área de la vida más allá de lo personal. También se asocia a los enemigos ocultos (p.ej. ladrones).

Habla de potencialidades y debilidades ocultas o desconocidas. Cuando éstas son conscientes, surgen los miedos, complejos e inseguridades, pero también surgen cualidades positivas si los planetas que están en la casa son fuertes.

 

Como siempre, recuerda que los nuevos inicios siempre son oportunidades para hacerlo mejor.

Que disfrutes La Luna!!!

La Tefa 🙂

 

Deja un comentario