11 de Mayo

Mercurio entra en Géminis

Mercurio llega a su domicilio, llega a casa y se instala cómodamente como nosotros lo hacemos cuando llegamos a casa…

Es el planeta de la velocidad, la mente y la palabra, siendo los últimos dos, aspecto en los que se gesta la creatividad. Guía nuestra forma de pensar, nuestro enfoque y el estilo de comunicación, se encarga de regular el lenguaje, la escritura, la percepción, el aprendizaje y la evaluación de datos. Es el mensajero que ayuda a transformar las ideas nubladas que se manifiestan en la mente en pensamientos nítidos y tangibles, por ello, representa al pensamiento objetivo y racional.

Identificado astronómicamente como un planeta “mutable”, Mercurio es un planeta que se mueve muy rápido y destaca notablemente por su gran versatilidad e influencia sobre nuestra vida diaria.

Cuando el rapidito del Sistema Solar llega a su casa en Géminis hablamos de un intelecto lleno de versatilidad, dinamismo y originalidad. Los procesos de formación y de información se basan en la rapidez, surge facilidad para la expresión tanto hablada como escrita, buena capacidad para enseñar a los demás.

Al tratarse de un planeta personal su tránsito en este signo influye en gran escala en los acontecimientos de nuestra vida cotidiana y su impacto en los otros signos trae una pequeña inestabilidad al nivel de los estados de ánimo, lo que tiene repercusiones en el entorno familiar, social o profesional.

El papel de Mercurio es manejar intelectualmente nuestras emociones

Y durante este tránsito, nuestras percepciones y nuestras emociones a veces serán empujadas o incluso desequilibradas sin razón aparente. El efecto positivo de Mercurio se encuentra en nuestra forma de comunicarnos, nuestra forma de actuar, nuestra adaptabilidad lo cual se mejora o facilita de manera óptima; de manera que podemos aprovechar toda esta  energía explotando y practicando nuestras habilidades para expresarnos y comunicarnos de forma asertiva.

 

Stefanie.-