10 de Mayo

Saturno Retrógrado en Acuario

En la Astrología Kabbalística se considera a los planetas retrógrados (Rx) como un mayor potencial de crecimiento espiritual.

Cuando hablamos de Saturno nos referimos al planeta de las lecciones kármicas, la autoridad, responsabilidad y la seguridad en nosotros mismos, por eso cuando está en retrógrado se pueden percibir ciertas dificultades en estas áreas.

«El señor de los anillos es aquel que nos enseña los deberes y las más duras lecciones, con el propósito de ayudarnos a evolucionar»

Para este año, tendremos a Saturno retrógrado durante 140 días a partir del 10 de Mayo (casi medio año!!!)

Bajo la energía de este tránsito podemos sentir que tenemos la necesidad de desafiar la autoridad pero al mismo tiempo hay tendencia a dudar de nuestras propias ideas, lo que nos hace sentir muy vulnerables. Sentimos también que lograr nuestros objetivos tarda un poco más de tiempo que el habitual, algo parecido a lo que pasa con Júpiter retrógrado, pero en este caso es más producto de nuestras dudas y la necesidad de aclararlas.

Hablemos un poco de Acuario…

Signo fijo de Aire que posee la energía del cambio por excelencia, energía intelectual, manejo del pensamiento y la comunicación, las ideas, palabras y procesos psicológicos. También mueve todo aquello que tiene que ver con socializar y la inventiva.

Tomando en cuanta las propiedades de Acuario al unirlos con Saturno Rx podemos entender que ésta retrogradación es una invitación a atender nuestras responsabilidades y examinar aquellas situaciones que no nos permiten marcar sanos límites para sí mismos y con otros. Se pone bajo la lupa la búsqueda de la individualidad para un mejor desarrollo de vínculos sociales positivos y menos tóxicos o falsos.

Es un momento importante para reflexionar sobre nuestro lugar en el mundo, preguntarnos quiénes somos en verdad, qué estamos haciendo y hacia dónde vamos…

La energía de Saturno Rx en Acuario puede hacer que sintamos mayor deseo de libertad y es probable que empecemos a ser conscientes de aquellas cosas que nos hacen sentir amarrados y tengamos ganas de soltar dichas ataduras. Lo importante o la sorpresa que esto puede traernos, es darnos cuenta que dichas ataduras son auto impuestas e incluso podrían ser ilusorias, pues la verdadera libertad es un estado que depende de nuestro interior y no precisamente de agentes externos.

Así es que esta energía puede ser muy positiva si se sabe usar sabiamente, pero también puede llevar experimentar profundos estados de duda y dolor.

«Momento de preguntas existenciales»

Durante estos meses mientras Saturno se encuentre retrógrado es un momento, que de forma voluntaria o inconsciente, pueden surgir las famosas preguntas de los planos superiores: quién soy, a dónde voy, de dónde vengo, qué hay más allá de todo esto, cuál es mi propósito, etc. Enfrentarnos a esta clase de preguntas suele venir acompañado de «crisis existencial», lo que no precisamente es algo negativo sino todo lo contrario. Sin embargo puede ser especialmente complicado para las personas nacidas con Saturno en Acuario (aquellas que estén por cumplir los 30 años), pues estarán experimentando el famoso «retorno de Saturno», de manera que esta retrogradación va directo a la médula creando una fuerte energía que propicia el planteamiento de aquello que verdaderamente se desea en la vida.

Pero en general para todos nosotros será una época para poner en perspectiva todo aquello que tenemos y donde estamos, se despierta naturalmente el deseo de buscar la vía de crecimiento personal y dejar salir nuestro máximo potencial. Lo que si es seguro, es que definitivamente esto no es fácil, pero no por eso debe de ser sufrido!

Podemos hacer las cosas llorando o cantando… la diferencia radica en nuestra actitud para emprender el reto, de manera que en la resistencia encontraremos la presión y dolor suficiente para llorar, mientras que aquellos quienes trabajen proactivamente para superar el desafío lograrán enromes avances en su vida personal.

Agenda de lecciones con Saturno:

• Reconocer la sana necesidad de marcar límites a nivel de relaciones de pareja y sociales, esto nos permite fortalecer lazos y cultivar relaciones que nutren.

• Cambiar la actitud ante la forma de enfrentar los obstáculos que se nos presentan en la vida.

• Hacernos conscientes de todos esos asuntos que no nos dejan avanzar a nivel personal y que generalmente son obstáculos que nosotros mismos creamos para autosabotearnos.

• Crear y experimentar maneras de liberarnos de las ataduras autoimpuestas.

• Dedicar tiempo y espacio para ordenar nuestra vida, lo que nos puede hacer sentir con el mundo de cabeza, pero es necesario para crecer.

 

Ha sido un año de muchos cambios, algunos de forma obligatoria, pero no olvidemos que donde existe la posibilidad de cambio existe la transformación y el crecimiento.

 

 

Stefanie Peláez.-